¿Cuántos órganos tiene el cuerpo humano en realidad?
  1. Alma, Corazón, Vida
DEBATE ANATÓMICO

¿Cuántos órganos tiene el cuerpo humano en realidad?

Aunque la mayoría de biólogos y médicos establecen que son 78, la diferencia a la hora de contar la marcan los huesos y los dientes: ¿cuentan como uno?

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

¿Nunca te has preguntado cómo es posible que quepann tantas cosas 'ahí dentro', en la piel que habitas? Si hay un misterio insondable, al margen de los grandes secretos relativos al universo o a lo que hay después de morir, ese es el del cuerpo humano. Y más en una época como en la que vivimos, en la que un simple agente microscópico puede poner en jaque toda su ingeniería en cuestión de días o horas.

Desde tiempos inmemoriales, la humanidad ha tratado de descifrar el funcionamiento de nuestras entrañas a través del estudio de la biología. Los antiguos egipcios manipulaban órganos humanos mientras los extraían para luego embalsamarlos. Y ahora, en la actualidad, todavía existe la polémica sobre qué puede considerarse por órgano y qué no, hasta el punto de que no hay una unanimidad científica sobre su número exacto.

Solo cinco cumplen funciones indispensables para la supervivencia: el cerebro, el corazón, el hígado, al menos un pulmón y al menos un riñón

En primer lugar, habría que considerar qué es lo que entendemos por 'órgano'. Los libros de biología y medicina definen el término como un conjunto de tejidos que trabajan juntos en base a un objetivo común. Y, a su vez, trabajan simultáneamente para garantizar la supervivencia del que es el órgano supremo, aquel que les reúne a todos ellos: el cuerpo humano. De ahí que uno de los sinónimos aceptados a "cuerpo" sea "organismo", debido a esa conjunción y organización entre todos ellos.

"Pero no todos los órganos son necesarios para la supervivencia", avisa Dani Leviss, periodista de 'Live Science', quien ha escrito un interesante artículo haciénndose esta misma pregunta. Según él, solo son cinco los órganos que cumplen funciones vitales indispensables para la conservación de la vida: el cerebro, el corazón, el hígado, al menos un pulmón y al menos un riñón. "La pérdida de la función total de cualquiera de ellos significa la muerte", recalca, "pero sorprendentemente, el cuerpo humano puede sobrevivir sin unos cuantos, o en su defecto, reemplazarlos por un dispositivo médico".

Polémicas anatómicas

Y en cuanto al número concreto de órganos, "el recuento general y aceptado es de 78", asevera Lisa Lee, profesora asociada en el Departamento de Biología Celular de la University of Colorado School of Medicine y experta consultada por Leviss. "Esta lista incluye los órganos vitales más la lengua, el estómago, la tiroides, la uretra, el páncreas y muchos otros. Los dientes y los huesos cuentan como uno".

Si lo vemos a nivel microscópico, cuando múltiples tipos de tejidos se unen y funcionan juntos, a esa unidad la denominamos órgano

"Los anatomistas difieren en su punto de vista sobre lo que se considera un órgano y lo que no", recalca Leviss. La diferencia radica en que dependiendo de su especialidad, aportarán un número mayor o menor: si está especializado en biología molecular o microscópica, será una lista más larga, mientras que otros que tienen una perspectiva más general contarán algunos menos. Por todo ello, no hay un consenso general en la medicina sobre lo que se califica como órgano y lo que simplemente es tejido o un pequeño conjunto de órganos.

Foto: Esta nueva ley puede salvar centenares de vidas en Inglaterra cada año (EFE)

"Si lo vemos a nivel microscópico, cuando múltiples tipos de tejidos se unen y funcionan juntos, a esa unidad la denominamos órgano", asegura Lee. De este modo, "una uña podría ser considerada como tal, o las estructuras que la sujetan, al igual que cada uno de los dientes podrían ser contabilizados cada uno como un órgano". La profesora consideraría a cada hueso como un órgano, si son 206, habría que sumarles a los 78 restantes, haciendo un cómputo total de 284.

Independientemente del número real de órganos que tenemos en el cuerpo, lo que está claro es que es imprescindible someterles a un cuidado adecuado para que no se resientan o lesionen, sobre todo de cara a prevenir enfermedades futuras. La clave está en llevar una dieta sana y equilibrada y compaginarla con actividad física regular. Y en esta época de resfriados con una pandemia de fondo, conviene prestar aún más atención y cuidados al cuerpo humano.

Salud Vida saludable Biología Microbiología Medicina
El redactor recomienda