Margarita del Val: "Debemos ser precavidos, entramos en la peor época del año"
  1. Alma, Corazón, Vida
ENCUENTRO EL CONFIDENCIAL-FUNDACIÓN CAJASOL

Margarita del Val: "Debemos ser precavidos, entramos en la peor época del año"

La reputada viróloga analizó la seguridad y eficacia de las vacunas aprobadas y reflexionó acerca del posible impacto de la nueva variante detectada en el Reino Unido

Entre los múltiples aprendizajes que nos ha dejado un 2020 marcado por el covid-19 están, sin duda, los conceptos de vacuna y de inmunidad. La vacuna que se imaginaba tan lejana está hoy a las puertas de nuestro país —está previsto que la semana que viene comience a administrarse a la población de mayor riesgo—, pero, al mismo tiempo, las recientes noticias en torno a una nueva variante del virus hacen que la esperanza se tiña de preocupación.

[Vídeo | Vea aquí el encuentro completo]

Ante esta situación, y con la idea de conocer de primera mano qué podemos esperar de las vacunas frente al covid-19 y qué impacto podría tener la nueva variante procedente del Reino Unido, El Confidencial y Fundación Cajasol, de la mano de su presidente Antonio Pulido, organizaron un debate digital con Margarita del Val, responsable del Grupo de Investigación en Inmunología Viral y coordinadora de la Plataforma Interdisciplinar de Salud Global del CSIC.

Las primeras palabras de Margarita del Val se centraron en la inquietud generada por la detección de una nueva variante del virus en el Reino Unido. Tras aclarar que “no se trata de otra cepa, sino de otra variante”, reconoció que es un problema “que requiere mucha atención". El pasado domingo, el Gobierno de Boris Johnson notificó casi 36.000 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas, una cifra récord desde el inicio de la pandemia: "No está claro si su gran expansión se debe a que ha habido brotes muy grandes o a que se trata de una variante con una capacidad mucho mayor de transmisión. Debemos tener en cuenta esta segunda posibilidad y estar precavidos ante ella, ya que podría tener mucho impacto en la peor época del año, cuando hace más frío y hay una gran interacción social por las navidades”.

"Basándome en la historia previa de otros coronavirus, yo no sería demasiado pesimista con la nueva variante del covid-19"

En este sentido, la experta del CSIC considera acertadas las medidas restrictivas que están adoptando algunos Estados miembros —aislamiento aéreo, terrestre y marítimo del exsocio europeo y cuarentena de una semana para los pasajeros que viajen desde Reino Unido—. “Se trata de intentar circunscribir la extensión de esta variante, y por eso se busca limitar tanto el contacto entre personas como la movilidad”.

Un jarro de agua fría

Tras la euforia suscitada por los resultados de las primeras vacunas —unos resultados que superan el 90% de eficacia y que supusieron la primera noticia esperanzadora desde el comienzo de la pandemia—, la posible amenaza de esta nueva variante del virus ha caído como un jarro de agua fría. Surge ahora la duda acerca de si estas vacunas seguirán siendo también válidas para aquellas personas que se contagien con esta variedad de coronavirus, o si habrá que empezar de nuevo la cuenta atrás. “Es cierto que todavía no sabemos si la vacuna será igualmente eficaz para esta variante, habrá que estudiarlo y verlo", apuntó Margarita del Val. No obstante, "basándome en la historia previa de otros coronavirus, yo no sería demasiado pesimista", señaló. Reconoció que es una situación compleja pero confió en que se comporte como el resto de los coronavirus "y no sea capaz de escapar a los bloqueos de las vacunas”. Y, claro, surgió la pregunta que revoloteaba a lo largo de las últimas horas: sabiendo que ha saltado a Italia y a Países Bajos, ¿podría estar ya esa variante en España? Parece que sí. Del Val explicó que esa misma mañana habían tenido una reunión, y "se piensa que pueda estar en Gibraltar”.

Más allá de esta última vuelta de tuerca en la historia de la pandemia del coronavirus, el interés continúa centrado en si las vacunas son seguras y eficaces. Entre las reticencias, la sorprendente rapidez en su desarrollo y en su aprobación —en situaciones normales, la producción de una vacuna hasta su aprobación tarda entre cinco y 10 años y en esta ocasión se han tardado meses—. La viróloga no tiene dudas: “Tanto la vacuna de Moderna, aprobada en Estados Unidos, como la de Pfizer, aprobada en la Unión Europea, son seguras. Se pueden hacer ensayos de seguridad de larga duración, o bien un ensayo en el que se recluten en poco tiempo a muchísimos más voluntarios. Y eso es lo que ha sucedido en este caso, por eso se ha podido hacer tan rápido”. Por si alguien se lo pregunta, se lo adelantamos: sí, la viróloga ha asegurado que tiene intención de vacunarse "tan pronto me lo ofrezcan, que será después de que lo haya hecho la población de mayor riesgo".

"Será imprescindible que las personas vacunadas continúen con las medidas de prevención hasta que no esté inmunizada toda la población"

Entre las preguntas surgidas a lo largo del encuentro, muchas fueron relativas a los posibles efectos secundarios de las vacunas aprobadas. No se trata de que, como indicó el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, nos vayamos "a convertir en cocodrilos", pero sí hay inquietud acerca de su posible toxicidad. En este sentido, Margarita del Val precisó que “ninguna de las dos vacunas ha motivado efectos adversos severos. Ambas son algo más reactogénicas —dan algo más de reacción—. Durante uno o dos días, causan más malestar general. Por otra parte, en los ensayos no se han encontrado reacciones notorias en poblaciones con problemas de alergias. Hay una ausencia casi total de riesgos y muchos beneficios”.

