be water my friend

Las mejores formas de conseguir que el sexo en la ducha sea inolvidable

Parece incómodo, pero si le pilláis el tranquillo y seguís estos trucos podréis disfrutar de una experiencia muy excitante pasada por agua

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Lo has visto en muchas películas pero luego, a la hora de la verdad, no parece tan cómodo como en ellas. El sexo en la ducha puede ser algo que se te haya pasado alguna vez por la cabeza pero que quizá has descartado por la complejidad del mismo. A tu cabeza quizá vienen las palabras "resbaladizo", "incómodo" o simplemente "peligroso". No te falta razón, claro, pero también hay una manera correcta de lograrlo porque no todo está perdido.

Estamos aquí para ayudarte, así que te vamos a dar los mejores consejos sexuales para hacerlo en la ducha y que el próximo intento sea muy caliente (y no nos referimos al agua que salga). Realmente se puede, así que lee con atención y apunta algunas de estas ideas.

Lubricante

¿No concibes el sexo sin lubricante pero no sabes muy bien si puedes usarlo en la ducha? No temas. Como quizá no lo sabías te explicamos: existen dos tipos de lubricantes, con silicona o con agua. Los primeros son termoconductores, lo que significa que se activan por medio de la frotación, y son ideales de usar durante el sexo acuático porque no desaparece la lubricación con el agua, por lo que puede ayudar a penetrar sin problemas, así que si te cortas por eso no sufras más. Comprad uno y corred hacia el baño.

Las posturas

Vale, ya estáis debajo del agua, ahora bien, ¿cómo debéis colocaros para no romperos la crisma? Un consejo: no intentéis posiciones muy avanzadas, al estilo Circo del sol, porque no es seguro. Si quizá tenéis una pequeña banqueta dentro de la ducha lo mejor es que la uséis: el equilibrio es fundamental en esta clase de situaciones. Además, podrás probar más movimientos con seguridad, desde el perrito a la vaquera inversa.

Los juegos previos pueden comenzar bajo el agua, y luego secaros rápidamente y dirigiros a la habitación donde empezarán los fuegos artificiales

Y te preguntarás, ¿qué hacer con el cabezal de la ducha mientras tanto? Porque puede llegar a ser molesto: la solución es que uno de los dos se coloque de manera que el agua caiga sobre su espalda, lo que ayudará a que no se derrame por vuestra cara lo que puede ser bastante molesto y cortaros un poco el rollo.

Los juguetes

Igual que de niño jugabas con el patito en la bañera, la ducha es un lugar perfecto para llevar todos vuestros juguetes sexuales. Vibradores, anillos... Cualquier cosa (incluso usar con ella el cabezal de la ducha) puede hacer la cosa más picante. Pero aseguraos antes de que son impermeables (o acuáticos), luego no nos eches la culpa si se estropean.

Si ella se encuentra en esos días, hacerlo en la ducha también puede ser muy excitante. No dejará sangre en ningún lado, lo cual puede ser un pelín desagradable. Otra opción bastante plausible es que acabéis en el dormitorio: piénsalo así, solo porque empiece en la ducha no significa que tenga que terminar obligatoriamente ahí: los juegos previos pueden comenzar bajo el agua, los besos y la masturbación, y luego secaros rápidamente y dirigiros a la habitación donde empezarán los verdaderos fuegos artificiales.

¿Te ha convencido o eres más tradicional y piensas que como en la cama en ningún sitio? Sea cual sea tu opinión quizá puedas poner en práctica estos trucos la próxima vez que os apetezca limpiaros mutuamente (guiño, guiño).

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios