Disparar al aire con cañones o cómo evitar accidentes de avión en los aeropuertos
  1. Tecnología
Despegue y aterrizaje son momentos críticos

Disparar al aire con cañones o cómo evitar accidentes de avión en los aeropuertos

Las instalaciones aeroportuarias de todo el mundo emplean diferentes técnicas para evitar que las aves puedan suponer un riesgo para los aviones y, con ello, reducir la siniestralidad

placeholder Foto: Cañón instalado en un aeródromo para ahuyentar a las aves y prevenir accidentes aéreos.
Cañón instalado en un aeródromo para ahuyentar a las aves y prevenir accidentes aéreos.

Mantener a los animales lo más lejos posible de las aeronaves es vital para prevenir accidentes aéreos, sobre todo en las fases más complejas del trayecto, como son el despegue y el aterrizaje. En este sentido, en el pasado año 2018 se registraron 2.214 incidentes de este tipo, según los cálculos de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) que recoge la Agencia Efe.

La complejidad de las maniobras que se llevan a cabo durante el despegue y el aterrizaje compromete la integridad de las aeronaves en caso de que estas sufran un siniestro con aves, dado que tienen menos posibilidades de variar su trayectoria. Tal es la problemática, que AESA ha creado un Mapa de Fauna de Interés para la Aviación en el que se recogen las especies más relevantes presentes en las inmediaciones e instalaciones de los aeropuertos españoles, así como los focos y las medidas mitigadoras que se implantan para evitar que estas generen problemas.

La importancia que tiene evitar que los pájaros se interpongan en el camino de las aeronaves quedó patente hace diez años, cuando ocurrió uno de los casos más mediáticos y que tuvo al río Hudson como protagonista. Sobre sus aguas, al paso por Nueva York, tuvo que amerizar un avión de US Airways al detectar el fallo de dos motores, cuyos errores habían sido provocados por colisionar contra una bandada de gansos.

placeholder Amerizaje en el río Hudson del vuelo 1549 de US Airways en enero de 2009.
Amerizaje en el río Hudson del vuelo 1549 de US Airways en enero de 2009.

Entre las actuaciones que se llevan a cabo en las diferentes instalaciones del planeta para prevenir este tipo de accidentes aéreos, destaca la cetrería, dado que es una de las fórmulas más efectivas para ahuyentar a las aves. En este sentido, en el caso concreto del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, fue Félix Rodríguez de la Fuente quien creó, hace más de 40 años, el servicio de control que emplea aves de presa adiestradas para evitar siniestros.

Disparos al aire como medida de dispersión

Entre las medidas de dispersión que utilizan los aeropuertos, la cetrería tan solo es una más de las múltiples acciones que llevan a cabo, puesto que, entre otros, también usan sonidos de alarma, pirotecnia, dispositivos espantapájaros, láseres, ultrasonidos, perros y hurones o disparos al aire con cañones.

Foto: Imagen de la terminal del aeropuerto Scandinavian Mountains de Suecia sin la torre de control. (Scandinavian Mountains Airport)

Pero el uso de petardos, aunque efectivo, cuenta con diferentes problemas que pasan por no tener una respuesta rápida ante la aparición de una nueva bandada de animales en el caso de que estos aparezcan en un punto distante al del agente de seguridad, quien se encarga de lanzar la pirotecnia de forma manual.

Por este motivo, los cañones son una de las soluciones más efectivas para minimizar el problema de la distancia, así como también cuentan con un funcionamiento realmente sencillo. En concreto, estos dispositivos se pueden accionar de forma manual o automática y emiten disparos al aire, cuya finalidad es causar un estruendo que ahuyente a las aves. Estos funcionan, de forma común, con aire comprimido o propano, siendo, este último, el que emite un sonido notablemente mayor, dado que puede llegar a alcanzar los 125 dB, lo que se asemeja a la sirena de una ambulancia, al de un taladro hidráulico o al del despegue de un avión a menos de 25 metros.

placeholder Bandada de pájaros volando alrededor de un avión durante el despegue.
Bandada de pájaros volando alrededor de un avión durante el despegue.

La tecnología de estos cañones permite que estén conectados a un sistema informático y, con un solo clic de ratón, puedan dispararse sin retardo de forma remota. Además, los pilotos de las aeronaves pueden alertar de la presencia de aves a los controladores aéreos presentes en la torre de control y que estos las ahuyenten de forma instantánea a través de uno de los cañones más cercanos.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Aeropuertos Accidentes Aves
El redactor recomienda