La mujer que ha logrado sobrevivir a la gripe de 1918, al cáncer y al coronavirus
  1. Alma, Corazón, Vida
BUENAS NOTICAS

La mujer que ha logrado sobrevivir a la gripe de 1918, al cáncer y al coronavirus

Ida Acconciamessa, una mujer de 104 años residente de Nueva York, sorprende al mundo por su historia de superación al curarse del Covid-19

Foto: La mujer que ha logrado sobrevivir a la gripe de 1918, al cáncer y al coronavirus
La mujer que ha logrado sobrevivir a la gripe de 1918, al cáncer y al coronavirus

A lo largo de esta cuarentena provocada por la pandemia del coronavirus, hemos visto cómo personas de muy avanzada edad salían de los hospitales por su propio pie tras pasar la enfermedad. Historias que rápidamente se han convertido en todo un símbolo de superación y que también han funcionado como garantía de que los ancianos, a pesar de ser el grupo con mayor riesgo, también tienen una considerable probabilidad de recuperación.

Por ejemplo, destaca la experiencia de Ada Zanusso, una mujer de 108 años italiana que se convirtió en la persona más longeva de Italia en pasar el coronavirus. Lo más curioso es que también pasó en su día la gripe española. Otra mujer del país transalpino, llamada Alma Clara Corsini, de 95 años, saltaba a los telediarios nacionales por vencer a la enfermedad el pasado marzo. En este mismo mes también se recuperaba a sus 103 años Zhang Guangfen, quien se curó en tan solo una semana porque, según su médico, "no tenía muchas afecciones de salud subyacentes".

Foto: La historia de Ada Zanusso, la mujer de más edad que ha logrado superar el coronavirus

Y hoy podemos volver a dar buenas noticias de personas en edad muy avanzada que han conseguido vencer al coronavirus. Esta vez del otro lado del charco. Ida Acconciamessa, una mujer de 104 años que reside en Brooklyn y que también superó la gripe española en 1918, además de las penurias que tuvo que hacer frente en las dos guerras mundiales, ha conseguidos superar el coronavirus, según informa 'The New York Post'.

Realmente no pensamos que también sería capaz de salir de esta. No podía ni hablar

Además, Acconciamessa también ha vencido a un melanoma en fase 4, dos roturas de cadera y una infección que le afectó al colon. Y ahora, el coronavirus, por lo que sin duda está hecha toda una superviviente. "Ella siempre dijo que había nacido con una buena estrella", asgura su hija, Barbara Senese, de 77 años, a la 'CBS'. "Fue el mantra que repitió durante toda su vida. ¿Y sabes qué? Al ser capaz de superar también este virus no dejo de pensar en sus palabras".

Barbara y su marido estuvieron visitándola todos los días a su residencia localizada en el centro metropolitano de Nueva York hasta que se extendió la orden de decretar la cuarentena para los ingresados. Las hijas tuvieron que visitarla a través de su ventana en el primer piso, con mascarilla y cubiertos de guantes para protegerse del Covid-19.

¿El secreto de esta mujer para gozar de tan buena salud? Según su hija, beber una copa de vino todas las noches

No fue hasta el 4 de abril cuando dio positivo de coronavirus en un test. Comenzó a sentirse bastante mal y a tener síntomas como tos y fiebre, además de un profundo malestar corporal, según relata su hija. "Realmente no pensamos que también sería capaz de salir de esta", Senese explica a la 'CBS'. "No podía ni hablar. Ella estaba como muerta en vida".

Afortunadamente, sus peores presagios no se cumplieron, y su experiencia se ha hecho viral a lo largo y ancho de la ciudad de Nueva York como símbolo de resistencia frente al temido coronavirus. A los 20 días de tener que ingresarla y aislarla, los médicos notaron que Acconciamessa estaba mejorando mucho, y no fue hasta el pasado 1 de mayo cuando los médicos notaron que había vuelto a hablar y a recuperar la fuerza.

Foto: Una mujer de 100 años, primera paciente en recibir el alta por coronavirus en Avilés

Maro Perrone, enfermero que la acompañó, señala a 'The New York Post' que la historia de Acconciamessa parece "un milagro", sobre todo al observar la alta tasa de letalidad que tiene el Covid-19 entre los norteamericanos más mayores, y más aun en aquellos que están alojados en residencias.

¿El secreto de esta mujer para gozar de tan buena salud? Según su hija, beber una copa de vino todas las noches, una rutina que llevaba practicando desde los 102 años. Obviamente, el alcohol no es recomendable bajo ninguna circunstancia, por lo que seguro que hay una razón de peso detrás de su pronta recuperación. Tal vez sea el hecho de resistir durante tantos años los envites de la vida: sobrevivir a la gripe española y las dos guerras mundiales le han conferido una salud de hierro seguramente mucho más que el vino.

Coronavirus Gripe Pandemia Mujer Medicina
El redactor recomienda