Un repartidor salva a una niña que se cayó por el balcón desde un piso 12
  1. Alma, Corazón, Vida
EN VIETNAM

Un repartidor salva a una niña que se cayó por el balcón desde un piso 12

La pequeña terminó con una pierna y un brazo rotos, casi nada para lo que podría haber pasado, mientras su salvador solo sufrió un esguince

placeholder Foto: La niña se precipitó al vacío desde una altura de 12 pisos (YouTube)
La niña se precipitó al vacío desde una altura de 12 pisos (YouTube)

Un milagro. Solo así se puede calificar lo sucedido este domingo 28 de febrero en Hanói, la capital de Vietnam. Allí, un repartidor se ha convertido en un héroe después de salvar a una niña de apenas 2 años de edad, que se precipitó desde el balcón de su casa, en el piso 12, y que salvó su vida gracias a la arriesgada acción de su particular ángel de la guarda.

Tal y como publica el periódico local Vietnam Times, los hechos sucedieron cuando una niña de dos años jugaba en el balcón de su casa, en un bloque de apartamentos del centro de Hanói. La pequeña consiguió trepar por los barrotes del balcón y colocarse peligrosamente sobre la cornisa, mientras un vecino grababa la escena sin poder hacer nada por ella.

Después de algunos segundos que se hicieron eternos, la pequeña termina soltándose de la barra y cayendo al vacío. Sin embargo, lo que iba a ser una muerte segura quedó en una pierna y un brazo rotos gracias a la actuación de Nguyen Ngoc Manh, un repartidor de 31 años que presenció toda la escena y que se jugó su propia integridad para tratar de salvar a la niña.

Salvó su vida

Manh fue testigo de todo lo que estaba pasando desde el interior de su furgoneta de reparto y no dudó en actuar: "Estaba sentado dentro de la furgoneta esperando para entregar un pedido a un cliente del edificio de enfrente cuando escuché el llanto de un bebé. Al principio, solo pensé que su madre le había gritado, pero después escuché a alguien gritar pidiendo ayuda".

Nguyen Ngoc Manh, un repartidor de 31 años, se jugó su integridad para salvar a la niña

El repartidor explica que cuando sacó la cabeza de la furgoneta, se dio cuenta de la situación: "Vi a una niña saliendo del balcón, así que salí del coche de inmediato y encontré la forma de acceder al edificio. Me subí sobre un tejado metálico de unos 2 metros de altura para buscar la posición más adecuada para tratar de coger a la niña".

El hombre vio cómo, finalmente, la niña caía desde el balcón, así que estiró los brazos para poder cogerla: "Afortunadamente, el bebé cayó en mi regazo y los dos aterrizamos sobre el tejado. La abracé y luego vi que le salía sangre por la boca, estaba muy asustado". Sin embargo, había logrado salvar la vida de la pequeña.

La niña fue trasladada rápidamente a un hospital, donde le diagnosticaron la rotura de una pierna y un brazo. El repartidor, por su parte, solo sufrió un esguince, pero está feliz por haber ayudado a salvar una vida.

Vietnam Vídeo Niños
El redactor recomienda