Facebook se disculpa por censurar a una anciana que teje cerdos de lana
  1. Alma, Corazón, Vida
La mujer ha sido tachada de "porcófila"

Facebook se disculpa por censurar a una anciana que teje cerdos de lana

La red social, que tiene habilitado un bot rastreador de comentarios que puedan incentivar el odio, ha eliminado de forma automática unos que eran "totalmente inocentes"

Foto: La anciana ha sido recientemente acusada de delito de odio por parte de una compañía tecnológica que ha preferido mantenerse en el anonimato (Fuente: Unsplash)
La anciana ha sido recientemente acusada de delito de odio por parte de una compañía tecnológica que ha preferido mantenerse en el anonimato (Fuente: Unsplash)

Rita Rich-Mulchany es una mujer de 81 años que comenzó a tejer cerdos de lana blanca para aliviar el dolor que sentía tras el fallecimiento de su marido. Sin saber muy bien qué hacer con sus creaciones, las cuales tienen nombre como Pigcasso o Francis Bacon, decidió ponerlas en venta y destinar todos los beneficios a una organización benéfica que ayuda a niños desfavorecidos.

Pese a estar llevando a cabo una labor admirable, la anciana ha sido recientemente acusada de delito de odio por parte de una compañía tecnológica que ha preferido mantenerse en el anonimato. Y es que la mejor forma que vio Rich-Mulchany de promocionar sus animales lanudos era a través de una página de Facebook que contenía imágenes de sus productos.

Foto: (Imagen: Enrique Villarino) Opinión

La empresa denunciante hace referencia a un comentario que dejó la anciana, en el que afirmaba que los animales que teje se trata de "cerdos blancos", puesto que un usuario los confundió con conejos. En cuanto supo que se le acusaba y que habían borrado de Facebook el comentario y unas imágenes que adjuntó, la anciana alegó que le parece "aterrador" que alguien considere esta interacción como un discurso de odio.

Acusada de "porcofobia"

En declaraciones al Shropshire Star, Rita Rich-Mulchany indicó que el "1 de febrero, cuando un amigo en Shrewsbury publicó 'conejos blancos, conejos blancos', le contesté '¡No, cerdos blancos, cerdos blancos!". Posteriormente, todo el mundo empezó a tachar a la anciana de "porcófila". Facebook, que tiene habilitado un bot rastreador de comentarios que puedan incentivar el odio, denunció de forma automática unos que eran "totalmente inocentes", apuntó la mujer.

La anciana cree que es "aterrador" que alguien considere esto como un delito de odio

Sin embargo, más tarde la red social de Mark Zuckerberg se disculpó por el "error" y restauró las publicaciones. "Nuestros sistemas cometieron un error, pero los comentarios han sido recuperados. A veces cometemos fallos al revisar el contenido, razón por la cual damos a la gente la oportunidad de apelar contra nuestras decisiones", concluyeron desde la plataforma.

El redactor recomienda