Los mejores trucos para hacer la maleta de vuelta de tus vacaciones de verano
  1. Alma, Corazón, Vida
HORA DE IRSE

Los mejores trucos para hacer la maleta de vuelta de tus vacaciones de verano

¿Momento de volver a hacer el equipaje y dar por finalizada tu aventura estival? Regresa a casa de la mejor forma posible gracias a estos consejos

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Todo tiene un final, y ese momento en que descubres que ya se han acabado tus vacaciones y debes volver no es agradable para nadie. Atrás quedan un montón de experiencias que has recolectado en tu viaje y que ahora recuerdas con nostalgia. A medida que se acerca el fin del mes de agosto, miles de españoles vuelven a sus hogares y rutinas. Este año, con una preocupación latente, ya que es posible que a raíz de la crisis del coronavirus nos espere un otoño muy duro.

Y, en estos instantes, si eres uno de aquellos que viven en la cuenta atrás para volver a casa, seguramente ya estés pensando en repetir el proceso inverso a cuando te marchabas: hacer la maleta. Es posible que el equipaje haya aumentado considerablemente desde el inicio del viaje, habiendo adquirido 'souvenirs' del lugar en el que has estado, así como regalos para familiares y amigos que demuestren lo mucho que te has acordado de ellos.

Debemos doblar la ropa lo máximo posible para optimizar el espacio y colocar las prendas en vertical para que sean visibles

¿Cómo lograr más espacio en la maleta y a la vez no sentir que vas muy cargado? Hoy veremos una serie de trucos para conseguir que quepa todo y no te dejes nada. En la red, hay infinidad de trucos para hacer el equipaje, pero pocos tratan en exclusiva el procedimiento de volver. Por ello, hay una serie de aspectos que debes tener en cuenta antes de montar en el coche, autobús o tren para así no olvidarte de nada y tener todo perfectamente controlado.

Repasa el inventario

Lo más importante antes de empacar es revisar que tienes todo lo que llevaste contigo. Si antes de salir fuiste diligente e hiciste una lista de las cosas imprescindibles para el viaje, vuelve a revisarla para comprobar que no se te ha extraviado nada. A su vez, complétala con los artículos nuevos que has adquirido en el transcurso de las vacaciones. Al tener todo esto claro, ya puedes empezar a hacer la maleta.

Coloca las prendas dobladas y en vertical

Se trata de uno de los grandes consejos de la especialista más famosa del mundo en colocar y ordenar la ropa: Marie Kondo. Su método, llamado KonMari, usado sobre todo de cara a ordenar los armarios, también se puede aplicar a las maletas de viaje. En este caso, deberemos doblar la ropa lo máximo posible para optimizar el espacio y colocarlas en vertical para que en todo momento sean visibles.

Se acabó eso de almacenar las camisetas una encima de otra. Una de las ventajas del verano es que tampoco hay que cargar el equipaje con sudaderas y la ropa es mucho más fina, por lo que no será tan difícil que quepan todas nuestras prendas perfectamente dobladas y colocadas. En el vídeo de arriba tienes un ejemplo práctico de cómo hay que doblar las prendas según el método KonMari.

La ropa interior, en los bordes

Otro de los trucos más importantes de cara a optimizar al máximo el espacio es dejar libres los bordes de la maleta para llenarlos con la ropa interior. Las bragas, calzoncillos y calcetines, al ser más pequeños que una prenda normal, caben perfectamente entre los huecos que hay entre la maleta y la ropa. También se puede aprovechar este espacio libre para llevar los cinturones perfectamente estirados, rodeando la ropa, en vez de llevarlos enrollados y sobre las prendas de vestir.

Lo más robusto, arriba y abajo

Otra de las enseñanzas de Marie Kondo es la de colocar las prendas o artículos más robustos en la zona inferior y superior de la maleta, dejando el medio para la ropa más delicada, como las camisetas o camisas. De este modo, los pantalones vaqueros siempre irán debajo, mientras que las chanchas de la playa, el neceser o los jerséis que más ocupan lo harán encima. Recuerda que es importante llevar las chanclas metidas en una bolsa aislante.

Valora llevar otra bolsa

Solo en caso de que no te quede más remedio y ya hayas organizado todo correctamente para optimizar el espacio y aun así no cabe. Si antes de partir fuiste prudente y lograste dejar un 20% de espacio libre para las potenciales compras que harías durante el viaje, te será más fácil completar el equipaje con los artículos nuevos que has adquirido en las vacaciones. En caso contrario, es mejor que valores la posibilidad de portar un bulto más, aunque solo sea una bolsa de plástico. Sobre todo si lo que has comprado tiene algunos elementos frágiles que necesitan ir en otro lugar aparte. Por supuesto, si alguno de estos productos nuevos es orgánico o comestible, ni se te ocurra meterlo con la ropa.

Trucos Tren Hogares Coronavirus Vacaciones Autobús Marie Kondo Famosa
El redactor recomienda