Cazan a un repartidor robando comida del pedido de uno de sus clientes
  1. Alma, Corazón, Vida
¡USANDO SUS MANOS!

Cazan a un repartidor robando comida del pedido de uno de sus clientes

Un vídeo en el que se ve a un repartidor rellenando su propio tupper con la comida de un pedido que tenía que entregar se ha hecho viral en las redes sociales

Foto: El repartidor roba comida y va rellenando su propio tupper (YouTube)
El repartidor roba comida y va rellenando su propio tupper (YouTube)

Si el sector de la comida a domicilio había experimentado un gran ascenso en los últimos años, con la pandemia esas cifras se dispararon. Quien más quien menos se ha apuntado a alguna de las múltiples aplicaciones que permiten pedir todo tipo de comida para que se la lleven a casa, dejando la pertinente propina (aunque no siempre) al repartidor.

Lo que la mayoría de esas personas no pensaría en ningún momento es que ese repartidor que recoge su pedido en su restaurante favorito y se lo lleva a casa iba a robarle parte de la comida. Pero eso es, exactamente, lo que ha sucedido en Chicago, donde han cazado al encargado de llevar un pedido robando parte de los alimentos.

Un vídeo que circula por las redes sociales se ha hecho viral. En él se descubre cómo un repartidor se sienta tranquilamente en una acera y va abriendo uno a uno los contenedores de comida del pedido que lleva. El hombre no duda en ir quitando parte de la comida de cada tupper para ir colocándola en su propia fiambrera.

No parece la primera vez

El repartidor no tiene ningún problema en utilizar las manos para ir robando lo que parecen piezas de pollo o carne. Tampoco duda en coger un puñado de espaguetis con sus manos para trasladarlos a su tupper e, incluso, parece dudar si robar un poco de sopa a modo de condimento para toda la comida anterior que ha robado.

El repartidor no duda en usar sus manos para robar la comida del pedido que llevaba

Finalmente, y después de llenar su propia tartera hasta los topes, el hombre devuelve los contenedores de comida de restaurante a la bolsa en la que venían, coloca el tiquet y lo grapa para que parezca recién salido de la cocina. De esa manera, en caso de que se produzca alguna queja, el cliente pensará que el repartidor no ha tenido nada que ver.

El vídeo ya ha superado las 300.000 reproducciones y muchas de las personas que lo han visto se muestran sorprendidas por la facilidad que tuvo el repartidor para cometer su fechoría. Otros se preguntan "cómo no se darán cuenta" cuando la comida llegue a su destino, pero eso es algo que no sabremos ya que las imágenes se cortan cuando el repartidor se marcha a entregar el pedido.

Comida a domicilio Vídeo
El redactor recomienda