antes de nada, compra el boleto

Cuánto dinero te tiene que tocar en la lotería para ser feliz de verdad

Quieres ser millonario, como todos, pero ¿implica eso algún cambio en tu estado de ánimo? Hay varios trucos que puedes seguir para convertirte en el millonario perfecto

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ganar la lotería es uno de los sueños clásicos de todo ciudadano humano y se encuentra en el top tres de la lista de deseos que pediríamos a una lámpara mágica. Es normal, tendemos a creer que con dinero se resuelven todos los problemas, y quizá no sea así pero preferimos llorar en un Ferrari. Ahora bien, escuchamos continuamente noticias sobre personas que fueron tocadas por la gracia y consiguieron el premio gordo, pero ¿qué pasa después del 'comieron perdices'? ¿Fueron felices de verdad?

Lo cierto es que hay algunos casos en los que las personas aseguran haber sido más felices antes de ganar el premio, así fue, por ejemplo, un afortunado que se hizo millonario con la lotería Powerball en 2002: "Desde que gané la lotería no puedo controlar mi codicia. Es una experiencia abrumadora, llegué a un punto en que no podía tolerar lo que estaba pasando". Aun así, leemos esas noticias y pensamos que a nosotros no nos pasaría.

La lotería no puede hacerte feliz

Es un estudio que se cita frecuentemente para demostrar que el dinero no da la felicidad. Se realizó en 1978 con 22 ganadores de lotería y, aparentemente, no encontró diferencias en los niveles de felicidad entre los ganadores y los que no habían recibido jamás un premio. Lo cierto es que es un poco tendencioso, pues los millonarios tuvieron que compararse con un grupo de personas que habían quedado paralíticas en accidentes para hacer la muestra. A todos ellos se les hicieron preguntas para determinar esos niveles de felicidad, pero no abordaron ningún tema relacionado con la lotería o los accidentes como para determinar si realmente sus niveles de felicidad habían variado.

Según los estudios, el primer año tras ganar la lotería es estresante por la multitud de impuestos o papeleo, pero después todo mejora

"Me niego a creer que el dinero no hace feliz a la gente", explica la periodista Lisa Rowan en 'Life Hacker'. "Se deben establecer unos parámetros concretos para saber si realmente se consigue. Creo que deben tenerse en cuenta dos cosas: la cantidad correcta de dinero que te hará feliz, por un lado, y el tiempo que tardarás en abrazar ese estado de ánimo".

La cantidad correcta

Se realizó una encuesta en 2010 a todos los ganadores de un premio de la Lotería Holandesa, donde recibieron aproximadamente 12.000 euros. Los investigadores llegaron a la conclusión, tras preguntar a seis familias, que el dinero no habia traido la felicidad a sus hogares, aunque también indicaron que podía ser demasiado pronto para sacar unos resultados satisfactorios (fue tan solo seis meses después). El estudio también señaló que es posible que la felicidad esté "simplemente más vinculada al ingreso personal a largo plazo que a las fluctuaciones a corto plazo".

Robert Pagliarini, planificador financiero, asegura que la lotería ideal que puedes llevarte a casa son unos 30 millones de dólares (26 millones de euros aproximados). "Si se invierten con cabeza podrás vivir con un millón al año y tendrás poco riesgo de quedarte sin dinero", escribió en una columna para 'Forbes'.

El tiempo

La felicidad es un concepto ambiguo que ha dado para muchos estudios y disertaciones. Quizá, en este caso, lo más cómodo sería hablar de terminar con la incertidumbre. Al fin y al cabo, los estudios sobre ganadores de lotería son difíciles de evaluar porque un grupo de afortunados rara vez ganará la misma cantidad y en las mismas circunstancias. Sin embargo, un estudio realizado en Gran Bretaña en 2006 comparó el impacto de las victorias de lotería de tamaño mediano con las pequeñas. Después de dos años, los ganadores de los premios medianos mostraron un bienestar mental notablemente más alto que el resto. Se concluyó que los ganadores tienen más estrés en el primer año (impuestos, papeleo, gente que de repente te quiere mucho), Pero menos estrés en los años siguientes. "Lleva algunos años aprender a ser una persona que tiene dinero", indica Rowan.

Además, el camino a la felicidad también está influido por otras dos variables:

Permanece anónimo. Los medios de comunicación tienen demasiado interés por los premios grandes, es por eso que, según Pagliarini, es mejor apostar a los pequeños. Si ganas, los medios no harán eco.

Resiste la tentación de derrochar. Requiere mucha fuerza de voluntad, pero merece la pena. Si resistes la tentación de gastarla tendrás más oportunidades de alcanzar la felicidad, pues si no, el dinero se agotará antes de que hayas tenido la oportunidad de disfrutar de tu riquza. Planificar cómo invertirás el dinero es importante, y siempre puedes echar mano de asesores financieros o abogados para aprender a navegar por este nuevo territorio. Aunque, claro, antes de planificar todo esto quizá sea buena idea que comiences a comprar boletos, ¿no? Soñar, al menos, es gratis.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios