tienen para rato

Una pareja compra "sin querer" 2.300 rollos de papel higiénico

La madre hizo un pedido en navidades pensando que llegaría una cantidad normal. Su asombro fue mayúsculo al comprobar su extracto bancario

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Si pudieras adquirir tu producto favorito no una, sino miles de veces, ¿cuál sería? Quizá decidirías hacerte con algo peculiar, como un caja entera de sopas Campbell, o coleccionarías ordenadores, o relojes, algo que realmente fuera útil. ¿Y papel higiénico? Si, por algún extraño motivo, es lo primero que ha pasado por tu mente, quizá envidies a la familia protagonista de este artículo.

Porque los Janetzki, provenientes de Toowomba (Australia), han comprado 2.300 rollos de papel higiénico. Aunque, en realidad, no querían hacerlo. Al parecer Haidee, que es como se llama la madre, adquirió en Navidad y de maneral accidental un total de 48 cajas: "Los compré por internet", contaba en una entrevista concedida a 'Vt', "así que cuando apunté el número 48 creía que me llegarían 48 rollos, pero lo que en realidad han llegado son 48 cajas con 48 rollos en cada una". Al principio creyó que se trataba de un error de la propia compañía, pero luego comprobó su extracto bancario y observó que en lugar de 59, como preveía, la broma le había costado 2.878 euros.

Creía que me llegarían 48 rollos, pero lo que en realidad han llegado son 48 cajas con 48 rollos de papel en cada una

"Al principio pensamos que era gracioso, hasta que vimos lo que nos había costado", añadió. "Intentamos contactar con la compañía por teléfono, pero en la web no venía ninguno registrado, solo una dirección de correo electrónico, así que no pudimos contactarlos". Un poco perpleja, Haidee hizo cuentas y calculó que a la familia le constaría aproximadamente 12 años deshacerse de todos los rollos.

Pero siempre hay que buscar el lado bueno de las cosas. Como la familia tiene más rollos de papel que un supermercado y, además, son de la marca más famosa en Australia, han decidido comenzar a recaudar fondos para aliviar un poco los gastos que ha producido el percance y, además, ayudar así a sus hijos, que quieren irse de viaje de fin de curso a Canberra.

Han decidido recaudar fondos con los rollos de papel y poder así pagar el viaje de fin de curso de los niños a Canberra

Según cuentan, sabían que tarde o temprano la noticia acabaría apareciendo en medios nacionales. "Nos han preguntado si tenemos alguna clase de poder profético", contó Chris Janetzki, el marido, "porque ahora, con el Coronavirus, ha comenzado a haber escasez de productos, entre ellos de papel higiénico. Los fabricantes han aumentado la producción para satisfacer la demanda. Nos vamos a reír durante un tiempo con esta anécdota".

Mientras esperan a que se agoten las existencias, la familia ha decidido construir castillos con los rollos de papel higiénico en el garaje y en el salón. Según una portavoz de la marca, la compañía no puede verificar los pedidos manualmente. "Cuando éramos una empresa mucho más pequeña realizábamos controles manuales dos veces al día en todos los pedidos que recibíamos, y un error como este nos habría llamado la atención y lo podríamos haber subsanado", explica, "pero a medida que el negocio ha crecido hemos tenido que automatizar los pedidos". No obstante, quizá debido a la histeria popular por la epidemia o, simplemente, a que no se repitan situaciones como las de los Janetzki, algunas marcas han comenzado a limitar las ventas a cuatro paquetes por cliente en todo el país.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios