La teoría de la conspiración sobre el asesino de Kennedy que ha sido desmentida 57 años después
  1. Alma, Corazón, Vida
especulaciones

La teoría de la conspiración sobre el asesino de Kennedy que ha sido desmentida 57 años después

Durante la Guerra Fría, México fue un refugio para exiliados soviéticos o simpatizantes del régimen de Castro en Cuba, y Lee Harvey Oswald lo visitó poco antes de matar al presidente

placeholder Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Un 22 de noviembre de 1963, Estados Unidos cambió para siempre. A las 12:30 de la mañana, en la Plaza Dealey de Dallas, Texas, el presidente John F. Kennedy fue mortalmente herido de un disparo. Con su fallecimiento, eran cuatro los presidentes asesinados en la historia del país: Abraham Lincoln, James Abram Garfield y William McKinley. Las investigaciones oficiales concluyeron que Lee Harvey Oswald había sido el asesino, aunque también se apuntó que no había actuado solo, lo que dio lugar a numerosas especulaciones que todavía continúan a día de hoy.

El caso de Oswald nunca fue juzgado porque dos días más tarde, mientras era trasladado y custodiado por la policía, un gángster de Dallas llamado Jack Ruby le disparó, matándole. Poco más de un mes antes del asesinato de Kennedy, Oswald había cogido un autobús de Texas a Ciudad de México. Llegó el viernes 27 de septiembre de 1963 por la mañana y se fue muy temprano, el miércoles 2 de octubre. ¿Podría ser México la respuesta a una duda que lleva 57 años en el aire?

¿Fue Oswald una especie de James Bond que se fue al sur de la frontera para asociarse con comunistas, revolucionarios cubanos y espías o simplemente un asesino trastornado?

El periodista Gonzalo Soltero, que ha escrito el libro 'Conspiracy narratives south of the border' se cuestiona: "¿Fue Oswald una especie de James Bond que se fue al sur de la frontera para asociarse con comunistas, revolucionarios cubanos y espías o simplemente un asesino trastornado?". Durante la Guerra Fría, México fue un punto caliente y un refugio para exiliados soviéticos o simpatizantes del régimen de Castro en Cuba.

La conspiración

Según testigos de las misiones diplomáticas cubana y soviética, Oswald visitó repetidamente sus embajadas un viernes y un sábado, durante su estancia en México. Buscaba desesperadamente visas para esos países, que los estadounidenses tenían prohibido visitar. Cuando le dijeron que tales documentos tardarían meses en procesarse, Oswald tuvo una acalorada discusión con el cónsul cubano, Emilio Azcué.

Se desconoce su paradero durante tres días, que son los que han dado lugar a las teorías de la conspiración: un reportero que por aquel entonces tenía 28 años, trabajaba en 'El sol de Tompico' y respondía al nombre de Óscar Contreras insinuaba conexiones sospechosas y desconocidas entre Oswald y la Cuba comunista que se hicieron poco antes del asesinato de JFK. Según su relato, había estado en un grupo universitario pro-Castro y Oswald le había rogado a dicho grupo que lo ayudara a obtener una visa cubana. Supuestamente, Oswald pasó dos días con estos estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma, luego se reencontró con ellos unos días después en la Embajada de Cuba.

Los periódicos universitarios no son comunes en México y Contreras era estudiante de derecho. Entonces, ¿cómo pudo tener un editor en 1963?

En 1978, un investigador de la Comisión Selecta de Asesinatos de la Cámara de Representantes de Estados Unidos llamado Dan Hardway fue a México para investigar el asesinato de JFK. No pudo entrevistar a Contreras a pesar de varios intentos, pero en un influyente informe advirtió que su relato no debe ser descartado. El reportero del New York Times Shenon, que entrevistó a Oscar Contreras para un libro de 2013 sobre el asesinato de JFK, también encontró la historia de Contreras creíble, según informa 'Live Science'. Desgraciadamente, Contreras murió en 2016, y Soltero no pudo entrevistarlo.

Un pequeño detalle fundamental

Sin embargo, según él mismo cuenta: "En mi investigación, un pequeño detalle de su biografía llamó mi atención, una contradicción aparentemente pasada por alto que podría socavar toda su historia. Según el relato de Contreras, huyó del campus de la Universidad Nacional Autónoma y se mudó a Tampico alrededor de 1964. Sin embargo, Contreras también le contó a su "editor" sobre su encuentro con Oswald después del asesinato de Kennedy en 1963. Los periódicos universitarios no son comunes en México y Contreras era estudiante de derecho. Entonces, ¿cómo pudo haber tenido un editor en 1963?".

Foto: Imagen histórica del juramento de Kennedy frente a la Corte Suprema, en Washington. (EFE)

"Pensé que el periódico de su ciudad natal, 'El Sol de Tampico', podría tener la respuesta. Buscando en sus archivos, descubrí que el periódico publicó una columna de chismes dominicales a principios de la década de 1960 llamada 'Crisol'. Mientras Lee Harvey Oswald estaba en la Ciudad de México, Contreras estaba a kilómetros de distancia en Tampico. Con una prosa extravagante, números atrasados ​​descoloridos del programa del periódico local, relató las suntuosas recepciones de bodas, quinceañeras y excursiones en yate de la alta sociedad de Tampico. Creo que desacreditan su relato. Un corresponsal político puede vivir lejos de donde se publica su periódico. Pero para un columnista de chismes, eso sería un abandono del deber. Esta revelación sumerge el viaje de Oswald a México en el otoño de 1963 en la oscuridad. Lo más probable es que México no tenga pistas ocultas sobre el asesinato de JFK".

J. F. Kennedy Curiosidades
El redactor recomienda