ESTUVO TRES MESES SANGRANDO POR LA NARIZ

Un padre regala a su hija una piedra de la suerte que era radiactiva

Emitía 112,4 microsieverts de radiación por hora, el equivalente a hacerse 11 radiografías dentales al mismo tiempo

Foto: La policía de aeropuerto detuvo al hombre que viajaba con la piedra radiactiva (EFE/EPA/How Hwee Young)
La policía de aeropuerto detuvo al hombre que viajaba con la piedra radiactiva (EFE/EPA/How Hwee Young)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Los padres están dispuestos a todo con tal de ver felices a sus hijos, sobre todo cuando se aproxima la Navidad. Por eso, siempre hay que pensar en conseguir los regalos que ilusionan a los pequeños, aunque en muchas veces estén agotados y sean casi imposibles de conseguir. Aunque también hay otras posibilidades, como hacer un regalo que no se lo esperen y lograr sorprenderlos.

Eso es lo que hizo un pasajero que el pasado miércoles 11 volaba hacia la ciudad de Dalian, en el este de China. El hombre iba a cruzar el puesto policial cuando fue interceptado por un agente del aeropuerto para que abriera sus maletas. En el interior había una ‘piedra de poder’, un colgante dorado que activó las alarmas por su radiactividad.

Tal y como recoge Unilad, ese colgante que denominaron "resonador de energía cuántica de protones de cinco elementos", emitía 112,4 microsieverts de radiación por hora. Eso es el equivalente a hacerse 11 radiografías dentales al mismo tiempo. Los humanos se exponen cada año a entre 2.000 y 3.000 microsieverts de forma natural, aunque ese colgante desprendía esa cantidad en un solo día.

Tres meses sangrando

El hombre explicó que se lo había regalado a su hija para que le diera buena suerte, pero había tenido el efecto contrario: la menor se había pasado tres meses sangrando por la nariz, presumiblemente por culpa de la radiactividad que salía de ese objeto.

La piedra emitía 112,4 microsieverts de radiación por hora, el equivalente a hacerse 11 radiografías dentales al mismo tiempo

Los expertos cifran en 100.000 microsieverts al año el umbral de riesgo de cáncer más bajo, mientras señalan que estar expuesto a un millón de microsieverts provoca un cáncer mortal en una de cada 100 personas expuestas. Si la niña estuvo tres meses junto a esa piedra, a una media de 2.500 microsieverts diarios, significa que recibió más de 200.000 en ese periodo de tiempo.

Según las autoridades del aeropuerto, el hombre había regalado esa ‘piedra de poder’ a su hija para que "la mantuviera a salvo", toda una ironía ya que desprendía torio y uranio radiactivo. Además, han asegurado que no es la primera vez que se encuentran con este tipo de piedras o brazaletes pseudocientíficos, que prometen arreglar multitud de enfermedades, pero no tienen ningún tipo de respaldo médico.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios