Haz caso a los dermatólogos: esta es la forma correcta de echarte crema solar
  1. Alma, Corazón, Vida
Salud

Haz caso a los dermatólogos: esta es la forma correcta de echarte crema solar

Dos expertos solucionan las dudas más frecuentes sobre el uso del protector solar cuando estamos en la playa o en la piscina

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Casi nadie cuestiona a estas alturas la enorme importancia que tiene el cuidado de nuestra piel frente al sol, y son de sobra conocidas las graves consecuencias que puede acarrearnos la falta de una correcta protección solar. Hay consenso en que hay que cuidarla, pero aparecen más dudas cuando hablamos de cómo cuidarla. Las rutinas a la hora de echarnos crema en la playa o en la piscina no suelen ser fijas, y a veces tendemos a obviar recomendaciones muy importantes. Para solucionarlo, y tener un criterio médico claro con el que protegernos de los rayos del sol, dos expertos dermatólogos, Guillermo Solano-López y Silvestre Martínez García, responden a continuación a las dudas más frecuentes sobre el uso de los protectores solares:

¿Cuándo hay que darse crema por primera vez?

Ambos expertos coinciden en que lo ideal es aplicarse la crema media hora antes de la primera exposición al sol para que la piel lo absorba. Silvestre destaca que "es una mala costumbre llegar a la playa, ponerse la crema y salir directamente al agua" ya que de esa manera la mayor parte del protector solar se nos va.

Foto: Fuente: iStock

¿Qué significa el factor de protección solar?

"El SPF (factor de protección solar) que aparece en las cremas no es el tiempo que podemos estar expuestos al sol con esa crema, sino el tiempo que tardaría la piel en quemarse", afirma Silvestre, que ejemplifica de forma muy sencilla cómo debemos interpretar ese número: "Una persona de piel blanca que suele quemarse con el sol, sin llevar protección, en 15 minutos, utilizando un protector SPF 15, tardaría 15 minutos x 15 (SPF15): 225 minutos en quemarse. Si utilizara un factor 50, tardaría 15 minutos x 50: 750 minutos. El tiempo en cualquier caso, es orientativo dado que depende del color de la piel (las pieles oscuras están más protegidas), de los baños que nos demos, de lo que sudemos, etc.".

Guillermo recomienda a nivel práctico que hay que tener en cuenta que "un protector solar 50 debe renovarse con menos frecuencia que un protector solar de 30. Por tanto el consejo dermatológico es aplicar siempre un protector solar de 30 para arriba, y en la zona facial yo recomiendo siempre un 50, independiente del color de piel del paciente". Sobre nuestro tipo de piel, el doctor Martínez-García concluye asegurando que "es muy importante que conozcamos nuestra piel a la hora de elegir el protector solar. Actualmente en el mercado existen muchas variedades y excipientes, permitiéndonos así adecuar el protector más específico para cada persona. Por ejemplo con fotoprotectores pediátricos que tienen menos componentes alergénicos o protectores fusión water van mejor para deportistas".

Pasar un día entero tomando el sol es exponer a tu piel a un daño irreparable

¿Cada cuánto tiempo hay que echarse crema?

Solano-López recomienda "reaplicar el protector solar cada dos horas en el caso de estar expuestos todo el tiempo, y en el caso de meternos al agua es recomendable volver a aplicarse el protector solar, ya que no existe el 'waterproof' perfecto". Silvestre avisa de que el objetivo de la protección solar es no quemarse porque esas quemaduras son un factor clave en el desarrollo del cáncer de piel: "cada uno sabemos cuando la piel se empieza a poner roja y ese es el momento de quitarnos del sol porque ya nos habríamos excedido".

¿Es posible pasar un día entero al sol?

"No, pasar el día entero tomando el sol es exponer a la piel a un daño irreparable", avisa tajante Silvestre. Guillermo desaconseja también esta práctica y recuerda que es muy importante además evitar, aún con protección solar, las horas 'pico sol' del día. Es decir, tratar de estar a la sombra entre las 11:00 a.m. y las 4:00 p.m. de la tarde.

¿Protección solar debajo de la sombrilla?

Ambos responden con rotundidad: sí, es absolutamente necesario echarse crema solar aunque estemos debajo de la sombrilla. "El hecho de estar debajo de la sombrilla no evita completamente el paso de las radiaciones ultravioletas y de la luz visible, que son causantes del fotoenvejecimiento, y de los diferentes tipos de tumores cutáneos, incluído el melanoma". A las advertencias de Guillermo sobre la falta de protección de la sombrilla, Silvestre añade varios motivos más: el hecho de que el reflejo del mar también puede afectar a la piel y la certeza de que aunque estemos debajo de la sombrilla en algún momento saldremos de debajo de ella o de que una parte de nuestro cuerpo puede quedar al descubierto momentaneamente.

Fuente: iStock
Fuente: iStock

¿Es recomendable usar 'after sun'?

El doctor Martínez-García cree que sí, porque ayuda a hidratar la piel y todo lo que hagamos por cuidarla siempre es positivo. Por su parte, Solano-Lopez cree que no es mandatorio, "pero podría ser recomendable en el caso de algunas pieles muy sensibles, o en el caso de haber estado expuesto al sol durante muchas horas y presentar molestias y rojeces, porque además del efecto calmante ejercen un efecto emoliente, hidratante, y muchos de ellos tienen agentes antioxidantes y reparadores".

Qué hacer si nos hemos quemado

La hidratación es la recomendación primera para el tratamiento de las quemaduras. Ducharse solo con agua templada, evitando el uso de jabones fuertes, secando con mucha delicadeza sin frotar y aplicando 'after sun' para calmar el eritema. En el caso que haya pelado, no hay que tirar de esas pieles para dejar que se vayan recuperando.

Es importante tener en cuenta la intensidad de las quemaduras que podamos haber sufrido. Esta se valora en función de su profundidad. Martínez García explica que "tenemos quemadura de primer grado cuando la piel se pone roja, en este caso el daño se produce en las capas superficiales de la piel. De segundo grado son cuando ya forman ampollas, afectando a capas más profundas". Estas últimas requieren un tratamiento más específico con cremas antinflamatorias y antibióticas y es recomendable acudir al dermatólogo para tratarlas.

Dermatología
El redactor recomienda