ALZA EL VUELO HACIA EL PLACER

'El águila': la posición sexual que ha hecho famosa la tele británica

Hace unos días una de las participantes del programa británico 'Love Island' confesaba que esta postura era su preferida. ¿Sabes cómo se hace?

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Sabemos que la monotonía y tú no os lleváis bien. ¿Quién quiere que sus relaciones sexuales siempre sean las mismas? Si cada día haces lo mismo y quieres cambiar estás leyendo el artículo correcto.

¿Eres más de perrito o de la amazona? Si estás posturas sexuales también te suenan y quieres olvidarte del sota, caballo y rey que envuelve el sexo con tu pareja (suponemos que si estás soltero quizá estés probando más cosas diferentes), pon atención a la nueva posición que ha vuelto loco a todo el Reino Unido.

Hace unos días, una concursante del programa 'Love Island' confesaba ante miles de espectadores que la posición con la que tenía multiorgasmos y que era su favorita porque a la vez es romántica era la del águila. ¿Cómo se hace? ¿Tiene mucho misterio? Aquí un pequeño manual de instrucciones.

Seguro que te suena

En el reality show, los isleños tuvieron que contar sus fantasías y revelar unos a otros qué era lo que más les excitaba en una prueba por parejas, donde uno de los miembros debía adivinar cuál era la postura sexual favorita del otro. Rápidamente los fans acudieron a internet para ver cómo se hacía y no encontraron nada. Tras cientos de tuits intentando averiguar cómo era la técnica solo un usuario de Twitter logró encontrar la aclamada postura.

Esta postura permite una gran profundidad y además la estimulación total del clítoris, por lo que es una victoria absoluta para ambas partes

Te explicamos cómo se hace. Lo primero de todo es escoger un sitio cómodo, preferiblemente la cama, porque básicamente ella tiene que estar tumbada para no dañar su espalda ni él sus rodillas y piernas.

Lo cierto es que no tiene misterio. Esta posición es similar al misionero, pero ella en vez de tener las piernas apoyadas en la cama, las levanta como si de dos alas grandes (de águila imperial) se tratasen. Así la mujer puede moverlas como si aleteara y hacer fuerza como si se impulsara para alzar el vuelo. El hombre la penetra hasta el fondo mientras esta apoyado en la cama mirándola fijamente a los ojos sin perder el contacto visual.

Esta postura permite una gran profundidad y además la estimulación total del clítoris, por lo que es una victoria absoluta para ambas partes. No lo pienses más y añádela a tu católogo confidencial para tu próximo encuentro. Si además las acompañas de lubricantes, las medidas de precaución adecuadas y un juguete sexual que merezca la pena, conseguirás la noche perfecta.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios