Los 10 lugares de la casa que los ladrones nunca miran cuando entran a robar
  1. Alma, Corazón, Vida
QUE NO TE PASE

Los 10 lugares de la casa que los ladrones nunca miran cuando entran a robar

Si no quieres que las vacaciones te salgan más caras de lo previsto y tener un disgusto nada más volver, será mejor que leas con atención estos consejos para guardar tus posesiones

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Te vas de vacaciones y los ladrones, como todos los años, pretenden hacer su agosto. Es hora de ponérselo difícil. Hace unos días escuchamos el testimonio y los consejos de Michael Fraser, un ladrón de casas arrepentido y retirado, el cual colabora con los propietarios para advertirles de los posibles peligros a los que se enfrentan una vez echan la llave y se van de vacaciones. En época estival, irte a la playa con los tuyos puede salirte más caro de lo que piensas.

La página de chapuzas 'Family Handyman' ha propuesto diez tácticas y estrategias para ocultar los artículos más valiosos de tu casa en sitios que los cacos nunca podrían imaginar. ¡Shhh! Silencio, apúntatelos bien y cierra la página rápido, no sea que uno de estos ladrones te esté espiando a través de la ventana con prismáticos y se entere.

Foto: ¡Ups! Te hemos pillado. (iStock)

Un cajón falso interior

Elige un cajón profundo para que el cambio de profundidad no se note. Corta un cuarto de madera contrachapada de menores dimensiones que la abertura del cajón y ponlas en un par de tiras de madera recién pegadas a los lados del cajón. Luego, pega con celo cualquier artículo que esperarías encontrar en dicho cajón para que haga de asa. En este tutorial se explica mucho mejor cómo hacerlo.

Cañerías falsas

Coloca una tubería falsa de PVC con un tapón de limpieza en algún lugar del sótano. Guarda todo lo que quieras y luego enrosca el tapón para que no se vea y no permanezca a la vista.

Foto: Family Handyman.
Foto: Family Handyman.

Una pelota de tenis

¿Posees algo con un valor personal incalculable bastante pequeño? ¿Un fajo de billetes tal vez? Este es el escondite perfecto. Abre una pelota de tenis clásica por la mitad. El interior hueco será el perfecto escondite de todo aquello que quieras guardar y que no sea muy grande de tamaño. Eso sí, no la pongas con el resto de pelotas, no sea que o bien no recuerdes cuál era la que estás buscando o se la tiren al perro para que juegue con ella.

Foto: Family Handyman.
Foto: Family Handyman.

Los artículos de cocina

Generalmente, un ladrón no se plantea abrir la despensa porque le ha entrado hambre. Busca realizar el robo lo más rápido posible. Por ello, hay muchísimas formas de esconder objetos de gran valor o dinero en los sitios más insospechados. Por ejemplo, una caja de cereales integrales con aspecto de poco apetitosos. Una lata de salsa de tomate del fondo de la despensa o incluso, una de sardinas vacía por dentro.

Foto: Family Handyman.
Foto: Family Handyman.

Detrás del cajón

Si deseas guardar unos cuantos billetes, el truco es este: en la parte de atrás de un cajón nadie suele mirar. Por ello, mete en un sobre todo aquello que quieras guardar y pegalo con celo en la pared de detrás del cajón. Para descubrirlo, habría que sacar el cajón y mirar por cada uno de sus lados. Y no, seguramente al ladrón no le dé por esos derroteros.

Foto: Family Handyman.
Foto: Family Handyman.

En la bolsa del aspirador

Este es un escondite fantástico. Seguro que a ningún caco se le ocurriría mirar aquí dentro. Cualquier elemento, ya sea grande o pequeño, cabe en su interior. De igual forma, también puedes guardar cosas en impresoras obsoletas, torres de ordenadores o juguetes para niños.

Foto: Family Handyman.
Foto: Family Handyman.

Los enchufes

A ningún ladrón se le ocurre cuando está en la casa que va a robar coger un destornillador para sacar un enchufe. Ahí puedes guardar desde joyas a dinero en efectivo. Además, es muy fácil de instalar y no te llevará casi nada de tiempo. Un arma infalible contra los cacos.

Foto: Family Handyman.
Foto: Family Handyman.

Los conductos de ventilación

Aunque sean uno de los espacios más filmados en los 'thrillers' de Hollywood, los conductos de ventilación son un perfecto escondite para guardar objetos de mayor volumen. Piensa por ejemplo en el lugar en el que empezó a aglutinar toda su fortuna Walter White, personaje central de 'Breaking Bad'. Y lo mucho que tardaron en encontrarlo.

Foto: Family Handyman.
Foto: Family Handyman.

Detrás de un reloj

Tic-tac. El reloj hace apenas ruido. Es uno de los objetos más discretos de la casa, y a ningún ladrón se le ocurrirá mirar por detrás para ver si hay algo escondido. Puedes guardar desde discos duros hasta sobres con dinero. Ninguna persona sabrá que se encuentra ahí, excepto tú.

Foto: Family Handyman.
Foto: Family Handyman.

El macetero

Sin duda, este es uno de los mejores. A nadie se le ocurrirá meter la mano ni indagar dentro de la tierra de las macetas con plantas. Tu dinero quedará perfectamente a salvo de las manos intrusas ahí dentro. Ningún caco se 'pispará' de que existe un tesoro enterrado debajo de las plantas de la entrada.

Foto: 'Family Handyman'.
Foto: 'Family Handyman'.
Ladrón Limpieza Cocina Breaking Bad
El redactor recomienda