Por qué un granjero tiene su casa en medio del segundo aeropuerto más grande de Japón
  1. Alma, Corazón, Vida
Narita

Por qué un granjero tiene su casa en medio del segundo aeropuerto más grande de Japón

A diferencia de otros agricultores que se marcharon cuando se construyó el aeropuerto en la década de 1960, Takao Shito eligió quedarse y continuar cultivando sus tierras

Foto: Foto: Youtube
Foto: Youtube

Salvo que vivas en una casa en medio del campo, todos sabemos que no puedes elegir a tus vecinos. El que bien lo sabe es el agricultor japonés Takao Shito, después de una batalla de décadas contra Narita, el segundo aeropuerto más transitado de Japón.

Su granja está literalmente rodeada por el aeropuerto de Narita y aviones de todo el mundo rugen justo al lado de sus cultivos de guisantes y rábanos, cuyas hojas verdes ondean con esta brisa.

"Te acostumbras al ruido", señaló el hombre de 68 años a la Agence France-Pressse en su granja, recoge 'The Straits Times'. Cabe destacar que a la mayor parte de la finca solo se accede a través de túneles que pasan bajo el aeropuerto. "Estos son terrenos cultivados por tres generaciones durante casi un siglo, por mi abuelo, mi padre y yo. Quiero seguir viviendo aquí y cultivando", apuntó.

Su lucha, junto con un puñado de familias, ha sido un gran dolor de cabeza para Narita, que este año cumple su 40 aniversario. El aeropuerto es la principal puerta de entrada internacional de Tokio y maneja 40 millones de pasajeros y 250.000 vuelos al año.

El aeropuerto de Narita ha sido controvertido en la región desde que fue anunciado por primera vez por el gobierno en 1966 como una instalación de tres pistas, lo que provocó protestas de activistas y agricultores, incluido el padre de Shito. Las manifestaciones se tornaron violentas y terminaron con la muerte de varios policías y manifestantes.

El aeropuerto abrió en 1978 y las autoridades solo se disculparon años después por su dura respuesta a las protestas. A pesar de ello, la continua oposición local significó que operó con una sola pista hasta 2002, cuando se abrió una segunda.

El aeropuerto compró tierras agrícolas adyacentes a la ruta planificada de la segunda pista a los propietarios, incluidos algunos que habían alquilado a la familia de Shito durante décadas. Pero Shito se negó a mudarse, argumentando que su sustento dependía de la tierra y señalando la Ley de Tierras Agrícolas de Japón, que brinda a los agricultores una amplia protección legal. Por ello el aeropuerto alteró la ruta que conduce a la pista, que ahora gira alrededor de la granja de Shito, rodeando uno de sus lotes.

"No se trata de dinero"

El aeropuerto ahora quiere construir una tercera pista, que no se hará cerca de la granja de Shito, pero el aeropuerto enfrenta negociaciones con otros agricultores cercanos. Visto desde arriba, las parcelas que cultivan Shito y sus vecinos son islas de tierra marrón cercadas, atrapadas dentro de una red de calles de rodaje utilizadas por los aviones.

Foto: Youtube
Foto: Youtube

Con aviones entrando y saliendo del aeropuerto a lo largo del día y de la noche, no es una existencia agrícola idílica. Pero Shito no se inmuta. Actualmente está involucrado en cinco demandas distintas con el aeropuerto y se ha negado rotundamente a recibir una compensación a cambio de su reubicación.

"Esto no se trata en absoluto de dinero", apuntó. "Hago agricultura orgánica sin pesticidas. No se puede simplemente mover la capa superior del suelo y esperar que sea igual en diferentes lotes", añadió.

Si bien el área alrededor del aeropuerto puede no parecer la ubicación ideal para la agricultura orgánica, los monitores de calidad del aire y el agua en Narita y sus alrededores no muestran niveles elevados y sostenidos de contaminantes.

Japón Aeropuertos
El redactor recomienda