Deja su empleo en Amazon con el camión cargado de paquetes y las llaves puestas
  1. Alma, Corazón, Vida
y se hace famoso

Deja su empleo en Amazon con el camión cargado de paquetes y las llaves puestas

Un repartidor de Amazon compartió en redes sociales su decisión de dejar de repente su puesto de trabajo en el gigante del comercio electrónico

Foto: El repartidor dejó la furgoneta abandonada en una gasolinera (Reuters/Chris Helgren)
El repartidor dejó la furgoneta abandonada en una gasolinera (Reuters/Chris Helgren)

En España, estamos acostumbrados a que los paquetes que proceden de Amazon y el resto de productos que se adquieren a través del comercio electrónico lleguen por medio de empresas de mensajería o logística. Sin embargo, en muchos países los gigantes del e-commerce cuentan con su propia flota de vehículos y personal encargado de los repartos.

Uno de esos repartidores se ha hecho famoso en Estados Unidos este verano después de protagonizar un episodio, cuando menos, curioso. Se llama Derick Lancaster y conducía un camión lleno de productos de Amazon que tenía que repartir cuando, de repente, explotó. Dejó el camión abandonado en una gasolinera de Detroit y subió un mensaje a Twitter que se hizo viral.

Dereck dice textualmente: "Dejé Amazon. Que le jodan a esa mierda de conducir. Dejé la furgoneta la gasolinera de Southfield, pueden recoger a esa zorra: está llena de gasolina y con las llaves en el contacto". Un mensaje que ha recibido más de 225.000 likes y que también se ha compartido miles de veces.

Malas condiciones laborales

Pero la advertencia de Dereck Lancaster no se quedó ahí. Poco después, compartió en las redes sociales un vídeo en el que cargaba duramente contra su antigua empresa. Así, denunció que trabajaba en turnos de 12 horas, de 9 de la mañana a 9 de la noche, un horario en el que tenía que entregar hasta 200 paquetes por día.

Sin embargo, su sueldo es de solo 15,50 dólares la hora, unos 14 euros al cambio, un salario muy bajo para Estados Unidos. Y aunque reconoció que también le pagaban horas extras, al final las exigencias eran muy altas y la pandemia de coronavirus fue la gota que colmó el vaso para que su mente explotara. Tal y como explicó a Fox 2 Detroit, "salí de la furgoneta y, simplemente, me fui. Me sentí genial".

La mayoría de las reacciones a su mensaje han sido muy positivas, aunque también hay quien opina que no debería haber reaccionado así y debería haber actuado mejor. Y no falta quien se queja de que, por su culpa no ha recibido a tiempo el producto que había comprado a través de la web… aunque se alegran de que deban esperar por "una causa justa".

Amazon E-commerce Comercio electrónico Coronavirus Vídeo Redes Sociales Trabajo Empleo
El redactor recomienda