Ten cuidado

El árbol tan tóxico que ni siquiera puedes pararte debajo de él cuando llueve

Su nombre es manchineel ('Hippomane mancinella') y es el más peligroso del mundo, según el 'Libro Guinness de los récords'

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

La manzanilla de la muerte o árbol de la muerte es un vegetal de la familia de las euforbiáceas, nativo de Mesoamérica y las islas del Mar Caribe. El nombre con el que se le conoce popularmente da una idea de la peligrosidad de esta especie. Su nombre científico es manchineel ('Hippomane mancinella') y es, de hecho, el árbol más peligroso del mundo, según el Guinness World Records.

En 1999 la radióloga Nicola Strickland se fue de vacaciones a la isla caribeña de Tobago, un paraíso tropical con playas idílicas y desiertas. En su primera mañana allí, fue a buscar conchas y corales en la arena blanca, pero las vacaciones rápidamente empeoraron. Esparcidos entre los cocos y los mangos en la playa, Strickland y la amiga con la que viajaba encontraron una fruta verde de olor dulce que se parecía mucho a una pequeña manzana. Ambas decidieron morderla. En unos minutos el sabor dulce cambió a una sensación de ardor y de ahogo que gradualmente empeoró tanto que las mujeres apenas podían tragar. En efecto, como estabas pensando, se trata del fruto del árbol de la muerte.

Foto: iStock
Foto: iStock

Según explica el Instituto de Ciencias de la Alimentación y la Agricultura de Florida, todas las partes del manchineel son extremadamente venenosas y "la interacción y la ingestión de cualquier parte de este árbol pueden ser letales".

La savia es la culpable

El árbol pertenece al gran y diverso género de Euphorbia, donde también se encuentra la flor de pascua. Este produce una savia espesa y lechosa, que rezuma de todo: la corteza, las hojas e incluso la fruta, y puede causar ampollas severas y quemaduras si entra en contacto con la piel. Esto sucede porque la savia contiene una amplia variedad de toxinas, recoge 'Science Alert'.

Se cree que las reacciones más graves provienen del forbol, un compuesto orgánico que pertenece a la familia de los ésteres de diterpeno. Debido a que este es soluble en agua, ni siquiera deberías estar debajo de un manchineel cuando llueve: las gotas de lluvia que llevan la savia diluida pueden quemar seriamente tu piel.

Ingerir esta fruta puede producir vómitos y diarrea hasta el punto de que la deshidratación que causa podría llegar a ser mortal

Teniendo en cuenta el daño que puede hacer el árbol, en algunas partes del mundo están pintados con una cruz roja, un anillo rojo de pintura o, incluso, combinados con señales de advertencia explícitas.

Foto: Istock
Foto: Istock

Seguro que más de uno ha pensado que lo más sabio sería talar todos los árboles, pero en realidad juegan un papel muy importante en los ecosistemas locales. El manchineel acaba produciendo a su alrededor densos matorrales que proporcionan una excelente protección contra la erosión costera en las playas centroamericanas.

Madera para muebles

Aunque se han documentado casos graves de inflamación de ojos e, incluso, ceguera temporal, los carpinteros caribeños han utilizado madera de este árbol para muebles durante siglos. Eso sí, después de cortarla, la secan al sol cuidadosamente para neutralizar la savia venenosa.

La verdadera amenaza de muerte proviene de comer su pequeña fruta redonda, según recoge la 'BBC'. Ingerirla puede resultar fatal cuando los vómitos y la diarrea deshidratan el cuerpo.

Afortunadamente Strickland y su amiga vivieron para contarlo, porque solo comieron una pequeña cantidad de 'la manzana de la muerte'. En el año 2000, Strickland publicó un texto en 'The British Medical Journal' describiendo sus síntomas en detalle.

El culpable de las reacciones más graves es el forbol, un compuesto orgánico que tiene el árbol y que puede quemar la piel

El dolor tardó más de ocho horas en remitirse mientras tomaban piñas coladas y leche. El gran problema es que la toxina pasó a drenarse a los ganglios linfáticos del cuello, provocando una gran angustia. "El hecho de contar nuestra experiencia a los locales provocó horror e incredulidad, por la reputación tan venenosa de la fruta", escribió Strickland.

Bayas de saúco

Si paseas por nuestro país va a ser imposible que tengas el riesgo de consumir una de estas frutas infernales, pero lo que si se puede encontrar en la geografía española y podría causar una indigestión son las bayas de saúco.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Probablemente conozcas los famosos beneficios para la salud del saúco, entre los que se encuentran sus propiedades antoxidantes, antiinflamatorias, depurativas y como refuerzo del sistema inmunológico. Menos célebre es lo fatal que puede resultar el consumo de sus hojas, semillas o frutos crudos o no maduros, puesto que contienen un componente químico conocido como glucósido cianogenético, que puede producir cianuro o ácido cianhídrico, como explicábamos en otro artículo de El Confidencial. Su consumo puede ocasionar náuseas e incluso ataques al corazón.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios