¿tú qué harías?

Aparece un perro callejero en su casa... lo que hizo restaurará tu fe en la humanidad

Un estudiante de Alabama se encontró una mascota perdida. Mientras buscaba a sus dueños decidió proporcionarle un día que recordaría siempre

Foto: Lola, la perra que encontró Brooks.
Lola, la perra que encontró Brooks.

Es muy difícil no encariñarse con los perros, al fin y al cabo son los mejores amigos del hombre. Sin embargo, ¿qué harías si despiertas una mañana y hay un perro callejero (un chuchus comunus, por decirlo de manera literal) enfrente de tu casa? Podrías intentar echarle y seguir con tu vida, claro, o, como el protagonista de esta historia... proporcionarle el mejor día de su vida. Como en los libros de 'Elige tu propia aventura' es tu decisión.

Fue un martes cualquiera, cuando Brooks Rabren, de un condado de Alabama, salió a la calle y se encontró a su nuevo amigo y huésped. Y así fue como decidió darle un día que su cerebro perruno pudiera recordar siempre. Era un cachorro (hembra) que probablemente se había perdido, aunque eso no significase que nadie le amara: se notaba que se encontraba bien cuidado.

El perro apareció de repente, podía dejarlo pasar o proporcionarle el mejor día de su vida

¿El primer paso? Una abundante comida. ¿Qué es lo que más puede querer un perro tras eso? Efectivamente. Un baño. Y en lugar de rociarle con una manguera, Brooks se tomó el trabajo de llevarla hasta un lago cerca de su casa para que nadara a sus anchas. Tras ello, esta perra anónima decidió que echaría una siesta, lo cual fue bastante conveniente para Brooks, que necesitaba terminar algunas tareas.

Todo esto, por supuesto, decidió contarlo en redes sociales, donde también señaló que la llevó en su bote a dar un paseo. O, más bien, él se subió y la perrita decidió seguirle y así hombre y mascota observaron el atardecer. Lo más curioso es que gracias a los mensajes que él compartía en Twitter para que todo el mundo pudiera ver cómo transcurría el mejor día del animal, los verdaderos dueños pudieron ponerse en contacto con él: así se enteró de que su nueva amiga se llamaba Lola.

Un final sorprendente

"Espero que vuelva a verme", le dijo amistosamente Brooks a los dueños, cuando volvieron a recogerla. No pensaba que lo que decía fuera a cumplirse. Volvió a escribir un mensaje en Twitter al poco tiempo."Atención, mirad quién ha vuelto a visitarme", señaló. "Tiene una cara muy feliz, y es muy fan de 'The Kinks' porque tienen una canción que se llama Lola".

"Le mostré a la dueña cuánto amor estaba recibiendo Lola en Twitter y no se lo podía creer, casi se echó a llorar y me dio las gracias por cuidarla tan bien", explicó. Brooks ahora podrá mirar atrás y pensar que le dio a un perro el mejor momento de su vida.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios