EN UNA CIUDAD DE PERÚ

El dueño de un perro lo tiene abandonado y sus vecinos le construyen una caseta

Un grupo de vecinos se alía para alimentar y cuidar del animal al que su propietario no presta ningún tipo de cuidado ni atención

Foto: Rodolfo vive en la caseta de madera que le construyeron sus propios vecinos (Foto: Facebook)
Rodolfo vive en la caseta de madera que le construyeron sus propios vecinos (Foto: Facebook)

Villa María del Triunfo es una de las localidades que rodean Lima, la capital de Perú. Allí vive un perro que podría ser como otros miles de animales que tienen que buscarse la vida en las calles. Se llama Rodolfo y desde primera hora de la mañana vaga por las aceras de la ciudad en busca de alimento y cariño, pero no es un perro callejero: tiene dueño… aunque no lo parezca.

El hombre con el que vive sale de su casa a primera hora de la mañana para trabajar y no regresa hasta bien entrada la noche. Y durante todo ese tiempo, deja a Rodolfo en la calle para que se las apañe por sí mismo sin comida ni refugio donde resguardarse en los días de frío y lluvia que viven en estos momentos en el hemisferio sur.

La vida de Rodolfo es realmente triste y ha llegado hasta nosotros gracias a sus vecinos. Uno de ellos se apiadó del animal y puso un mensaje en su cuenta de Facebook. Se llama Jorge Díaz y cuenta que el can está herido y que han tenido que ser los propios vecinos quienes se organicen para cuidarlo durante todo el día.

Una caseta de madera

Jorge explica en su post que Rodolfo es "un perro muy cariñoso". Siempre lo ha visto cojeando, y tiene una herida que "está avanzando, hay días que sale sangre y otros, pus. Su dueño dice que ya lo hizo operar dos veces, pero sus huesos ya no pegan, se vuelven a desprender". Sin embargo, no se cree que de verdad le hayan llevado siquiera al veterinario ya que, de lo contrario, no estaría tan abandonado.

El dueño asegura que tienen que amputar la pata a Rodolfo por su herida, pero los vecinos creen que ni siquiera lo ha llevado al veterinario en su vida

La situación de Rodolfo es tal que sus vecinos se aliaron para construirle una caseta de madera en plena calle para que el animal estuviera a cubierto. Tal y como se puede ver en las fotos que han compartido en las redes sociales, el can pasa allí las horas mientras espera el regreso de su dueño y allí le dan de comer para poder sobrevivir. Pero, incluso cuando llega la noche, el hombre no se lo lleva a casa, sino que lo deja en la calle a la intemperie.

Según Jorge, el propietario le ha dicho que tienen que amputar la pata a Rodolfo por culpa de la herida que sufre. Ahora, el vecino que más ha ayudado al animal ha creado un grupo de WhatsApp para tratar de buscarle la atención médica necesaria y salvarle. Un precioso ejemplo de solidaridad y amor por el mejor amigo del hombre.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios