Nueva investigación

El estudio que podría cambiarlo todo sobre los tumores cerebrales

En España representan un 2% del total de los cánceres diagnosticados en la población adulta y casi un 15% en los niños menores de 15 años

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

En general, denominamos tumor cerebral a la presencia de una "masa" que crece dentro del cerebro y puede ser primario o secundario, aunque generalmente hay más prevalencia de los primeros, lo que significa que son metastásicos (es decir, provienen de tumores de otro origen). En España, según datos de los registros poblacionales de cáncer que abarcan aproximadamente a un 25% de los habitantes, los tumores primarios representan un 2% del total del cáncer en el adulto y hasta casi un 15% en los niños menores de 15 años; lo que nos indica que se trata, al menos en los adultos, de un tumor poco frecuente siendo su incidencia mayor en los hombres.

El informe ha vinculado por primera vez las nanopartículas en el aire producidas por el tráfico con el cáncer de cerebro

La información al respecto no es muy clara y, como suele suceder con muchos tipos de cáncer, es difícil establecer las causas principales. Al final se atacan muchos frentes con la intención de, por lo menos, tratar de prevenirlo: los aerosoles, el tabaco, el alcohol... y la contaminación, que es la que en esta ocasión nos atañe. Si eres de los que baja las calles a bordo de tu bicicleta, entre los coches, hace yoga en las terrazas o tiene un huerto ecológico, es probable que tengas que replantearte tu vida.

La contaminación aumenta un 10% el riesgo

Un nuevo estudio de la Universidad McGill en Canadá ha vinculado por primera vez las nanopartículas en el aire producidas por el tráfico con el cáncer de cerebro. La investigación ha sido publicada en la revista 'Epidemiology', según informa 'New York Post', los resultados muestran que un aumento de un año en la exposición a la contaminación aumentó el riesgo de cáncer cerebral en más del 10%. "Deben evitarse las calles muy contaminados cuando se hace ejercicio al aire libre" explicó Scott Weichenthal, investigador y director del informe.

"A nivel individual, siempre es buena idea reducir la exposición a los contaminantes, pero las acciones más importantes son, lógicamente, de regulación. Así se pueden tomar medidas que reducen la exposición de todo el mundo, no de manera particular, y es ahí donde entran los beneficios reales", añadió.

Los investigadores observaron los niveles de exposición a la contaminación así como los registros médicos de 1,9 millones de adultos canadienses entre 1991 y 2016 y encontraron una relación consistente entre el cáncer cerebral y las nanopartículas contaminantes emitidas por los coches. También tuvieron en cuenta otros factores que causan cáncer, como los niveles de obesidad o si las personas eran o no fumadoras.

Los investigadores observaron los niveles de exposición a la contaminación, así como los registros médicos de 1,9 millones de adultos

Aun así y pese a lo alarmante de la conclusión, Weichenthal asegura que se necesitan más estudios para refutar los hallazgos. Otra revisión global de los efectos de la contaminación del aire en el cuerpo humano, publicada en febrero en la revista 'Chest', descubrió que la contaminación del aire puede afectar negativamente a prácticamente "todos los órganos del cuerpo".

Pero tampoco hace falta llevarse las manos a la cabeza y cargar por la calle con purificadores de aire, por lo menos todavía. La clave está, por ahora, en que si quieres salir a hacer ejercicio, lo mejor es que elijas los parques en lugar de las aceras, por lo menos hasta que comience a llover.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios