Emigra a Estonia en busca de trabajo y consigue empleo y novia en menos de un mes
  1. Alma, Corazón, Vida
Originario de Argentina

Emigra a Estonia en busca de trabajo y consigue empleo y novia en menos de un mes

Antes de que el mundo se sumiera en la pandemia derivada del coronavirus, Mateo Pomba decidió mudarse al país báltico

placeholder Foto: "Es como un pueblo muy grande" (Creative Commons)
"Es como un pueblo muy grande" (Creative Commons)

Mateo Pomba es un hombre de Santa Fe (Argentina) que, aunque tiene 33 años, ha vivido en Brasil, Australia y Estonia. Puede que alguno piense que Pomba es hijo de un diplomático. Sin embargo, es en realidad un joven que, con la esperanza de encontrar una mejor calidad de vida, ha ido cambiando de hogar. Su último destino es Estonia, país que descubrió gracias a Google y en el que encontró un trabajo y el amor en menos de un mes.

En diciembre de 2019, antes de que el mundo se sumiera en la pandemia derivada del coronavirus, Pomba decidió mudarse al país báltico. El argentino ha contado a Clarín que Estonia "es como un pueblo muy grande". Según él, es bastante similar a Humberto Primo, el lugar que le vio nacer.

Foto: Su perfil en TikTok aglutina 65 millones de seguidores (Instagram)

Humberto Primo es una provincia del litoral argentino en la que Pomba vivió hasta los 13 años. "Era muy linda vida en Argentina, no necesitaba nada", ha recordado. Sin embargo, su situación cambió en 2001, cuando "se vino todo abajo".

Nueva vida en Brasil

En ese momento, la familia emigró a Brasil como consecuencia de la crisis económica y puso en marcha una empresa textil. En Florianópolis, su nuevo hogar, Pomba aprendió a "desapegarme muy rápido de las cosas". La vida en Brasil suponía un cambio de hábitos y costumbres: la comida, la ropa, la bebida y el idioma eran distintos.

"Me resultó fácil, lo tomé como una aventura", ha explicado Pomba. A la adolescencia en Florianópolis le siguió una etapa universitaria que concluyó al convertirse en licenciado en Administración de Empresas. Pomba aprovechó el fin de sus estudios para probar suerte al otro lado del océano y comenzar una nueva vida en Australia.

El 22 de diciembre de 2019 ya estaba en Tallin, la capital del país báltico

Aunque venía con su título universitario, el joven trabajó en Australia de albañil, camarero y hasta de vaquero: "Hacía monturas para caballos, me salían perfectas". Después de poner fin a su andadura en el país de los canguros, Pomba se mudó al año siguiente a Chile y, finalmente, regresó a Florianópolis.

Enamorado al instante

Europa es un continente en el que Pomba pensaba a menudo. Sin embargo, Italia y España no le llamaban demasiado la atención. Decidió buscar en Google cuál era el mejor lugar para vivir en el viejo continente. En una lista de veinte países vio que Estonia ocupaba las primeras posiciones. Esto supuso un descubrimiento por partida doble: "Pensé, ¿qué es Estonia? No sabía ni que existía. No tenía ni idea de dónde estaba en el mapa".

Foto: Las ranas eligen la primavera para migrar a sus criaderos (EFE EPA/Peter Komka)

Para conocer de primera mano la forma de vida de Estonia, Pomba buscó en Youtube a Jüri Ratas, el que era por aquel entonces primer ministro de Estonia. Pomba confiesa que en ese momento "me empecé a enamorar de Estonia". El 22 de diciembre de 2019 ya estaba en Tallin, la capital del país báltico.

"Llegué a Estonia un poco preocupado, no sabía si iba a conseguir trabajo. Sin embargo, a los 20 días me contrataron. Fui a la empresa, hice una entrevista y me quedé. Cinco días más tarde conocí a mi novia", ha contado Pomba. El joven empezó a hablar con Lisiana mediante una aplicación de intercambio de idiomas. La estoniana buscaba conversar con una persona que dominase el castellano. Mateo, por su parte, deseaba entrar en contacto con el idioma de su nuevo hogar.

placeholder Pomba confiesa que en ese momento 'me empecé a enamorar de Estonia' (Creative Commons)
Pomba confiesa que en ese momento 'me empecé a enamorar de Estonia' (Creative Commons)

"Los estonios son fríos, cerrados y racionales. Pero una vez que cogen confianza, notas que son honestos y leales", ha indicado Pomba. "En Latinoamérica somos más alegres y receptivos. A ellos les gusta ver a alguien alegre. Es un choque cultural divertido", ha concluido.

Trabajo Empleo Estonia Google
El redactor recomienda