Un refugio de Barcelona acoge a los gatos de los fallecidos por coronavirus (y necesita ayuda)
  1. Alma, Corazón, Vida
NECESITAN FONDOS POR EL AUMENTO DE ANIMALES

Un refugio de Barcelona acoge a los gatos de los fallecidos por coronavirus (y necesita ayuda)

La mayoría de los animales llevaban muchos años con sus dueños, por lo que son mayores y no están en la mejor situación física

Foto: Un refugio de Barcelona acoge a los gatos de los fallecidos por coronavirus (y necesita ayuda)
Un refugio de Barcelona acoge a los gatos de los fallecidos por coronavirus (y necesita ayuda)

El coronavirus está provocando una situación terrible en todo el mundo. Hay más de un millón de víctimas mortales oficiales, aunque la gran mayoría de los expertos señalan que el número de fallecimientos es mucho mayor. Además, se está generando una crisis económica desconocida que ha dejado a miles de personas sin trabajo y sin apenas ingresos.

Pero hay otras víctimas colaterales que está dejando la pandemia: las mascotas. Muchas de las personas que han fallecido por el covid-19 compartían su vida con animales de compañía que, ahora, se han quedado solos. Para algunos de ellos, un refugio de Barcelona, el Jardinet dels Gats, está acogiendo a decenas de mascotas que cuyos dueños fallecieron.

Álex Salvador es el dueño del refugio y la persona que está dejándose la piel por estos felinos: "La situación del covid-19 nos ha traído gatos mayores, gatos en estados físicos bastante severos de personas mayores que no los habían llevado al veterinario durante mucho tiempo, por lo que los costos son muy altos".

Necesitan ayuda

Por esa razón, Álex y sus animales han pedido ayuda a través de las redes sociales para conseguir financiación. Necesitan ingresos, "cualquier cantidad" por pequeña que sea, para dar de comer a los animales, pagar los gastos veterinarios y seguir adelante con un proyecto que cuida de decenas de gatos en la ciudad de Barcelona.

El alma de este refugio ha explicado a Reuters que la pandemia lo ha cambiado todo, incluso el día a día del refugio: "Hemos tenido que adaptarlo todo, desde las entrevistas para las adopciones hasta las que hacemos para los hogares de acogida, pasando también por los voluntarios". Pero en ningún caso se le ha pasado por la cabeza cerrar este lugar: sus padres lo fundaron hace 12 años y él quiere seguir adelante poniendo su granito de arena.

Pero Álex cuenta con ayuda. Se han apuntado nuevos voluntarios como Andreas Schaedler, un suizo de 33 años que vive en Barcelona y explica que "como trabajo desde casa, necesito salir un poco. Venir aquí a Jardinets ayuda mucho". Pero también algunos de los animales echan una mano: uno de ellos es Zipi, un gato callejero de cuatro años que ayuda a los recién llegados a integrarse: "Se ha convertido en el rey del Jardinet, todos estamos enamorados de él".

Coronavirus Animales Mascotas
El redactor recomienda