Los mejores alimentos para perder peso de la dieta mediterránea
  1. Alma, Corazón, Vida
CUÍDATE MUCHO

Los mejores alimentos para perder peso de la dieta mediterránea

El aceite de oliva, las legumbres o las ensaladas. La mejor apuesta para una vida sana reside en esta serie de alimentos tan nuestros. Y también para adelgazar

Foto: Los mejores alimentos para perder peso de la dieta mediterránea
Los mejores alimentos para perder peso de la dieta mediterránea

Si hay algo que podemos estar orgullosos los españoles es de nuestra gastronomía. La dieta mediterránea es aquella que envidian todos los países que no tienen la suerte de tener un clima y suelo tan propicio como el nuestro para las cosechas y ganados. Este tipo de alimentación obtiene las mejores calificaciones a la hora de cuidar la salud cardíaca, mejorar la función cerebral, conseguir un bienestar mental o, incluso, aumentar las probabilidades de vivir más años. De ahí que esta sea una de las razones por las que somos uno de los países con la esperanza de vida más alta del mundo.

¿Y a la hora de adelgazar? Si encima enfocas la dieta mediterránea a perder peso, tendrás muchas más posibilidades de lograr tu objetivo. Básicamente, porque es rica en alimentos integrales y frescos y contiene materia grasa beneficiosa para el organismo, como las monoinsaturadas, presentes en el aceite de oliva o los aguacates, así como de ácidos grasos poliinsaturados omega-3, hallados en productos como el pescado (en el salmón, el atún o las sardinas).

Olvida los alimentos precocinados y congelados. La dieta mediterránea es, ante todo, casera

Y al resto del mundo les encanta. No es raro encontrar de forma frecuente en las páginas de las revistas sobre alimentación internacionales grandes elogios a la dieta mediterránea. Sin ir más lejos, la revista 'The Healthy' ha reunido una serie de beneficios que encuentras en los alimentos mediterráneos para llevar una vida sana y, de paso, bajar unos cuantos kilos de la báscula.

Pasión por los vegetales

Las estrellas de una dieta mediterránea son las frutas y verduras. Y también los cereales integrales o de origen vegetal, como los frutos secos o las legumbres. Si planificas un menú semanal con estos elementos, ten por garantizado que no solo comerás rico y hasta sentirte saciado, sino que también huirás de opciones menos sanas. ¿Qué hay mejor que un buen plato de lentejas? Otro de los platos estrella de la dieta mediterránea son las ensaladas. Agrega un poco de lechuga, cebolla y tomate de guarnición con cada una de tus comidas para ingerir menos cantidad del plato principal y reserva un hueco para los verdes.

Una cantidad justa de carbohidratos

Olvida ya de una vez los alimentos precocinados y congelados. La dieta mediterránea es, ante todo, casera, y necesita su tiempo de elaboración para degustar con más intensidad y extraer todos sus beneficios. Si estás pensando en adelgazar, en vez de decantarte por el pan normal escoge integral, al igual que con la pasta. Uno de los mejores desayunos de la cultura mediterránea, que más valoran fuera de nuestras fronteras, es el clásico 'pantumaca' catalán: extiende un poco de tomate triturado con aceite de oliva en una rebanada de pan tostado. Puedes añadirle jamón si quieres un chute extra de proteínas.

El aceite de oliva, tu gran aliado

Siempre aceite de oliva, nunca de girasol. Aunque este último se suele utilizar para hacer frituras, lo mejor será que huyas de las mismas. Lo mejor, cocinar tu fuente de proteínas como pescados y carnes a la plancha y con aceite de oliva, para que así no tengan tanta grasa, en clara referencia a la famosa dieta keto. Otro consejo es huir de la mayonesa y aderezar tus platos con aceite y vinagre. Son innumerables los beneficios del aceite de oliva, sobre todo de cara a prevenir enfermedades cardíacas y gozar de una vida más larga y feliz.

Todo grasas saludables

Ni se te ocurra abusar de grasas trans ni azúcares. En su lugar, apuesta por aquellas que se conocen por ser saludables, como las del propio aceite de oliva, los huevos, el aguacate, algunos frutos secos y el pescado. Si tienes 'mono' de azúcar, lo mejor será que optes por una fruta de temporada. Ahora que es verano, la sandía y el melón son las grandes estrellas de los postres. O, en su lugar, puedes comer alguna manzana, las cuales son muy saciantes y sirven para limpiar el intestino y mejorar el estado de tu flora intestinal.

Salud Alimentos Frutos secos Aceites Esperanza de vida Grasa Perder peso Adelgazar Atún
El redactor recomienda