Un perro entra solo y herido a una clínica veterinaria de Brasil pidiendo ayuda
  1. Alma, Corazón, Vida
Le diagnosticaron cáncer

Un perro entra solo y herido a una clínica veterinaria de Brasil pidiendo ayuda

El mamífero pudo haber entrado porque olfateó a los animales que están recibiendo cuidados en el centro

placeholder Foto: El can, que de momento no tiene nombre, deberá ser hospitalizado durante al menos 30 días
El can, que de momento no tiene nombre, deberá ser hospitalizado durante al menos 30 días

El personal de una clínica veterinaria de Juazeiro do Norte, en Ceará (Brasil), recibió el pasado sábado 6 de marzo una visita que no esperaba. O por lo menos, no de la forma que imaginaba. Y es que, al lugar entró un perro con una herida en la pata que puede verse en las imágenes de la cámara de seguridad del centro. Una vez realizada una evaluación, el animal fue diagnosticado de cáncer.

En el vídeo puede verse cómo el perro se acerca a la puerta y entra al establecimiento. Sus movimientos se ven entorpecidos por su pata, la cual parece requerir de la atención de un veterinario. Una de las especialistas se acerca y revisa su estado. La mujer que asiste al animal es la veterinaria Dayse Silva.

Silva ha contado a Globo G1 que el perro pudo haber entrado a la clínica “porque olfateó la presencia de los animales que están recibiendo cuidados en el centro”. La veterinaria, habituada a ver pasar perros callejeros frente al lugar, se sorprendió de que el can entrase solo. “Es de la calle, no tiene dueño, vino aquí solo. Yo miré las imágenes de la cámara que está fuera y lo vi tirado debajo de un árbol momentos antes de entrar”.

Miembro de una protectora

La veterinaria comprobó el estado de salud del animal: “Llegó tranquilo, mostró su pata y yo fui a ver qué pasaba. Enseguida me di cuenta de que tenía sangre en la zona de pene, pero había un problema mucho mayor que diagnosticamos más tarde. Tiene un tumor venéreo transmisible” común en animales callejeros. A esto se suma una lesión provocada por un clavo.

Foto: Fuente: iStock.

El can, que de momento no tiene nombre, deberá ser hospitalizado durante al menos 30 días debido al cáncer. Allí recibirá tratamiento de quimioterapia y, una vez dado de alta, podrá ser adoptado.

Dayse Silva es parte de una asociación protectora de animales, que tiene por hábito dejar comida y agua frente a la clínica para alimentar a los animales de la calle. No ha dudado en mostrar la satisfacción de haber socorrido al perro. “Estoy muy feliz de poder ayudar. Es una práctica común en mi clínica y, si Dios lo permite, encontrará un buen hogar”, confesó.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Brasil Animales Vídeo
El redactor recomienda