ALIMENTACIÓN RESPONSABLE

Esto es lo que le pasa a tu cuerpo justo después de comerte un yogur

Incluir en tu dieta diaria este lácteo tan sano no solo te hará más inmune a los resfriados y gripes, sino que también te ayudará a perder peso y cuidar tu sistema digestivo

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

En este nuevo episodio de los cambios fisiológicos que suceden en tu cuerpo cuando dejas o comienzas a tomar algún tipo de sustancia, hoy veremos qué ocurre cuando ingieres este lácteo que en nuestra cultura se suele presentar a modo de postre. El yogur llena a nuestro organismo de defensas y repara la flora intestinal. También puede ayudar a combatir los resfriados comunes y a perder peso.

Su origen se remonta a los antiguos griegos, y como la mayoría de los productos exquisitos de nuestra gastronomía, se descubrió casi por accidente. Está repleto de proteínas que ayudan al desarrollo muscular y en especial de los abdominales, también de calcio que fortalece los huesos y de probióticos que mejoran las funciones intestinales.

El yogur es rico en proteínas que sirven para quemar las grasas y aumenta la cantidad de bacterias intestinales

¿Qué le sucede a tu cuerpo una vez te llevas la primera cucharilla a la boca? La revista 'Eat This Not That!' ha recopilado algunos de los primeros efectos que produce en el organismo, la mayoría beneficiosos. Por ello, si quieres transitar hacia una dieta más saludable desde aquí te recomendamos encarecidamente que apuestes por este lácteo como alimento indispensable.

Tus dientes seguirán blancos

El yogur natural clásico no tiene azúcar, por lo que no solo contribuirá a que bajes de peso, sino también a no perturbar la salud de tus dientes. Un estudio realizado por la Universidad Marmara de Turquía descubrió que ninguno de los distintos tipos de yogures presentes en el mercado (incluso aquellos que ya han sido azucarados) erosiona el esmalte dental ni causa caries. Por tanto, puedes quedarte tranquilo al saber que este producto no estropeará tu sonrisa.

Mejoras en tu capacidad cognitiva

Hay varios estudios que han demostrado que la función cerebral de los animales está relacionada con las bacterias intestinales. Por ello, científicos de la UCLA se plantearon si esto también ocurría con los humanos. De esta forma, dividieron a los participantes en tres grupos: al grupo A le dieron yogur con probióticos, al grupo B un lácto muy similar al yogur, y al grupo C simplemente le encargaron que siguiera alimentándose de la misma forma. Al final del experimento, aquellos que ingirieron yogures mostraron una mayor capacidad conectiva entre la región gris periacueductal y la corteza prefrontal del cerebro.

Y en tu estómago

El yogur es rico en proteínas con las que luego quemar las grasas y aumentan la cantidad de probióticos. Estos microorganismos vivos son bacterias beneficiosas que no solo ayudan a que tu sistema digestivo mejore, sino que también afectan positivamente a todo el organismo en general, ya que absorbes nutrientes con mayor facilidad y fortalece el sistema inmune. También es un producto especialmente positivo de cara a aliviar patologías intestinales como el estreñimiento.

Estabiliza tu apetito

Al ser una gran fuente de proteínas, satisface el hambre y evita los atracones. Pero no todos los yogures son iguales. El griego, en particular, posee aún más proteínas que el natural. Puedes tomar uno de desayuno, acompañando al café o bien después de cenar a modo de postre. Seguro que en las próximas horas ya no te da por abrir el frigorífico.

Tu presión arterial desciende

Un estudio en el 'American Journal of Clinical Nutrition' descubrió que los adultos que tomaban más lácteos bajos en grasas tenían un 54% de menos probabilidades de desarrollar hipertensión. ¿Dónde está la causa? El yogur contiene potasio, el cual tiene la capacidad de eliminar el sodio, el responsable de causar la subida de tensión arterial. Otro alimento que está repleto de este mineral es el plátano.

Tu sistema inmune se fortalece

Un grupo de científicos de la Universidad de Viena descubrió que tomar yogur puede ser una de las mejores formas de evitar un resfriado. A la hora de estudiar a mujeres que tomaron este alimento tan nutritivo, hallaron que tenían muchas más células T más fuertes y más activas, aquellas encargadas de combatir las enfermedades e infecciones. Por tanto, si no quieres empezar a estornudar es mejor que incorpores a tu dieta productos tan sanos como el yogur. Notarás el cambio.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios