puede perder los pies por congelación

Un hombre arriesga su vida por salvar a su perro: “Es lo único que me queda en la vida”

Mitchell perdió a su mujer, su casa y su dinero, pero al menos conserva a su perro Hero, por quien ha estado a punto de morir congelado

Foto: Mitchell y la página que en apenas 4 días ha conseguido su objetivo de recaudar fondos (Foto: GoFundMe)
Mitchell y la página que en apenas 4 días ha conseguido su objetivo de recaudar fondos (Foto: GoFundMe)

El pasado mes de diciembre Mitchell perdía a su mujer víctima de un cáncer después de 27 años de matrimonio. Su enfermedad se llevó todo su dinero y Mitchell se gastó sus últimos ahorros en el entierro. Pocos días después, el 2 de enero, tenía que abandonar su casa ante la imposibilidad de hacer frente al alquiler: con 57 años de edad se quedaba en la calle.

Con Mitchell se iba su perro, Hero, un mestizo de labrador y golden retriever de diez años de edad que vivía con la pareja desde que apenas tenía ocho semanas de vida. El destino de ambos era más que incierto: se trasladaban a vivir al camión de Mitchell sin más calefacción que la que podía generar al encender el motor y en pleno invierno de Minnesota, uno de los estados más fríos de Estados Unidos.

Así pasaron muchos días, abrazados bajo una montaña de mantas y encendiendo el motor cada hora para conseguir algo de calor. Mitchell llegó a pensar en llevar a su perro a un refugio para que al menos su mascota estuviera a salvo. Pero no quería renunciar a lo único que le quedaba en la vida, su única familia.

Su única familia

Así que decidió pedir ayuda a una iglesia cercana, que le consiguió una habitación de hotel para que ambos pasaran una semana. Mitchell y Hero consiguieron entrar en calor, pero el hombre se dio cuenta de que algo no iba bien. En declaraciones a Kare11 que recoge el Western Journal, el hombre sin hogar reconoce que “no había estado caliente durante días. Mis pies estaban fríos, pero no sentía un dolor agonizante. Simplemente, estaban adormecidos".

Llevaron a Mitchell a un hospital y desde ahí lo trasladaron rápidamente a una unidad de quemados de otro hospital por síntomas de congelación en los pies. Sin embargo, el sólo podía pensar en su perro y se marchó del hospital con un alta voluntaria para poder cuidarlo: “Hice un juramento con mi mujer hace más de 20 años: nadie se queda en el camino. Y eso incluye a Hero”.

Afortunadamente, Mitchell recibió una llamada de teléfono que le salvó la vida: una familia se había comprometido a cuidar de Hero en su granja durante todo el tiempo que Mitchell tuviera que pasar en el hospital. Pero no es lo único que John y Julia Ganfield hicieron por este hombre y su mascota: crearon una página en GoFundMe para conseguir fondos y en apenas 4 días han conseguido el objetivo que se habían marcado: 40.000 dólares (unos 35.000 euros).

Mitchell ha recuperado la esperanza por vivir (Foto: GoFundMe)
Mitchell ha recuperado la esperanza por vivir (Foto: GoFundMe)

Ella trabaja en el hospital en el que atendieron a Mitchell de congelación y al conocer los detalles de su caso supo que tenía que hacer algo por él. Su marido asegura que “han hecho lo que tenían que hacer” y ahora Hero juega con Bailey, el propio perro de la familia Ganfield que es mezcla de dálmata y bulldog.

"Es increíble. Pensé que no había esperanza. Creía que me recuperaría de estas heridas y me quedaría sin hogar otra vez, pero parece que eso no sucederá", explica Mitchell entre lágrimas. Todavía no está fuera de peligro, perderá algunos dedos de sus pies por congelación y puede que incluso ambos pies, pero ha conseguido recuperar la esperanza. Ahora sabe que hay personas que se interesan por él y una familia que cuida de Hero: sus particulares ángeles de la guardia.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios