Un hombre gana 10 millones a la lotería y solo piensa en que es hora de cenar
  1. Alma, Corazón, Vida
LLEVABA MESES SIN PARTICIPAR EN NINGÚN JUEGO

Un hombre gana 10 millones a la lotería y solo piensa en que es hora de cenar

Asegura que no es “de grandes lujos materiales”, por lo que solo se gastará el dinero en viajes y alguna ONG… y en invitar a sus amigos

Foto: James Russell ha ganado 10 millones de dólares, pero no piensa cambiar su tranquilo estilo de vida (Foto: BC Lottery)
James Russell ha ganado 10 millones de dólares, pero no piensa cambiar su tranquilo estilo de vida (Foto: BC Lottery)

Cada persona es un mundo y tiene sus propias prioridades, da igual que sea un amante de la lotería o una persona que pasea por la calle con su perro. Para unos lo más importante del mundo es disfrutar de la vida y aprovechar los momentos según vienen, mientras otros no quieren saltarse sus rutinas y siguen su día a día pase lo que pase.

Es algo curioso, sobre todo para quienes participan en los juegos de azar y siempre están esperando ese momento en el que, por fin, puedan gritar a los cuatro vientos que son millonarios y que la suerte les ha acompañado. Pero también, entre este grupo de personas, hay quienes quieres seguir su camino sin salirse y sin sorpresas que les distraigan.

Foto: El Pick 4 es un juego muy popular en Carolina del Sur, aunque no hace millonarios (Foto: SCLottery)

El mejor ejemplo lo tenemos en un ciudadano canadiense que acaba de ganar un premio de 10 millones de dólares a la lotería Lotto Max, un sorteo similar a la Primitiva española pero en el que hay que acertar siete números. El hombre, que se llama James Russell, clavó la combinación ganadora, pero eso no significa que se fuera a volver loco de contento.

No suele participar en la lotería

James vive en Vancouver, capital de la Columbia Británica, la región más occidental de Canadá. Un día cualquiera de la última semana de octubre salió como cada día a dar un paseo con sus perros. Pasó cerca de una tienda donde venden lotería y vio que había un sorteo de Lotto Max que tendría lugar el 1 de noviembre, así que decidió comprar un boleto.

Tenía invitados de visita, así que solo pensaba en que lo primero que haría con su dinero sería llevarlos a cenar a un restaurante

No era una cosa habitual, pero aquel día se animó. Asegura que llevaba meses sin participar en ningún juego de lotería, pero decidió participar. Al día siguiente del sorteo echó un vistazo a su boleto y buscó los números ganadores en el periódico: lo siguiente que vio es que los 7 números de su ticket coincidían con los que publicaba la sección de loterías del diario.

James pensó que había un error, que no podía ser cierto y ser uno de los dos ganadores del premio máximo. Se iba a repartir 20 millones de dólares con un desconocido, así de repente, pero no podía ser tan fácil. Por eso, “miré, comprobé los números una, dos y tres veces, pero siempre ponía lo mismo… Había ganado la lotería”.

La Lotto Max es una lotería muy popular en Canadá (Foto: Lotto Max)
La Lotto Max es una lotería muy popular en Canadá (Foto: Lotto Max)

El afortunado jugador, que llevaba meses sin participar en un solo sorteo, era una de las dos personas que habían logrado el primer premio de la Lotto Max. Cada uno de ellos iba a cobrar 10 millones de dólares canadienses, casi siete millones de euros al cambio, una cantidad que le cambia la vida a cualquiera… excepto a James Russell.

Su vida "no va a cambiar"

Después de esperar durante el fin de semana con los nervios en el cuerpo, James llamó a las oficinas centrales de la lotería de Columbia Británica para cobrar su premio. Le citaron en su despacho y este martes recibía el cheque gigante que le acredita como ganador. Pero no, su vida no va a cambiar un ápice, al menos según él mismo ha explicado.

Foto: El ganador no tiene grandes planes: solo pagar la hipoteca y no volver a trabajar (Foto: TheLott)

En palabras que recoge CTV News, James explicó que no tiene ningún plan para comprar objetos de lujo, sino que prefiere invertir su dinero en algo mucho más serio, como una ONG: "Estoy seguro de que regalaré algo de dinero, pero no comprándome cosas como un Ferrari. Prefiero dárselo a alguna ONG antes que a una corporación multinacional que, de todos modos, no necesita mi dinero".

Y es que James Russell es una persona normal. Tanto, que cuando los periodistas le preguntaron qué iba a ser lo primero que se comprar con sus diez millones de dólares, lo tuvo claro: “La cena, sin duda. Han venido unos amigos de fuera de la ciudad e iremos a un restaurante a cenar. Y creo que tendré que pagar yo”.

Al menos, el ganador aseguró que sí tiene un hobby en el que piensa gastarse una buena parte del dinero que ha ganado: "No soy un hombre de grandes lujos materiales, así que estaría más interesado en gastar el dinero en viajes que en cosas". Sus primeros objetivos serán visitar el jardín de Monet, en las afueras de París, y un viaje por el oeste de Irlanda… pero sin prisas.

Lotería Sorteo Juegos de azar Primitiva Suerte
El redactor recomienda