Abandona a su perro con una pata rota atándolo a la parada de un autobús
  1. Alma, Corazón, Vida
LA POLICÍA HA ABIERTO UNA INVESTIGACIÓN

Abandona a su perro con una pata rota atándolo a la parada de un autobús

Los servicios de protección animal de Canterbury, en el Reino Unido, no han podido identificar al dueño, ya que el perro no tenía chip

Foto: Abandona a su perro con una pata rota atándolo a la parada de un autobús
Abandona a su perro con una pata rota atándolo a la parada de un autobús

Steve es un perro de dos años cuya historia ha conmovido a los británicos después de hacerse viral en las redes sociales. Se trata de un animal a quien su dueño ha abandonado y lo ha hecho, además, de la manera más cruel: atándolo a una parada de autobús en una calle cualquiera de la ciudad inglesa de Canterbury.

Pero, si el abandono del perro ya es motivo de denuncia, lo es más teniendo en cuenta que el animal tenía una pierna rota. Steve fue descubierto por un hombre que caminaba por la calle y se lo encontró atado. Llamó a los servicios de protección animal de Canterbury, que le llevaron a un veterinario cercano para conocer su estado.

Allí se dieron cuenta de que la lesión de Steve era muy importante, por lo que fue trasladado a un hospital del RSPCA, para ser operado de una de sus patas delanteras. Gracias a esa cirugía, la vida de Steve ha dado un cambio radical: ahora está a salvo y, durante las próximas 12 semanas, descansará para recuperarse por completo bajo la mirada de los especialistas veterinarios.

Una persona sin corazón

Grace Harris-Bridge, responsable de la Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (RSPCA), ha explicado al Daily Mail que "el pobre Steve tenía un gran dolor por su pata rota y lo dejaron solo atado a una parada de autobús. Es absolutamente desgarrador pensar que alguien simplemente lo eliminó de su vida cuando estaba tan necesitado de ayuda".

La policía de Canterbury ha abierto una investigación para dar con el maltratador

Harris-Bridge señala que han intentado localizar al dueño de Steve, pero no han podido hacerlo ya que no tiene microchip. Eso sí, está más que satisfecha porque "mis colegas del Harmsworth Animal Hospital han hecho un trabajo increíble reparando su pierna y tratándolo con todo el cuidado y cariño que se merece".

El siguiente paso es encontrar un nuevo hogar para Steve donde pueda tener una segunda oportunidad en la vida: "No ha sido el mejor paciente del mundo porque, comprensiblemente, estaba muy asustado y ansioso por todo lo que sucedía. Felizmente, ahora que ha superado su operación, se está portando muy bien; en realidad, es un verdadero amor".

Perro Abandono de perros Animales Maltrato animal
El redactor recomienda