Seis alergias a cosas muy cotidianas que puedes desarrollar si tienes muy mala suerte
  1. Alma, Corazón, Vida
Al agua, al sol...

Seis alergias a cosas muy cotidianas que puedes desarrollar si tienes muy mala suerte

En España una de cada cuatro personas padece algún tipo de alergia, convivir con la mayoría de ellas es bastante sencillo solo evitando sus desencadenantes

Foto: Seis alergias a cosas muy cotidianas que puedes desarrollar si tienes muy mala suerte
Seis alergias a cosas muy cotidianas que puedes desarrollar si tienes muy mala suerte

En España una de cada cuatro personas padece algún tipo de alergia. Convivir con la mayoría de ellas, como la alergia a los frutos secos, las abejas o los gatos, es bastante sencillo evitando sus desencadenantes. Pero algunas personas desafortunadas tienen alergias raras a cosas que son casi imposibles de evitar, como el agua o la luz solar. 'Gizmodo' señala algunos de los desencadenantes más extraños que se sabe que llevan al sistema inmunológico a un frenesí inútil.

Alergia al agua

Foto: iStock
Foto: iStock

Para unos 50 casos en el mundo ducharse, nadar en la piscina, el contacto con la nieve derretida, sudar o andar bajo la lluvia puede suponer un peligro. Son pacientes con urticaria acuagénica o alergia al agua, recoge 'Europa Press'. Sí, se puede tener alergia al agua. Se trata de una forma muy rara de urticaria que afecta a una cincuentena de personas en el mundo, según se ha descrito en la literatura médica desde que se descubriera por primera vez en 1964.

Alergia a las vibraciones

Foto: iStock
Foto: iStock

Los científicos de los Institutos Nacionales de Salud de EEUU han identificado una mutación genética responsable de una forma rara de urticaria hereditaria inducida por vibración, también conocida como urticaria vibratoria. Correr, aplaudir, secarse la toalla o incluso tomar un autobús lleno de baches pueden causar erupciones cutáneas temporales en personas con este raro trastorno. Al estudiar a las familias afectadas, los investigadores descubrieron cómo la vibración promueve la liberación de sustancias químicas inflamatorias de los mastocitos del sistema inmunológico, lo que provoca urticaria y otros síntomas alérgicos.

Alergia al frio

Foto: iStock
Foto: iStock

La urticaria por frío es una reacción en la piel provocada por el frío que se presenta minutos después de haberte expuesto al frío. La piel afectada presenta ronchas rojizas que pican (urticaria), explican los expertos de la Clínica Mayo. Las personas que lo sufren presentan síntomas muy diferentes, algunas tienen reacciones leves al frío, mientras que otras tienen reacciones graves. Algunas personas con esta afección, nadar en agua fría puede provocarles presión arterial muy baja, desmayos o choque.

Alergia a la carne

Foto: iStock
Foto: iStock

El síndrome de alfa-gal es un tipo de alergia alimentaria a la carne roja, que se ha identificado recientemente y otros productos de mamíferos. En los Estados Unidos, la afección suele comenzar con la mordida de una garrapata de estrella solitaria, explican desde la Clínica Mayo. La mordida transmite una molécula de azúcar llamada alfa-gal al cuerpo de la persona. En algunas personas, esto puede desencadenar una reacción en el sistema inmunitario que posteriormente produce reacciones alérgicas leves a graves cuando consumen carne roja, como carne de res, carne de cerdo o carne de cordero, u otros productos de mamíferos.

Alergia a la luz del sol

Foto: iStock
Foto: iStock

Los médicos del citado centro sanitario explican que la alergia al sol es un término que se utiliza a menudo para describir una serie de enfermedades en las que se produce un sarpullido con picazón en la piel que estuvo expuesta a la luz solar. La forma más común de alergia al sol es la erupción polimorfa lumínica, también conocida como alergia solar.

Algunas personas tienen un tipo hereditario de alergia al sol. Otras desarrollan signos y síntomas solo cuando otro factor los provoca, como un medicamento o la exposición de la piel a plantas como la chirivía o las limas. Los casos leves de alergia al sol pueden desaparecer sin tratamiento. Los casos más graves pueden requerir tratamiento con cremas o pastillas esteroides. Las personas que tienen una alergia al sol grave pueden necesitar tomar medidas preventivas y usar ropa que las proteja del sol.

Alergia al sexo

Foto: iStock
Foto: iStock

Puede que estés pensando que se trata de una alergia al látex, un material común que se usa en los condones, explican en 'Gizmodo'. Pero en realidad se trata de una condición aún más extraña, hay gente que desarrolla una reacción inmune exagerada al semen. Conocido como alergia al semen o hipersensibilidad al plasma seminal, el culpable probablemente se deba a las proteínas del semen, no a los espermatozoides en sí. La afección se puede controlar manteniendo relaciones sexuales protegidas. Pero en al menos un estudio de caso, los médicos parecieron desensibilizar la reacción de la mujer al exponer primero su vagina al semen de su pareja y luego recetarle una dosis regular de sexo cada 48 horas.

Alergias Sexo Salud Clínica Mayo
El redactor recomienda