"EL SHOCK INICIAL ES TREMENDO"

Qué debe ocurrir en caso de cáncer entre el médico y su paciente

Nuestro país es uno de los más adelantados en cuanto a detección, tratamiento y coordinación por parte de la comunidad médica, asociaciones e instituciones

Foto: Foto: YouTube.
Foto: YouTube.

"A mí la enfermedad también me ha dado cosas buenas, aunque pueda sonar extraño. Me ha ayudado a replantearme muchas cosas, sobre todo la importancia de las más pequeñas, y aprender a disfrutar". Son las palabras emocionadas que Olga Cantera Ruiz, paciente y vicepresidenta de la Asociación Rosae, integrada en la Federación Española de Cáncer de Mama (Fecma) dedica a Álvaro Rodríguez-Lescure, oncólogo médico y vicepresidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Se trata de una escena que se repite día a día en muchos centros hospitalarios de nuestro país: médico y paciente frente a frente, un diálogo íntimo y serio, imprescindible en cada caso, que tiene el objetivo de afrontar juntos un drama que afecta a miles de personas en España.

Estos son los asuntos centrales de una iniciativa presentada desde la Fundación Farmaindustria y la plataforma Somos Pacientes que pretende destacar, realzar y valorar las relaciones entre médico y paciente, así como trasladar a la sociedad en primera persona el enorme desafío que supone el abordaje de la enfermedad. "Mi mayor deseo es que el cáncer pueda cronificarse, es decir, que las mujeres y hombres no mueran, sino que puedan convivir con él mucho tiempo, erradicarlo, y que afecte lo menos posible a la vida que tenían antes de su diagnóstico", expresa Cantera.

"Yo tengo ese deseo también", reconoce Rodríguez-Lescure. A través de un emotivo vídeo, ambos conversan sobre cómo han avanzado las relaciones entre médico y paciente a lo largo del tiempo, todo lo que se ha hecho bien y, sobre todo, cómo les gustaría que fueran de cara al futuro. "Está claro que, aunque no nos guste, va a seguir habiendo cáncer de mama. A mí me gustaría dejar de ejercer como oncólogo que lo investiga y llegar a ese punto de cronificación en el que con una pastillita o dos al día consigan que el paciente pudiera convivir con la enfermedad. A fin de cuentas, que no hiciera falta un oncólogo, porque el tratamiento ya no sería tóxico ni nada... y poder pasar a otro nivel de atención. La pena es que no lo veo muy inmediato, pero tampoco creo que no podamos conseguirlo en unos años. Y poder dedicarme a otra cosa".

A pesar de que es muy difícil curar la metástasis, se puede tratar y ganar años y calidad de vida

Según los últimos datos aportados por la Asociación Española contra el Cáncer, en 2018 hubo cerca de 270.000 casos nuevos en nuestro país, un 8% más respecto a los más de 250.000 contabilizados en 2012. El más común para las mujeres sigue siendo el de mama. Las cifras son preocupantes, y es que cada vez aparecen más: el año pasado se registraron casi 33.000 nuevos casos, un 6% más que hace seis años. Pero no por ello es una mala noticia, ya que también este aumento puede significar una notable mejora en las campañas de prevención y detección de la enfermedad, una tarea que es la suma de diversas instituciones y agentes sociales: instituciones, asociaciones de pacientes y órganos sanitarios.

"El shock inicial es tremendo", reconoce Cantera, recordando el momento en el que recibió la noticia por parte de su médico. "Por mucha información que nos deis los oncólogos, es imposible de asimilar. Te quedas bloqueado. Y sí que es cierto que luego, en el transcuro del diagnóstico y en función del tumor que tengas, empiezas a saber un poco más, quieres preguntar... La relación entre médico y paciente en esos momentos es esencial. En mi caso, tengo que decir que fue muy buena y que me ayudó un poco a afrontarla".

La enfermedad no deja de ser algo normal de nuestra condición de seres humanos. Hay que normalizar lo que parece anormal

Por su parte, Rodríguez-Lasure admite que ha "cambiado mucho" y que ahora existe una relación más de igual a igual. "Disponemos de mucha más información que nos ayuda a saber cómo interactuar con el paciente", explica. "Debemos intentar que tome mejor su decisión, esta es nuestra verdadera misión, y solo la va a tomar si tiene la mejor información del mundo". Cantera añade que al principio "son todo dudas", y que los afectados se aferran a la palabra de los sanitarios "como una tabla de salvación para soportar las marejadas que vayan viniendo".

"Hemos pasado de pesimismos tremendos a triunfalismos horripilantes". Esta fue una de las frases más destacadas del oncólogo, quien aprovechó para poner énfasis que a pesar de que los casos siguen aumentando, las tasas de mortalidad relacionadas con la enfermedad han descendido. "La esperanza de vida se ha doblado, triplicado o cuadruplicado en algunos casos. En muchos surge la metástasis, que es muy difícil de curar, pero a pesar de que no se cure, se puede tratar y ganar años y calidad de vida".

Hoy disponemos de muchas más herramientas que hace unas pocas décadas, mejores métodos y terapias más eficaces

"Es muy complicado sobrellevar estas situaciones y decir: 'Quiero seguir siendo yo y haciendo lo mismo que hacía antes'. Creo que la sociedad debe ser más generosa con este tipo de situaciones", puntualiza Cantera. "Desde la asociación trabajamos para lograr normalizar la enfermedad y hacer ver a los pacientes que a pesar de que hemos tenido muy mala suerte de padecerla, queremos llevar nuestra vida como era antes o lo más parecido posible".

Una de las reflexiones más interesantes es la que arroja el oncólogo a continuación: "Se habla mucho de la vida después de la enfermedad en relación a la normalidad. Personalmente creo que la enfermedad no deja de ser algo normal en nuestras vidas, en nuestra condición de seres humanos. Enfermar antes o después, de todas formas, a todos nos pasa. Hay que normalizar lo que parece anormal, y eso pasa por un proceso personal e individual que debe hacer cada uno".

En este sentido, los avances en investigación de posibles tratamientos más efectivos y menos agresivos para los pacientes han resultado determinantes a lo largo de los años. "Nos hemos convertido en referencia internacional en investigación clínica, y en concreto en cáncer, ya que casi la mitad de los ensayos promovidos por la industria farmacéutica en España corresponden a este área", afirmó Martín Sellés, presidente y director general de Farmaindustria, durante la presentación pública del vídeo a los medios.

"Hoy disponemos de muchas más herramientas para ayudar a nuestros pacientes que hace unas pocas décadas, mejores métodos diagnósticos y terapias más eficaces; solo así estamos consiguiendo verdaderos avances que se traducen en más curaciones, más supervivencia y mejor calidad de vida", destacó Ruth Vera, presidenta de SEOM. "Desde nuestra organización, vamos a continuar trabajando con rigor científico, excelencia profesional, integridad, compromiso, independencia, colaboración y transparencia para impulsar la investigación como mejor garantía de futuro para los pacientes con cáncer".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios