Complejo de héroe: qué es y por qué es peligroso serlo en el trabajo
  1. Alma, Corazón, Vida
dar, dar, dar

Complejo de héroe: qué es y por qué es peligroso serlo en el trabajo

Son aquellas personas que manifiestan una auténtica necesidad por volcarse en los demás y ayudarlos. Y, por supuesto, puede traer problemas

placeholder Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Quizá te has cruzado alguna vez con uno de ellos, aunque no lleven capa, o quizá lo eres tú mismo y no te has dado cuenta. Los héroes han formado parte de la historia del ser humano desde sus inicios, como demuestran los antiguos griegos que ya adoraban a Aquiles o Heracles, semidioses con extraordinaria fuerza que ayudaban a los más débiles y eran honrados por todos.

En la actualidad, en un mundo cada vez más secularizado, les hemos añadido un 'súper' delante y son los protagonistas de todas las producciones que arrasan en taquilla, pero en realidad sigue siendo lo mismo. 'Pantera negra', 'Wonder Woman', 'La liga de la justicia' son solo algunos ejemplos, y la lista sigue en un universo cada vez más extenso y variado.

placeholder Los trabajos de Hércules.
Los trabajos de Hércules.

No es casualidad que cada vez que una de estas películas se estrena sea un rotundo éxito. Algunas teorías incluso apuntan que en periodos especialmente convulsos el auge de estas películas se dispara: por ejemplo, tras el 11S comenzaron a rodarse algunas películas que aún siguen vigentes, desde 'Los cuatro fantásticos' a la saga 'X Men'.

Algunas teorías incluso apuntan que en periodos especialmente convulsos el auge de las películas de superhéroes se dispara: sucedió, por ejemplo, tras el 11S

Visto de esa manera, parece que el héroe (o el superhéroe) solo tiene puntos positivos y todo el mundo desearía emularlo. Sin embargo, a la hora de la verdad, podría no ser todo de color de rosa. Aquellas personas que manifiestan una auténtica necesidad por volcarse en los demás y ayudarlos, hasta el punto de entregarse a una causa sin pensarlo, son aquellos con 'complejo de héroe', y aunque a primera vista pueda parecer un comportamiento digno de admirar, como veremos a continuación puede traer bastantes problemas.

Una lacra en el ámbito laboral

Si bien hay que dejar claro que en términos psicológicos no hay un manual que estipule si sufres este complejo o no según qué síntomas, hay ciertos comportamientos que pueden dejarnos claro este patrón. Remontándonos en el tiempo, el escritor Pierre Audiat inventó aquello del 'síndrome de Aquiles', que describiría esas actitudes heroicas que, en realidad, disimulaban la incapacidad. La persona en concreto se pondría una máscara o armadura para no mostrar nunca sus debilidades o verdaderos sentimientos, tratando de esconder su talón de Aquiles.

Aunque parecido, el término 'complejo de héroe' se utiliza principalmente en el ámbito empresarial, y Chris Drucker fue de los primeros en mencionarlo, aunque de manera positiva: según explicó en un podcast, serían aquellas personas emprendedoras y valientes que asumen riesgos más allá de sus límites. Sin embargo, el héroe en la empresa puede ser contraproducente, pues la necesidad de aceptación (fruto de una baja autoestima) unida a la creencia de que él es el único que puede hacer las cosas bien son una bomba de relojería.

Su necesidad de aceptación (fruto de una baja autoestima), unida a la creencia de que él es el único que puede hacer las cosas, puede ser una lacra en el ámbito laboral

Tomar las riendas de la situación siempre, sobre todo en aquellos trabajos en equipo, puede ser un problema, sobre todo para el héroe en cuestión: muchas veces es poco realista y no tiende a conocer sus propios límites, por lo que acaban teniendo más responsabilidades de las que deberían, y no pueden lidiar con todas. Asimismo, su carácter puede parecer arrogante, lo que también provoca fricciones con los compañeros de trabajo. Al final, el héroe se desocupa de su propio trabajo por ayudar a los demás constantemente, creyendo que si no lo hace no podrán salir adelante.

Extrapolable a otras situaciones

En realidad, aunque como decíamos es un comportamiento que principalmente se da en las empresas, se puede extrapolar. En las relaciones amorosas, por ejemplo, el héroe (o salvador, pues también se suele hablar de 'complejo de salvador') sería aquel que constantemente ha de resolver los problemas de su pareja y ser aquel barco en el que puede amarrarse siempre, para mantenerse a flote. Como es lógico, aunque ser generoso es una virtud, cualquier relación sana debe basarse en la reciprocidad y resolver los conflictos de los demás no les permite adquirir confianza para hacerlo por ellos solos. De lo contrario, el salvador también se acabará sintiendo saturado y puede culpar a su pareja de esta sensación.

Algunos se atreven a extrapolar este síndrome a aquellos 'salvadores blancos' que suelen viajar a países en vías de desarrollo con la idea de que podrán ayudar a las personas que viven en ellos

Y algunos se atreven incluso a extrapolar este síndrome del salvador o de héroe a aquellos 'salvadores blancos' que suelen viajar a países en vías de desarrollo con la idea de que podrán ayudar a las personas que viven en ellos. Una forma más de eurocentrismo con la que muchos piensan que, por ser blancos y occidentales, están capacitados para resolver los problemas de los autóctonos de otras tierras, mediante una industria que mueve millones y que se exalta en redes sociales por parte de los jóvenes e influencers, que son uno de sus objetivos más potentes y que perpetúan estereotipos con esta mezcla de voluntarismo y turismo de experiencia.

Al final, como decíamos anteriormente, ser generoso es una virtud, pero dar continuamente sin esperar recibir a cambio no es beneficioso ni para el que da ni para el que recibe. Y, siendo sinceros, eso de ser héroe tampoco parece la panacea, no está muy agradecido ni bien pagado. Ya sea por un talón o por la kryptonita, al final todos tenemos nuestros puntos débiles.

Trabajo Curiosidades
El redactor recomienda