MÁS QUE QUÍMICA

La razón por la que algunas mujeres los prefieren jovencitos

Aunque lo más habitual es que sea a la inversa, muchas encuentran su media naranja en hombres que nacieron cuando ellas ya eran mayores de edad

Foto: Jennifer Lopez y Casper Smart. (Reuters)
Jennifer Lopez y Casper Smart. (Reuters)

Normalmente estamos acostumbrados a ver relaciones en las que casi siempre ella es la menor. En el mundo del espectáculo es muy frecuente. Como por ejemplo la del actor George Clooney (57 años) con Amal Alamuddin (40), o la de Antonio Banderas (56) con Nicole Kimpel (37), o quizás, los que ostentan la mayor diferencia de edad: Alec Baldwin, con 60 primaveras a sus espaldas, mientras que su pareja, la mallorquina Hilaria Thomas, es un cuarto de siglo menor (35 años).

Está claro que a los hombres maduros les encantan las jovencitas. Sin embargo, estamos muy poco acostumbrados al caso inverso: hombres mucho menores que mantienen una relación con mujeres mayores. Quizás haya que recurrir a las fantasías sexuales masculinas para explicar esta tendencia. Según el informe de audiencias de Pornhub, el género MILF es la tercera categoría más buscada en todo el mundo.

Con un hombre de mi misma edad me divierto la primera semana, pero no te puedo asegurar si seguiré haciéndolo a la segunda

No en vano estar en una relación en la que ella te saca muchos más años es la completa realización de uno de los fetiches más compartidos entre el género masculino, con claras connotaciones edípicas. Hay que señalar que en muchas ocasiones esta fascinación por las mujeres adultas ha podido ser producto de un deseo más que influido por la industria del entretenimiento (¿quién no recuerda el papel que tiene la madre de Stiffler de 'American Pie'?).

¿Qué dice la ciencia al respecto? Una nueva investigación publicada en el 'Journal of Sex Research' se ha adentrado en los pormenores de las relaciones entre mujeres maduras y hombres jóvenes. ¿El resultado? Que tanto ellas como ellos experimentan mucho más placer en los idilios románticos de este tipo. Milaine Alarie, doctora del Instituto Nacional de Investigación Científica de Canadá, entrevistó a 55 mujeres de 30 a 60 años de edad que reportaron haber tenido relaciones con hombres mucho menores (denominadas, según ella, "relaciones íntimas con una edad hipogámica").

Muchas mujeres defienden que estar con un hombre menor les permite salir de restricciones sexuales impuestas por los roles de género

Para poder participar en el estudio, las mujeres debían mantener un noviazgo con otro chico de al menos cinco años menos que ella, sin importar la duración, de tal forma que todas aportaron sus impresiones y opiones sobre este tipo de amoríos.

Las mujeres razonaron que salen con hombres jóvenes porque creen que tienen mucho más que ofrecer sexualmente, resume Alarie. En concreto, manifestaron que tendían a poseer más impulsos sexuales, una mayor duración en el coito y erecciones mucho más "fiables". Dado que muchas de las participantes reconocieron tener un fuerte apetito sexual, ellas vieron este como uno de los factores más determinantes a la hora de decantarse por jovencitos.

"Tengo muchas ganas de hacerlo, a todas horas, como ocho veces al día", aseguró una mujer, en unas declaraciones recogidas por 'Psychology Today'. "Con un hombre de mi misma edad me divertiría durante la primera semana, pero no te puedo asegurar si seguiré haciéndolo a la segunda". Por otro lado, aseguraron que salir con personas mucho más jóvenes les permitía salir de dejar atrás restricciones que planean sobre los roles de género. Es decir, en las parejas heterosexuales tradicionales se espera que él tenga mucha más experiencia e iniciativa sexual que ella. Sin embargo, sintieron que ser mucho más longevas que sus parejas les concedió la facultad de alcanzar una cierta "asertividad sexual".

Están más cómodas al afirmar y exteriorizar sus necesidades y preferencias sexuales, por poder experimentar mayores niveles de placer

También confesaron que les quitaba mucha más presión en cuanto a los estándares de belleza. Muchas de ellas confirmaron sentirse más cómodas con sus cuerpos que cuando eran más jóvenes, lo que derivó en una mayor confianza sexual. "Tenemos mucha más seguridad en nosotras mismas", alegaron algunas de ellas para el estudio. "Si se nos ve la celutitis, ¡no importa! Pero si fuéramos más jóvenes seguro que habría un problema".

De igual forma, alertaron sobre la importancia de priorizar su propio placer durante el sexo. Según su experiencia saliendo con jóvenes, estaban mucho más predispuestos a darles más placer que los novios con los que estuvieron cuando ellas tenían menos años, los cuales solo estaban preocupados por su propia satisfacción. En definitiva, y tal y como reconoce Alarie, "las relaciones de mujeres más maduras con hombres de menor edad van en contra de los guiones sexuales tradicionales". Se sienten más "cómodas al afirmar y exteriorizar sus necesidades sexuales y pueden experimentar mayores niveles de placer".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios