vigila a quién llamas

Parece un chiste: los ladrones a los que pillaron de la manera más estúpida

Es una historia real y ha sucedido en Texas. Tres hombres robaron en una tienda de electrónica y probablemente no imaginaban cómo acabaría el hurto

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Cuál es el colmo de un ladrón? Que sea él mismo el que llame a la policía, probablemente. Sin embargo, como la realidad siempre supera la ficción (y también los chistes malos), así ha sucedido en Houston (Texas). Un par de ladrones algo torpes fueron arrestados tras llamar ellos mismos al 911 (el equivalente al 091 en nuestro país) después de perpetrar un robo.

Sucedió a las 3 de la mañana del pasado domingo 28 de abril. Los dos ladrones se encontraban en Best Buy, una tienda especializada en la venta de productos electrónicos muy típica en Estados Unidos, Canadá, México y China. Acababan de robar y la alarma característica de la tienda sonó, pero la policía de Houston recibió, además, una llamada que no esperaba. Cuando descolgaron solo escucharon ruido de fondo.

Lo curioso fue que cuando pincharon el teléfono para comprobar de dónde venía la llamada observaron que el teléfono lo portaba alguien que viajaba en un coche hacia Houston desde una Best Buy. La casualidad era tal, que no pudieron creerlo, por lo que decidieron seguir al automóvil. La persecución fue de película, y ambos vehículos llegaron a los 120 kilómetros por hora.

La brutal persecución (con perros policía e incluso un helicóptero) acabó con la detención de dos de los ladrones. Un tercero sigue en libertad

Los sospechosos fueron perseguidos por perros policía e incluso por un helicóptero. Dos de ellos fueron detenidos pero el tercero sigue en libertad. La policía encontró en su coche varios ordenadores robados y otros aparatos electrónicos. No es la primera vez que esa tienda concreta de Best Buy es asaltada por ladrones. En 2015 también fue escenario de un robo, aunque en esa ocasión todo salió bien.

Bloquea el móvil

El vídeo de vigilancia en esa ocasión mostraba a un hombre con chaqueta gris, capucha y un pañuelo que le cubría la cara que forzaba las puertas y entraba dentro de la tienda. Aproximadamente se llevó unos 140 productos (portátiles, tablets, cámaras digitales e iPhones) que ascendían a un total de 200.000 dólares. Aparentemente, según la policía, el ladrón salió por la puerta trasera. "La gente me desconcierta", decía un vecino a 'ABC News' tras el atraco. "Si algo no es tuyo simplemente no lo cojas. Con suerte se hará justicia". Más tarde se pensó que había sido un trabajador el culpable.

Lo curioso es que no es la primera vez que unos ladrones llaman al 911 accidentalmente. Ya en 2015 dos hombres fueron detenidos porque se encontraban en Kentucky, cenando en un restaurante y, ya se sabe, hablando de algo tan típico como el lugar en el que iban a cometer el crimen, cuando uno de ellos llamó por error a la policía debido a que se "disparó" el teléfono móvil que llevaba en el bolsillo del pantalón e hizo una llamada involuntaria. ¿Cuántas oportunidades hay de que suceda algo así? Parece que más de las que, a primera vista, podíamos creer. A partir de ahora comprueba dos veces si has bloqueado el móvil.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios