Qué es la meningoencefalitis y su relación con el virus del Nilo de los mosquitos
  1. Alma, Corazón, Vida
el virus del nilo occidental

Qué es la meningoencefalitis y su relación con el virus del Nilo de los mosquitos

Sevilla cuenta con 19 casos de meningoencefalitis vírica, lo que genera alarma de un brote de infección que podría deberse a la picadura de un mosquito y transmisor del virus del Nilo Occidental

Foto: El mosquito invasor que podría ser responsable de los casos de meningoencefalitis (iStock)
El mosquito invasor que podría ser responsable de los casos de meningoencefalitis (iStock)

Ya son 12 los positivos del virus del Nilo confirmados en Sevilla, según ha informado la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, después de que se hayan registrado al menos 19 casos de meningoencefalitis vírica en los municipios sevillanos de Coria y La Puebla del Río. Por si la pandemia provocada del coronavirus SARS-CoV-2 fuera poco, ahora una parte del país también se ve afectada por la presencia de un mosquito invasor de origen asiático, el 'Aedes japonicus', que ha provocado un brote de esta enfermedad, dejando 17 personas hospitalizadas, siete de ellas ingresadas en unidades de cuidados intensivos (UCI).

[El otro virus del que sí alertó Fernando Simón]

En un principio, cuatro afectados a los que se les había realizado pruebas habían dado negativo en las principales bacterias y virus, incluido el virus del Nilo Occidental, que transmiten con su picadura las hembras de la especie 'Aedes japonicus', un mosquito endémico del este asiático, principalmente de Corea y Japón, y del sudeste de China, pero que ya se ha asentado en el Principado de Asturias y se ha introducido en Cantabria, por lo que se teme que pueda expandirse a otras regiones españolas como Galicia o Cataluña. La expansión por países que originalmente no han constituido su hábitat natural se ha visto auspiciada por el negocio internacional de neumáticos usados y, una vez introducido en otras áreas, cría en zonas de bosque caducifolio cercanas al medio rural, donde aprovecha los charcos, abrevaderos de ganado, agujeros de roca llenos de agua, cubos o neumáticos para extenderse.

El mosquito 'Aedes japonicus' puede transmitir el virus del Nilo Occidental (iStock)
El mosquito 'Aedes japonicus' puede transmitir el virus del Nilo Occidental (iStock)

No obstante, los resultados iniciales no sirven para descartar de manera concluyente ningún virus, tal y como ha explicado a Europa Press el jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, José Miguel Cisneros, ya que el diagnóstico microbiológico de la meningoencefalitis es "extraordinariamente complejo". Los virus, como los que puede llegar a transmitir esta especie de mosquito —y entre los que se encuentra el del Nilo Occidental, el dengue o el virus de la encefalitis japonesa—, son la causa más frecuente de infecciones en el sistema nervioso central, que se pueden manifestar en forma de encefalitis, meningitis o meningoencefalitis, según el área encefalítica afectada. Se habla de esta última enfermedad cuando existe una inflamación de las meninges, las membranas que cubren todo el sistema nervioso central, como del parénquima cerebral, parte del tejido funcional del cerebro.

Aunque hay muchos posibles agentes etiológicos que pueden estar implicados en una infección del sistema central, los virus son la principal causa, con cuadros clínicos diversos y sintomatología diferente dependiendo de la gravedad de la infección y las áreas afectadas. Entre las potenciales manifestaciones clínicas que se pueden experimentar en caso de sufrir una meningoencfalitis vírica, según explican desde Pediatría Integral, se encuentran los siguientes síntomas, que se pueden poner de manifiesto en mayor o menor medida en función del grado de la infección:

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Fiebre
  • Cefalea
  • Fotofobia
  • Rigidez en la zona de la nuca
  • Disminución del nivel de conciencia
  • Letargia
  • Alteraciones de la personalidad
  • Convulsiones

¿Qué pinta aquí el 'Aedes japonicus'?

Los arbovirus, agentes infecciones que los artrópodos pueden transmitir a seres humanos y la razón por la que preocupa el aumento de ejemplares del mosquito invasor 'Aedes japonicus', de acuerdo con lo que explican desde el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), son virus que también pueden afectar el sistema nervioso central, aunque en la mayor parte de los casos son difíciles de detectar ya que pueden darse infecciones asintomáticas. Es el caso de haber contraído el virus del Nilo Occidental por medio de este mosquito, ya que en el 80% de las ocasiones las infecciones provocadas por este insecto en humanos son asimismo asintomáticas.

Solo el 20% de los casos diagnosticados en seres humanos de este virus derivan en fiebre del Nilo, que en contados pacientes puede desembocar en otro tipo de enfermedades. Los síntomas principales de esta dolencia pasan por sufrir dolor de cabeza, malestar general, fiebre, mialgia, vómitos, erupción cutánea, fatiga y dolor ocular. La gravedad de estas manifestaciones varía dependiendo del paciente y quienes llegan a sufrir esta enfermedad pueden recuperarse en una semana o tardar meses debido al debilitamiento causado por la dolencia, tal y como apunta el ECDC. De agravarse y afectar al sistema nervioso, pasaría a ser una enfermedad neuroinvasiva que puede presentarse en forma de encefalitis, meningitis o parálisis de otro tipo, que pueden ocasionar mayores daños si se dan factores de riesgo como edad avanzada, hipertensión enfermedades renales o diabetes, entre otros.

"La infección por el virus del Nilo Occidental es en general benigna y autolimitada con la curación completa del paciente y en la mayoría de los casos, incluso asintomática. Pero en un porcentaje reducido de casos produce meningoencefalitis y entonces el pronóstico es muy variable, dependiendo del tipo de virus y del paciente, y va desde la recuperación completa que es común, o la curación con secuelas, hasta el fallecimiento que puede alcanzar al 10 % de los pacientes con meningoencefalitis", explica José Miguel Cisneros sobre la enfermedad de la fiebre del Nilo, para la que no existe un tratamiento específico. "Las secuelas neurológicas son comunes tras la meningoencefalitis por el virus del Nilo Occidental. En general, son más frecuentes en los pacientes de mayor edad y con más enfermedades acompañantes, y también cuanto más grave es la forma de presentación clínica inicial de la infección", señala también el portavoz andaluz.

Mosquitos
El redactor recomienda