UNA CIRUGÍA PIONERA

Reconstruyen la lengua de una chica con cáncer empleando músculos del brazo

A Rebecca Patterson, una británica de 38 años, le realizaron una operación totalmente innovadora para reconstruirle la lengua después de padecer cáncer

Foto: McmillanEMids/Notttinghampost
McmillanEMids/Notttinghampost
Autor
Tiempo de lectura2 min

"Es cáncer. Nunca estás preparada para escuchar esas palabras". Rebecca Patterson, una chica de Rushcliffe (Nottinghamshire, Reino Unido) con cáncer de lengua, ha relatado al 'Nottinghampost' cómo ha sido la pionera cirugía con la que le han reconstruido el órgano muscular con tejidos del brazo.

[Por qué la gente tiene cáncer: todo lo que debes saber sobre él]

A esta británica le diagnosticaron en un principio candidiasis oral cuando tenía 38 años: una afección temporal que provoca la aparición de lesiones blanquecinas en la boca y la lengua. Sin embargo, el diagnóstico no encajaba con los dolores que Patterson sufría a raíz de una llaga que tenía desde hace ocho años y que le ocasionaba que casi no pudiese hablar ni comer. Cuando le realizaron una biopsia, analizando una muestra del tejido de la lengua, descubrieron que lo que padecía Rebecca Patterson era mucho más grave.

En ese momento, Patterson temió perder la lengua a causa del cáncer, sin pensar en que una cirugía por completo innovadora podría preservarle el órgano muscular: una intervención de once horas y media de duración realizada en el Hospital Queens Medical de Nottingham, Reino Unido, donde los especialistas eliminaron la parte derecha de la lengua afectada y emplearon piel y una arteria del brazo izquierdo para reconstruir la lengua de Rebecca Patterson.


Para tal minuciosa operación, el equipo médico también tuvo que mover parte de los ganglios linfáticos y dos dientes traseros, de manera que la lengua pudiese encajar bien en la cavidad bucal. "Cuando desperté, me encontré con mi brazo vendado, dos drenajes saliendo de mi cuello, una traqueotomía y una sonda para alimentarme. No pude hablar durante una semana y sólo podía comunicarme escribiéndolo todo", comenta Patterson en declaraciones recogidas por Nottinghampost.

"Me sentía atrapada en mi propio cuerpo", relata también esta británica con respecto a su operación. "Mi tráquea goteaba, tenía secrecciones alrededor de la nuca, mi brazo era como un peso muerto y no tenía permitido mover la nuca".

La vuelta a la vida 'normal' tras un cáncer

Patterson ha decidido dar a conocer su historia públicamente para reivindicar lo duro que es recuperar el ritmo de vida habitual después de tener cáncer y las consecuencias psicológicas que conlleva haber sufrido la enfermedad, además del miedo a recaer. Según su testimonio, la ayuda psicológica fue de gran importancia en su recuperación, ayudándola a identificar aquello que alimentaba sus miedos.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios