Es noticia
Menú
Los problemas más comunes a los que te enfrentarás si estás a punto de jubilarte
  1. Alma, Corazón, Vida
ANTE TODO, CUÍDATE MUCHO

Los problemas más comunes a los que te enfrentarás si estás a punto de jubilarte

Tu vida va a cambiar radicalmente por muy mentalizado que estés. Por ello, deberás planificar con cabeza a qué dedicar el tiempo ahora que por fin ya no tienes que trabajar

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Aquellos que llevan un montón de años trabajando esperan con ilusión el ansiado momento en el que ya no tengan que hacerlo y poder vivir tranquilos. Evidentemente, vivimos un momento económico muy convulso en el que la perspectiva de jubilarse no agrada a aquellos que lo harán en un plazo no muy largo. Los expertos no dejan de recomendar invertir en un buen plan de pensiones privado para gozar de un mayor poder adquisitivo cuando llegue la hora debido a que los sueldos no terminan de subir y las tasas de desempleo siguen creciendo, primero a raíz de la crisis financiera de 2008 y ahora con la crisis sanitaria.

Pero más allá de los preocupaciones económicas, también existen una serie de factores que impactarán en tu vida una vez cumplas los 65 años (la actual edad de jubilación en España en caso de haber cotizado un período de 37 años en la Seguridad Social y a expensas de que se aumente progresivamente a partir de 2021). Muchos de ellos están relacionados con los cambios que se producirán en tu vida cotidiana una vez llegue la fecha en la que ya no tendrás que trabajar y cuentes con tanto tiempo libre a tu disposición. El blog 'Cheapism' ha reunido alguna de las dificultades a las que deberás hacer frente para que esos 20 años de media que vivirás jubilado no te pillen por sorpresa.

Foto: (iStock) Opinión

Lo más importante, como decíamos, es que no te pille de improviso y de pronto te veas jubilado sin haber siquiera pensado en qué te gustaría hacer. Lo mejor es hacer una especie de hoja de ruta, no solo para aliviar tus preocupaciones financieras, sino también para desarrollar un estilo de vida sano y así evitar posibles problemas de salud que puedan surgir como fruto del envejecimiento. Lo primero que debes hacer, si piensas en la jubilación con tiempo, es entender a la perfección cómo funciona el sistema de pensiones para así asegurarte una fuente de ingresos que te garantice una vida cómoda. Al fin y al cabo, has estado trabajando todo este tiempo y mereces gozar de una pensión digna que esté a la altura de tu esfuerzo y te permita vivir los últimos años de tu vida con tranquilidad y con el mayor disfrute posible.

Aprovecha el tiempo

Una vez has trazado bien tu plan financiero, deberás pensar qué hacer cuando ya no tengas que seguir la misma rutina de siempre. Esto es especialmente duro para muchas personas, ya que en muchos casos el trabajo acaba determinando la identidad del individuo con el paso del tiempo, sobre todo si has gozado de un puesto fijo y duradero y has tenido la enorme suerte de trabajar en aquello que más te gustaba hacer. Si es tu caso seguramente te resulte muy abrupta la desconexión de tu vida de trabajador a jubilado, lo que puede redundar en un estrés de no saber qué hacer o con qué llenar el tiempo a partir de ese momento.

Si te sientes solo, recupera el contacto con viejos amigos o centráte en el cuidado de tus familiares y entorno más cercano

Lo más recomendable es pensar en aquello que siempre has querido hacer pero por distintos motivos (entre ellos el tiempo) no has podido. Seguro que tienes un hobbie oculto que desde que eras joven has querido explorar y desarrollar pero nunca tuviste la oportunidad. O bien te interesa algún área de conocimiento en la que no pudiste profundizar debido a las exigencias cotidianas. Aunque la mente ya no está tan fresca como antes, nunca es tarde para aprender una nueva disciplina. En este caso, una vez localices aquello que siempre te ha gustado hacer pero que por diferentes motivos no pudiste realizar, llegó la hora de desarrollar una serie de hábitos en torno a esta serie de cosas. Solo así podrás minimizar el impacto del cambio de rutina.

Siéntete útil

Una de las sensaciones más frecuentes que atenazan a los recién jubilados es la de no sentirse productivos. Después de haber estado toda la vida realizando tareas para otros, este cambio de vida puede antojarse como negativo para una mente que siempre fue emprendedora y proactiva. Si crees que sientes que ya no eres útil para la sociedad o para los que te rodean, lo mejor que puedes hacer es ponerte manos a la obra con una actividad que te haga volver a sentirte necesario. Puede ser un simple pasatiempo con amigos o bien realizar labores de voluntario, todo con tal de mantenerte ocupado y que no pasen los días sin saber qué hacer.

Evita la soledad

Más allá de sentirnos más o menos útiles, una de las condiciones más típicas de la edad de jubilación es el hecho de sentirse solo o sola. Puede que hayas llegado soltero a esta edad, te hayas divorciado hace años de tu cónyuge o bien hayas sufrido la desgracia de perder a varios seres queridos muy importantes para ti, pero has de saber que nunca es tarde para trazar nuevos lazos y permanecer conectado a los demás.

Foto: Felicidad hace su cama en la casa donde lleva diez años viviendo sola. (Foto: Brenda Valverde)

En realidad, es lo más importante, ya que las personas que acaban desarrollando un negativo sentido de la soledad tienden a desarrollar enfermedades tanto físicas como mentales con mucha más probabilidad. Ninguno somos islas, así que aprovecha el tiempo para recuperar el contacto con viejos amigos o centrarte en el cuidado de tus familiares y el entorno más cercano.

Apuesta por lo saludable

Si antes era especialmente importante llevar una vida saludable para evitar riesgos de salud innecesarios, ahora que estás jubilado más aún. Es posible que hayas acabado aprendiendo a cuidarte más con el paso del tiempo al no sentirte tan fuerte ni fresco como antes. En cualquier caso, es hora de maximizar las tareas de autocuidado. No solo te servirá para fortalecer tu salud solamente en el plano físico, sino también a nivel mental, ya que una dieta sana y equilibrada combinada con la actividad física ayudan a prevenir la aparición de trastornos de ansiedad y depresión, tan comunes en esta época.

Procastina todo lo que quieras y disfruta

Después de haber llevado una vida sometida a la rutina y a los horarios, llegó la hora de relajarse y disfrutar de aquellos pequeños placeres que la vida nos ofrece. Puedes apuntarte a un club social con más gente que está atravesando por lo mismo que tú y hacer planes interesantes con ellos. ¿Llevas esperando toda la vida para hacer aquel viaje tan especial? Recuerda que debes ver la jubilación como el tiempo de descanso que te mereces después de haber trabajado toda la vida. En vez de verlo como una condena o un tiempo en el que no saber qué hacer, contémplalo como un regalo o recompensa por todo el esfuerzo invertido.

Aquellos que llevan un montón de años trabajando esperan con ilusión el ansiado momento en el que ya no tengan que hacerlo y poder vivir tranquilos. Evidentemente, vivimos un momento económico muy convulso en el que la perspectiva de jubilarse no agrada a aquellos que lo harán en un plazo no muy largo. Los expertos no dejan de recomendar invertir en un buen plan de pensiones privado para gozar de un mayor poder adquisitivo cuando llegue la hora debido a que los sueldos no terminan de subir y las tasas de desempleo siguen creciendo, primero a raíz de la crisis financiera de 2008 y ahora con la crisis sanitaria.

Planes de pensiones Blog Seguridad Social Estilo de vida Paro
El redactor recomienda