De esos beneficios también habló la experta, porque hay mucha confusión en torno a lo que podemos o no esperar de la vacuna. “Sabemos que la vacuna protege de lo más frecuente, es decir, de los síntomas leves y moderados que presentan los infectados. Asimismo, también ofrece protección en bastantes casos de infecciones graves. Dado que estas infecciones graves son las que causan la muerte, confiamos en que las vacunas también protejan de la mortalidad”, añadió la viróloga.

placeholder Margarita del Val, responsable del Grupo de Investigación en Inmunología Viral y coordinadora de la Plataforma Interdisciplinar de Salud Global del CSIC.
Margarita del Val, responsable del Grupo de Investigación en Inmunología Viral y coordinadora de la Plataforma Interdisciplinar de Salud Global del CSIC.

Pero nada de todo esto, subrayó, puede hacer que bajemos la guardia. Entre otras cosas, porque no está del todo claro si la vacuna va a impedir que nos infectemos o solo va a evitar que nos pongamos malos. Puede parecer una cuestión menor, pero no lo es, advirtió Del Val, al recordar que "aún no sabemos si las personas vacunadas pueden ser contagiadas y contagiar a su vez. Es posible que la vacuna proteja de los síntomas, pero no de la infección. Podría suceder, entonces, que una persona vacunada se comportara como asintomática y pudiera transmitirlo en su entorno. Los asintomáticos son uno de los dolores de cabeza de la pandemia". Por tanto, "será imprescindible que las personas vacunadas continúen con las medidas de prevención hasta que no esté inmunizada toda la población”, señaló.

Otra de las grandes dudas es si hay una vacuna más eficaz que otra o si convendría que nos pusiéramos las dos, algo que "no es una buena idea —explicó la doctora—. Si te has vacunado, solo tiene sentido que lo vuelvas a hacer en el caso de que no te haya funcionado bien la primera. No se recomienda combinar vacunas porque los ensayos clínicos no se han diseñado para ese supuesto. Por lo tanto, mejor no mezclar". Y, con respecto a la inquietud en torno a cuál nos 'tocará', la viróloga recordó que este año, para la vacuna de la gripe, había “siete variantes diferentes, que se han ido utilizando de acuerdo con el perfil del ciudadano, y nadie se ha preocupado por ello. Con la vacuna frente al covid sucederá lo mismo. Nosotros no podremos elegir, pero el país sí elegirá una lo suficientemente buena”.

Otra de las inquietudes surgidas a lo largo del encuentro es la duda acerca de cómo es posible que se haya encontrado una vacuna antes que un tratamiento eficaz. Esta duda puede hacernos pensar que, por el hecho de que haya vacunas disponibles, se esté dejando de trabajar en conseguir medicamentos antivirales. Se trata de una idea que debemos desterrar, aseguró la experta, dado que “una vacuna nunca es cien por cien eficaz. Además, hay personas que, cuando se vacunan, están en una situación de inmunosupresión por bajada de defensas, tratamientos quimioterápicos, trasplantes… Hay que tener otro arsenal terapéutico para hacer frente a esos casos”. De momento, reconoció, “no hay ninguno prometedor. Por eso se están intentando utilizar aquellos fármacos ya existentes cuyo mecanismo de acción induce a pensar que puedan ser de utilidad. Se están buscando nuevas opciones, pero los estudios llevarán tiempo”.

"De aquí al verano, la situación irá cambiando positivamente: tendremos más información, más vacunas y el clima nos acompañará"

Y, en tanto nos vacunamos, en tanto encontramos antivirales eficaces y seguros, toca seguir con la prevención. En este sentido, Margarita del Val insistió en el papel de las mascarillas para defendernos de los aerosoles: “Cuando hablamos, las gotículas que emitimos tienen un alcance máximo de metro y medio o dos metros. Eso se combate con mascarilla. Y debemos ser conscientes de que el virus se acumula en el aire. Al respirar, emitimos gotitas que no caen al suelo, que se quedan en el aire. Debemos tenerlo muy en cuenta”.

Y, ante nosotros, el futuro. Toca sacar la bola de cristal y vaticinar qué nos deparará un 2021 que todos ansiamos sea mejor que este aciago 2020. Por eso le pedimos a Margarita del Val que hiciera una proyección a 12 meses y nos colocara ante el fantasma de las próximas navidades. “Pienso que tendremos más del doble de investigación que lo que hemos tenido hasta ahora, algo verdaderamente inimaginable. También creo que, de aquí al verano, la situación irá cambiando positivamente de forma gradual: tendremos más información, más vacunas y el clima nos acompañará. Tal vez dispongamos también de un antiviral”. Pero el mensaje esencial, subrayó, es “proteger a todo el planeta. No podemos vivir aislados, ni como ciudad, ni como país ni como continente. Las enfermedades infecciosas no conocen fronteras, como ya hemos visto, y tomará mayor protagonismo la cuestión de la vacunación mundial. Habrá que llevar la vacuna a todos los rincones. Esto es lo que nos va a permitir ser egoístas a la vez que solidarios”.

Antonio Pulido también se mostró optimista frente a la vacuna. “Aun cuando son muchas las dudas que en estos momentos tenemos sobre sus perspectivas, estoy convencido de que su aprobación va a suponer un relax sanitario, una menor preocupación en cuanto a los riesgos de esta enfermedad letal”. Asimismo, subrayó su confianza en que proporcione un impulso económico a las familias. "La vacuna es lo que necesitábamos en estos momentos, el rayo de luz que nos ilumina”, señaló.

Eventos EC Vacuna Coronavirus
El redactor recomienda