¡pillados!

Sexo en el supermercado: querían que no les pillasen, pero olvidaron un detalle

El hombre y la mujer parecían estar alerta de todo por si alguien les pillaba, pero no contaron con las cámaras de seguridad del local

Foto: Cuando te da el calentón... (iStock)
Cuando te da el calentón... (iStock)

El deseo sexual y la pasión son a veces incontrolables. No sabes cuándo puede aparecer ni dónde te pueden entrar ganas de tener sexo con tu pareja (rollo, marido, lo que sea), pero a veces puede convertirse en un problema. Las relaciones sexuales en público son una fantasía recurrente. El riesgo de ser descubierto puede ser una chispa que encienda el fuego y te haga sentir más placer.

Imagina que vas al supermercado y la llama del amor te obliga a coger a tu pareja y comenzar a mantener relaciones en uno de los pasillos. Estáis pendientes de que nadie os pille, pero ¿te has fijado bien si hay o no algún tipo de vigilancia? Es lo que les sucedió a un hombre y una mujer italianos (a juzgar por el audio) en mayo de 2016.

En el pasillo de mascotas

A pesar del tiempo que ha transcurrido no sido hasta ahora que las imágenes han visto la luz. Durante los últimos días el vídeo se ha hecho viral en las redes sociales por donde tuvo lugar: el pasillo de alimentos y accesorios para animales domésticos. El contenido es una pareja que, sin ningún tipo de pudor, se pone a tener sexo entre góndolas (estanterías) sin percatarse de que hay una cámara de seguridad que les está grabando.

Las relaciones sexuales en público son una fantasía recurrente. El riesgo de ser descubierto puede que te haga sentir más placer

Pillados in fraganti puede verse cómo ella se echa hacia delante y se baja la ropa interior mientras él saca sus genitales y los introduce. Estan muy pendientes de no ser descubiertos, se asustan y paran durante unos segundos. Ella disimula mirando un artículo para gatos, pero poco después vuelven a la faena. Además, se taparon con un carrito de la compra para ser más discretos. Todo un detalle.

Parece que todo salió como planeaban porque el varón terminó la faena. Puede verse cómo se abrocha la cremallera. No sabemos si la pareja disfrutó o no, lo que sí es que la cara de ella es todo un poema, podría estar perfectamente haciendo la lista de la compra mientras él está concentrado en continuar con el coito.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios