Es noticia
Menú
¿Por qué es festivo el 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción? 5 cosas que no sabías
  1. Alma, Corazón, Vida
8 de diciembre, fiesta nacional

¿Por qué es festivo el 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción? 5 cosas que no sabías

El puente de diciembre es la fecha más esperada del año antes de la llegada de la Navidad, pero, ¿sabes por qué el 8 de diciembre es festivo nacional en España?

Foto: Una virgen de yeso en Managua (EFE/Torres)
Una virgen de yeso en Managua (EFE/Torres)

El puente de diciembre es una de las fechas más esperadas antes de la Navidad y marca el principio del fin de esos días festivos que sirven para cerrar el año con un buen sabor de boca. Los más afortunados tendrán unas ‘mini vacaciones’ antes del periodo navideño en las que durante cuatro o cinco días, dependiendo de cómo caiga el puente y de si se cogen jornadas extras libres en la oficina, podrán disfrutar de la libertad de no tener que ir a trabajar ni pasarse los días de comilona en comilona.

Después del día de la Constitución, que se celebra tradicionalmente cada 6 de diciembre, este 8 de diciembre también es festivo nacional en toda España por ser el día de la Inmaculada Concepción. Pero, ¿sabes realmente a qué hacen referencia estos términos católicos y por qué dan pie a un festivo a nivel estatal? Estas son algunas cuestiones curiosas que justifican esta jornada excepcional en el calendario laboral y que quizás no sabías:

1. La inmaculada concepción no hace referencia a la concepción de Jesús, sino a la de la Virgen María, y al contrario de lo que puede parecer a simple vista tampoco implica que la Virgen María fuese concebida de manera virginal, es decir, que ella tuvo un padre y una madre humanos.

La fiesta de la Inmaculada Concepción de María surge en el mundo católico de la creencia que sostiene que Dios preservó que la madre de Jesús fuese concebida libre de pecado (como dicen las escrituras, “llena eres de gracia”), por lo que cuando se habla de inmaculada concepción en el catolicismo se refiere a las dotes que Dios concedió a la Virgen María para eximirla de pecado original y personal. Esto significa que, según esta creencia, María estuvo libre de pecado desde su concepción hasta el día de su muerte.

2. La elección de la fecha para conmemorar el día de la Inmaculada Concepción no es más que un cálculo matemático. La Iglesia Católica celebra el nacimiento de la Virgen el 8 de septiembre, por lo que para calcular el momento en el que fue concebida, se restaron nueve meses a esta fecha. ¿El resultado? El 8 de diciembre.

Foto: Imagen: EC Diseño.

3. En España el origen del festivo es bélico: en territorio patrio, el origen de esta festividad está relacionado con el conocido como ‘milagro del Empel’. Este milagro, también conocido como batalla de Empel, tuvo lugar durante los días 7 y 8 de diciembre de 1585 durante la guerra de los Ochenta Años en la que el ejército español, concretamente el Tercio Viejo de Zamora comandado por el maestre de campo Francisco Arias de Bobadilla, derrotó en condiciones muy adversas a diez navíos del ejército de los Países Bajos.

La gesta de este tercio fue tal que su victoria fue considerada como un milagro llevado a cabo gracias a la intervención de la Inmaculada Concepción. La ayuda de la Virgen en la batalla llevó a los altos cargos del ejército a proclamarla patrona de los Tercios españoles de la actual Infantería de España.

placeholder El milagro de Empel
El milagro de Empel

4. La Inmaculada Concepción se celebró primero en España. La festividad de la inmaculada concepción se celebra en España desde 1644, cuando oficialmente se empezó a rememorar lo sucedido en la batalla de Empel. Sin embargo, esta festividad no fue declarada como tal por el Vaticano hasta 1854, cuando Pio IX a través de la carta apostólica ‘Ineffabilis Deus’ declaró el dogma de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María.

5. Los sacerdotes pueden vestir de azul. En agradecimiento al dogma de la Inmaculada Concepción que hizo España desde la batalla de Empel, desde la Iglesia se les otorgó a los sacerdotes españoles el privilegio de vestir una casulla azul (la vestidura que se ponen para dar misa) durante la festividad. Además, para homenajear la labor que hizo España a favor del dogma de la Inmaculada Concepción, el Vaticano también ordenó construir una columna en honor a la Virgen en la Plaza de España de Roma.

El puente de diciembre es una de las fechas más esperadas antes de la Navidad y marca el principio del fin de esos días festivos que sirven para cerrar el año con un buen sabor de boca. Los más afortunados tendrán unas ‘mini vacaciones’ antes del periodo navideño en las que durante cuatro o cinco días, dependiendo de cómo caiga el puente y de si se cogen jornadas extras libres en la oficina, podrán disfrutar de la libertad de no tener que ir a trabajar ni pasarse los días de comilona en comilona.

Iglesia
El redactor recomienda