ELLOS TAMBIÉN PUEDEN SUFRIR CÁNCER

Proteger a tu mascota, la mejor excusa para dejar de fumar

Reciben el humo de nuestros cigarrillos y sus probabilidades de sufrir un cáncer u otro tipo de enfermedad aumentan. Son nuestras mascotas

Foto: Deja de fumar. Hazlo por el bien de tu mascota
Deja de fumar. Hazlo por el bien de tu mascota

Hay muchas razones para dejar de fumar. La principal, evidentemente, es tu propia salud, pero no debes olvidar que si dejas este vicio también estas reduciendo las posibilidades de que los que te rodean sufran cáncer… y entre los que te rodean, no lo olvides, está tu mascota.

En esto han querido centrarse los responsables de una campaña anti tabaco en Nueva Zelanda. Con el nombre de “Déjalo por tus mascotas”, hace hincapié en algunos datos que promueven abandonar el hábito de encender un cigarrillo.

Según esta campaña, de la que se hace eco la revista Stuff, fumar en un sitio cerrado al lado de tu perro o tu gato duplica las posibilidades de que sufran un cáncer.

Efectos diferentes

En el caso de los perros, dependiendo de la raza, la (mala) influencia del tabaco varía. Los perros de hocico largo, como los collies, tienen muchas más posibilidades de contraer cáncer nasal, pues son sus conductos nasales los que actúan como filtro, quedándose en esa zona las partículas que habrían de llegar a los pulmones.

El resto de perros, al no tener tanto filtro en sus hocicos, reciben más partículas tóxicas en sus pulmones, por lo que aumenta el riesgo de cáncer de este tipo.

Olvida el tabaco de una vez. (iStock)
Olvida el tabaco de una vez. (iStock)

Los gatos pueden ingerir partículas de humo que han caído sobre su pelaje, aumentando su riesgo de cáncer de boca y, según ciertos estudios, aquellos expuestos al humo del cigarrillo, tienen muchas más probabilidades de desarrollar linfoma maligno.

También son peligrosas las sustancias químicas y la nicotina que se adhieren a la ropa, los muebles, las paredes, etc. Ya que, al mismo tiempo, se 'pegan' a la piel y a las plumas de los animales, siendo su efecto nocivo menor, aunque más duradero.

Pero otro tipo de mascotas tampoco se libra, ya que el humo que se “tragan” pájaros, conejos, conejillos de indias o ranas pueden provocarles enfermedades oculares, cutáneas y respiratorias.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios