Por qué cerrar los ojos al quitarte la mascarilla es importante frente al covid-19
  1. Alma, Corazón, Vida
un gesto poco común

Por qué cerrar los ojos al quitarte la mascarilla es importante frente al covid-19

Tras recomendar este gesto desde la cuenta de Salud Pública, el médico David Callejo explica por qué es importante cerrar los ojos al quitarse la mascarilla para protegerse del coronavirus

placeholder Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Ponerse y quitarse la mascarilla se ha convertido en un ritual para la población mundial durante la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2. En todo momento, tras la desescalada, este tipo de protecciones se deben llevar se cumpla o no la distancia interpersonal de un metro y medio recomendada para toda actividad en la 'nueva normalidad'. La excepción de la regla la protagoniza quienes vivan en la Comunidad de Madrid o las islas Canarias, donde a fecha de 22 de julio la obligatoriedad de llevar mascarilla aún no se aplica si se puede respetar el distanciamiento social en la vía pública, en espacios cerrados o abiertos al público, salvo en el transporte, un sitio de paso en el que cubrirse correctamente nariz y boca es un requisito mínimo para poder montarse en autobús o coger un tren.

En esta coyuntura, toda medida de prevención e higiene para evitar que vuelvan a crecer de forma desmedida los casos de covid-19 es poca, más teniendo en cuenta que la normativa de uso de tapabocas es más restrictiva ahora en la mayor parte de las comunidades. En los bares, terrazas y restaurantes de Cataluña, por ejemplo, hay que ponerse la mascarilla cuando se vaya a pedir a la barra o cuando se acuda al baño; mientras que en Galicia y en las islas Baleares se especifica que quienes acudan a locales de hotelería deben llevar siempre puesta la mascarilla a excepción de los momentos específicos de consumo. Nada de quitársela directamente al sentarse y no ponérsela hasta bien pasada la sobremesa.

Foto: Fuente: iStock

En el momento de quitársela, aunque parezca que la maniobra de retirar la protección de la cara ya está más que aprendida, no hay que olvidarse de los ojos y de un paso en el que, hasta ahora, probablemente muchos no habían reparado al manipular el tapabocas: el asegurarse de tener los ojos cerrados al deshacerse de la mascarilla como un "plus de seguridad", en palabras del doctor David Callejo, médico especialista en Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor que ha estado publicando a través de Instagram durante toda la pandemia vídeos divulgativos acerca del coronavirus, su comportamiento y las medidas de protección para evitar contagios.

Desde la cuenta oficial en Twitter de Salud Pública, perfil del Gobierno de España que junto al perfil del Ministerio de Sanidad informa de las recomendaciones y medidas que debe seguir la ciudadanía para evitar ser positivos en covid-19, Callejo recordaba recientemente las pautas que se deben seguir para ponerse y quitarse correctamente la mascarilla sin ponerse en riesgo de contaminarse, ya que al salir a la calle o tocarse la mascarilla sin querer puede haber presencia de virus en la protección.

Lo fundamental, recordaba el médico, es lavarse las manos concienzudamente antes y después de quitarse la mascarilla, que debe cubrir a la perfección boca y nariz para evitar la expulsión de microgotas. A estas recomendaciones, también se une el "juego" de no tocarse en ningún momento la cara ya que "probablemente tendremos las manos sucias" y, además, una acción que hasta ahora no era tan común. "Es fundamental quitarnos la mascarilla de atrás hacia adelante, sin tocar nunca la parte de delante y cerrando los ojos. Una vez que nos quitamos la mascarilla, de nuevo nos lavamos las manos", explica David Callejo en el vídeo compartido a través de Salud Pública en el que se recomienda no perder de vista a los ojos, que también son una posible puerta de entrada al coronavirus SARS-CoV-2 en el organismo.

Aunque varios estudios apuntaron ya a que los ojos pueden ser una vía de contagio importante del covid-19 y la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó a principios del mes de junio cubrirse los ojos con gafas para reducir las posibilidades de contagio, hasta ahora algo tan simple como cerrar los ojos al retirarse la mascarilla por las gomas no se había difundido de forma generalizada. "Quizás los ojos fueron los grandes olvidados de la pandemia", apunta Callejo en conversación con El Confidencial para reflexionar acerca de la importancia que puede implicar ese movimiento de párpados al quitarse la protección.

Siguiendo la senda de las recomendaciones de no tocarse los ojos con las manos sucias o la de que "en los equipos de protección individual (EPI) del personal sanitario se incluyan gafas", explica el médico, esta puede ser también una medida importante para prevenir en vez de curar, a pesar de que no sepa aún con certeza cómo de posible es la transmisión ocular del coronavirus. No obstante, los indicios que se tienen hasta la fecha "hacen pensar que a través de los ojos podemos contagiarnos como ya sucede con otros coronavirus como el SARS-CoV", el virus responsable del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) que afectó a China o Vietnam en 2003.

Si al retirar la mascarilla tenemos mala suerte y entra en contacto con nuestros ojos, podría aumentar el riesgo de infección por coronavirus

"Si al retirar la mascarilla tenemos mala suerte y entra en contacto con nuestros ojos, podría aumentar el riesgo de infección por coronavirus. Este riesgo se evita de forma simple si los cerramos; es una medida sencilla y que puede evitar contagios", selaña David Callejo, a la par que recalca que, aunque "no creemos que la trasmisión ocular a través de mascarillas contaminadas sea ni mucho menos el principal motivo de infección del coronavirus SARS-CoV-2", ante la duda cerrar los ojos es "una acción más que recomendable" y "un plus de seguridad que no tiene efectos adversos, complicaciones y que es muy sencillo de realizar", con el que se pueden extremar las medidas de prevención.

placeholder Los ojos son una fuente de contagio del coronavirus SARS-CoV-2 (Unsplash)
Los ojos son una fuente de contagio del coronavirus SARS-CoV-2 (Unsplash)

Los trucos no siempre son buenos

En un momento en el que poner coto a los contagios sigue siendo la prioridad principal al haberse detectado en toda España 224 brotes activos de covid-19 tras darse por concluida la desescalada, asegurarse de que la mascarilla está correctamente puesta mientras se pasea por la vía pública o se visitan espacios abiertos al público es primordial, y eso incluye para David Callejo no romper la regla 'DI-MA-MA' bajándose el tapabocas al pedir en un local de hostelería o hacer la compra, ni tampoco retirándose la mascarilla para saludar a amigos o familiares en reuniones sociales. "La clave para frenar esta pandemia es disminuir los contagios y eso se hace con una simple regla: 'DI-MA-MA'. 'DIstancia' física, nada de saludos en forma de besos o abrazos; lavado de 'MAnos'; y 'MAscarilla'. Llevar la mascarilla con la nariz por fuera es como llevar pantalones e ir enseñando el culo. No tiene ningún sentido".

Además, también hay que pensar en que no es recomendable utilizar trucos para 'colocarse' la mascarilla o intentar aumentar su protección manipulando en forma el tapabocas y adaptándolo como no debería ir puesto. Por ejemplo, no es lo más adecuado colocarse una mascarilla quirúrgica —diseñadas para que las personas sintomáticas o asintomáticas positivas puedan filtrar el aire exhalado y proteger a quienes están a su alrededor evitando la transmisión de agentes infecciosos, según se explica en la guía de compra de mascarillas según los tipos lanzada por el Ministerio de Consumosuperpuesta encima de otra para 'aumentar' la protección, con un ejemplar del revés con la tela azul hacia dentro y otro colocado encima en su correcta posición. Teniendo en cuenta que las mascarillas constan de tres partes (parte externa, de color azul, impermeable para proteger de las gotas del exterior; parte media, que sirve para filtrar; y parte interna, de color blanco y textura algodonosa, que cumple con la función de absorber la humedad y dar cierto confort), "si se pone la parte blanca hacia fuera lo único que se consigue es estar mas incómodo al llevar la capa impermeable en la cara. Además, harás que la parte algodonosa esté en parte en contacto con el exterior y absorba todos los posibles patógenos", aclara Callejo. "Las cosas funcionan mejor cuando se usan bien", sentencia.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Coronavirus
El redactor recomienda