un problema de muchas

Por qué algunas mujeres solo llegan al orgasmo con la estimulación manual u oral

Incluso en el siglo XXI algunas prefieren callar a contarle a sus parejas la incapacidad que tienen de llegar al clímax mediante la penetración. ¿Qué deben hacer al respecto?

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Es un problema muy común que, sin embargo, causa vergüenza y preocupación en muchas mujeres y que, a día de hoy, sigue considerándose un tabú. Como explica una mujer anónima en 'The Guardian': "Soy una mujer de 35 años y nunca he podido llegar al orgasmo mediante la penetración. Disfruto del sexo y he tenido algunas parejas, pero solo puedo alcanzar el clímax mediante la estimulación manual u oral. ¿Es normal? No quiero verme obligada a fingir".

El clítoris tiene nada más y nada menos que 8.000 terminaciones nerviosas y no te descubrimos nada nuevo si decimos que su única función es el placer, dado que no tiene ninguna otra utilidad reproductiva. Desgraciadamente, su historia no ha sido muy halagüeña: durante siglos fue condenado al ostracismo y ninguneado justamente porque no forma parte del sistema reproductor. Freud llegó a decir que aquellas que solo conseguían llegar al clímax gracias a la estimulación del clítoris eran inmaduras y tenían problemas procedentes de traumas infantiles.

Sigue siendo un tabú

Por suerte, los tiempos han cambiado, ¿o no tanto? La carta de la mujer anónima nos hace pensar que quizá, a pesar de todo, aún queda mucho por aprender en cuanto a comunicación entre parejas. No llegar al orgasmo de manera vaginal puede causar problemas de autoestima e incluso que las afectadas acaben fingiendo justamente por ese tabú que parece el no conseguir "culminar".

Solo puedo alcanzar el clímax mediante la estimulación manual u oral. ¿Es normal? No quiero verme obligada a fingir

Según el libro 'Camino al orgasmo', de la sexóloga argentina Sonia Blanco, el 60% de las mujeres no llegan al éxtasis mediante la penetración, y en muchas ocasiones esto tiene que ver menos con traumas infantiles y más con una cuestión de educación. La explicación principal es que algunas féminas han tenido una educación muy estricta y creen, inconscientemente, que no deben desinhibirse y solo responder a unos estereotipos. Por supuesto, en otras ocasiones puede suceder que la mujer tenga algún problema real y no meramente psicológico, como la dispareunia (un trastorno que provoca dolor durante el coito), endometriosis, alguna infección o anorgasmia secundaria.

Pero la psicoteapeuta estadounidense Pamela Stephenson Connolly asegura que no hay por qué preocuparse tanto por no llegar al orgasmo mediante la penetración, si lo consigues mediante la estimulación oral o manual. Como ella misma indica: "Para la mayoría de las mujeres las sensaciones más intensas de placer emanan de la estimulación del clítoris. La penetración vaginal solo lleva al orgasmo si las terminaciones nerviosas del clítoris están lo suficientemente "comprometidas", por decirlo de alguna manera. El problema es que muchas personas no lo saben, y el sexo se concibe como, exclusivamente, de penetración, lo que produce en muchas ocasiones sentimientos de frustración e inferioridad que siguen siendo generalizados".

No tienes ningún problema. Hazte cargo de tu placer y habla con tu pareja para llegar al orgasmo de la forma que prefieras

"No hay nada malo contigo si te sucede así", insiste. "Se trata de una respuesta sexual completamente normativa. Mi consejo es que si te sucede, de ahora en adelante te hagas cargo de tu placer. Intenta encontrar formas de recibir estimulación del clítoris de forma directa durante el coito, tal vez manualmente o experimentando con diferentes posiciones, estilos o juguetes. O, si lo prefieres, simplemente relájate y déjate llevar al orgasmo por separado de la forma que prefieras. La comunicación es fundamental, simplemente cuéntale a tu compañero lo que te sucede y muéstrale exactamente lo que necesita. En la mayoría e los casos estarán agradecidos y eso forjará un vínculo íntimo".

Por tanto, el mejor consejo es que a la hora de meteros entre las sábanas no os lo toméis como si se tratase de un examen donde hay que conseguir una nota. No te preocupes tanto por llegar al orgasmo como por disfrutar de cada caricia, y, paradójicamente, es probable que así llegues sin problemas, de la misma manera que cuando no pensamos constantemente en que tenemos que dormir cogemos el sueño más rápido. Y, sobre todo, recuerda que la comunicación en pareja es muy importante en todos los ámbitos de la vida, también en el sexo.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios