Scott Seiss: el 'dependiente' crítico con sus clientes que se ha vuelto muy viral en redes
  1. Alma, Corazón, Vida
Más de 6 millones de reproducciones

Scott Seiss: el 'dependiente' crítico con sus clientes que se ha vuelto muy viral en redes

Entre los usuarios de TikTok y Twitter han hecho mella los comentarios de Scott Seiss, humorista que retrata la vida de un empleado de una tienda de Ikea

placeholder Foto: Pide hablar con las madres de los que se quejan para descubrir por qué se comportan así en público (Twitter)
Pide hablar con las madres de los que se quejan para descubrir por qué se comportan así en público (Twitter)

Si a veces resulta tedioso para algunos reformar cualquier parte de la casa por las múltiples visitas a tiendas, hay empleados que trabajan a diario para contentar a clientes de todo tipo. Para los que estén cansados de tener que agradar a personas que muestran una mala actitud en el establecimiento en el que trabaja, un comediante llamado Scott Seiss ha recreado en TikTok y Twitter situaciones cotidianas que gustarán a los más 'hartos'.

Entre los internautas de estas redes sociales han hecho mella (o han hecho reír) los comentarios de este joven a los que hace alusión Complex. Con estos vídeos, espera dar visibilidad a uno de los sectores que peor horario tiene y que más en contacto con el público está con o sin pandemia.

Más allá de la salud y la enfermedad, Seiss critica las condiciones laborales en las que se encuentran los empleados de este tipo. Para ello, recrea conversaciones con las personas que acuden a una tienda. El joven incluso da respuesta a la frase ‘acaba de perder un cliente’, un recurso clásico al que contesta diciendo que si cree realmente que es el dueño del lugar. Solo “soy un empleado que trabaja en Ikea a jornada partida, sigo aquí porque la empresa necesita dos semanas para buscar a un sustituto”.

No quiero a más como tú por aquí

Aquellos que suelen montar demasiado ‘alboroto’ en sus visitas tienden al típico ‘voy a decir a mis amigos que no vengan’. Esto tampoco supone un problema para Seiss: “¿Crees que quiero a otros cinco individuos como tú corriendo por la tienda? Avísales para que me llamen, se lo diré yo mismo”.

El comediante de Twitter también se acuerda de esas familias y parejas que están cansadas de acudir una y otra vez al establecimiento, le gusten o no las reformas. “¿Crees que odias este sitio más que yo? Yo soy el que trabaja aquí”, contesta un Seiss que se parece meterse muy bien en el papel de empleado de Ikea, lo cual queda demostrado con los más de 2 millones de reproducciones de un vídeo suyo en Twitter.

Los que se aventuran a exigir hablar con el responsable también reciben una réplica. Seiss afirma que no tiene ningún inconveniente en ponerle en contacto con el jefe. Según él, el responsable “no tiene ni idea de lo que está pasando aquí”. Además, si ese cliente quiere hablar con su superior, él pide igualmente conversar con su madre, para descubrir por qué ha criado a un adulto que se comporta en público como si fuera un “bebé”.

Con esto, las redes sociales demuestran que, aunque hay situaciones que parecen fuera de lo normal que acaban siendo virales, las historias que retratan una realidad común pueden triunfar igualmente. Por un lado, estarían esos usuarios que se sienten totalmente identificados al haber trabajado de cara al público. Otro grupo estaría conformado por aquellos que, simplemente, no puede evitar reírse ante la forma que tiene el comediante de retratar la situación.

Trabajo TikTok
El redactor recomienda