Las ovejas no quieren 'malotes': prefieren aparearse con machos poco dominantes
  1. Alma, Corazón, Vida
CURIOSIDADES ANIMALES

Las ovejas no quieren 'malotes': prefieren aparearse con machos poco dominantes

Un estudio concluye que, si pueden elegir, las hembras del ganado prefieren a los machos más subordinados del rebaño que a los mejores dotados o a los 'alfa'

placeholder Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Las ovejas hembras prefieren a los machos que están por debajo del orden jerárquico del rebaño más que a los que suelen ser los cabecillas. Así lo corrobora una curiosa y reciente investigación publicada en la revista 'Applied Animal Behavioral Science' en el que se concluyó que estas, lejos de sentirse atraídos por el macho alfa del grupo, como suelen hacer los animales más salvajes, las ovejas suelen elegir a aquellos que no cuentan con tantas aptitudes de líder para aparearse.

Este estudio, realizado por la Universidad Autónoma del Estrado de Morelos de México, pretende analizar el comportamiento sexual de dichos animales para a su vez extrapolarlo al de los humanos, aunque evidentemente poco o nada tiene que ver la actitud que tienen las ovejas con la de otros mamíferos, y mucho menos con los homínidos. Aún así, los investigadores creen que este tipo de hallazgos plantea algunas preguntas interesantes.

"Cuando los machos dominantes comienzan a mostrar signos de infertilidad, las hembras tienden a aparearse con los subordinados"

Desde siempre, los carneros mayores del rebaño han sido los que más se han apareado con las hembras. Según cuenta 'IFL Science', las ovejas de hoy en día disponen de una vida sexual sumamente controlada por los granjeros que las cruzan atendiendo a los rasgos específicos de cada una. Es más, también siguen procedimientos de inseminación artificial. De comprobarse la nueva hipótesis que esgrime el estudio, iría contra los principios de la manada que analizan los zoólogos. En el caso de que las ovejas hembras prefieran a los carneros menos nobles (por llamarlos así) de su manada, también podría conllevar una peor genética ovina que podría repercutir en la calidad de los bienes que se extraen de ellas, como la lana, la leche o el queso.

Foto: Imagen: Redes sociales

"Cuando los machos dominantes comienzan a mostrar signos de infertilidad, las hembras tienden a aparearse a menudo con los menos dominantes", asegura Agustín Orihuela, uno de los principales autores del estudio. "Esto plantea la cuestión de qué harían las ovejas si tuvieran la libertad de tomar sus propias decisiones, es decir, si hubiera muchos más machos subordinados en el rebaño que machos dominantes".

Orihuela inoculó estrógenos a 28 ovejas usando esponjas impregnadas de progestágeno y las dejó sueltas por el campo de siete en siete, dándoles la opción de aparearse con un carnero dominante o con uno menos apto genéticamente. Las ovejas acabaron prefiriendo a los carneros subordinados en lugar de a los 'macho alfa'; incluso, una cuarta parte de ellas se negaron a aparearse con este último.

Más estudios

Hay estudios previos que contradicen la teoría de Orihuela y sus colegas, pero estos se realizaron con ovejas libres por el campo. La diferencia es que en este estudio se les ofreció la opción genuina de elegir a la pareja con la que querrían aparearse, ya que en estado salvaje los macho alfa terminan por imponerse a los subordinados. En caso de que las ovejas hembras hayan desarrollado una preferencia por los más bajos en la pirámide social del rebaño, supuestamente la diversidad genética del rebaño aumentaría, y por tanto, la supervivencia de todos sus miembros.

Animales Inseminación artificial Vida sexual Leche Infertilidad Zoología
El redactor recomienda