La anciana de 94 años que ha cumplido el sueño prohibido de llevar un vestido de novia
  1. Alma, Corazón, Vida
En Estados Unidos

La anciana de 94 años que ha cumplido el sueño prohibido de llevar un vestido de novia

Cuando su nieta, Angela Strozier, escuchó la historia de su abuela y las burlas que había padecido, decidió reservar cita en la empresa David's Bridal

placeholder Foto: Martha Tucker no tenía permitido entrar a tiendas de ropa para novias por el color de su piel (Unsplash)
Martha Tucker no tenía permitido entrar a tiendas de ropa para novias por el color de su piel (Unsplash)

Martha Tucker es una mujer de 94 años que se casó en 1952. El que podría haber sido el mejor día de su vida se ensombreció un tanto al descubrir que no podía entrar en una tienda de vestidos de novia debido a su raza. Nacida en Birmingham (Estados Unidos) y discriminada por su piel, la mujer "ni siquiera pensaba en comprar un vestido de novia porque sabía que no podía entrar al establecimiento", ha recordado Tucker.

Cuando su nieta, Angela Strozier, escuchó la historia de su abuela y las burlas que había padecido, decidió reservar cita en la empresa David's Bridal para que la anciana se probase un vestido. Según una entrevista referida por Newsweek, varios familiares acudieron al establecimiento para sorprender a Tucker.

La joven describió a su abuela como "una persona generosa" que luchó por defender su derecho al voto. En 1963, Tucker se convirtió en una trabajadora electoral, un deber que mantuvo con orgullo hasta después de las elecciones de 2020, que decidió que sería el año de su jubilación.

Una cantante de gospel

Mientras criaba a sus hijos, Tucker trabajó como ama de llaves, así como en el departamento de nutrición de un instituto, antes de jubilarse a mediados de los 70. También dio clases de canto y formó parte de varios grupos de gospel a lo largo de su vida. Ahora, es la miembro más veterana del coro de su iglesia.

"Quería que entendiera que un sueño aplazado no tenía por qué serle negado", ha indicado Angela Strozier. La mujer afirma que su abuela es para toda la familia una verdadera heroína y que "cuando nos confiesa que desea hacer algo, intentamos materializar su deseo".

Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda