La enfermedad que puede matar a un perro en menos de quince minutos
  1. Alma, Corazón, Vida
vigila los síntomas

La enfermedad que puede matar a un perro en menos de quince minutos

Es el mejor amigo del hombre pero no está exento de sufrir enfermedades, alguna tan terrible y letal como la dilatación y torsión gástrica

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Son nuestros mejores amigos. Desde Milú a Hachiko, pasando por Lassie o Rin tin tín. Y no hace falta irnos a los amaestrados que salen en las películas, si tienes uno en casa sabrás que es verdad. Se adaptan a nuestros horarios, aguantan que les gastes la clásica broma de hacer como que les tiras un palo (y oh, sorpresa, lo tenías en la mano y no lo habías arrojado) y aun así nos dan cariño incondicional. A veces orinan en el suelo o se comen nuestros calcetines pero se lo aguantamos. Los perros molan y lo sabemos.

Se adaptan a nuestros horarios y se comen nuestros calcetines, y por eso los queremos

Es por ello que debes conocer esta terrible enfermedad que puede afectarlos y que tiene síntomas sutiles que son casi imposibles de detectar. La dilatación y torsión gástrica es una condición estomacal que pone en peligro la vida de nuestras mascotas. La afección, que generalmente ocurre en perros grandes, hace que el estómago se dilate debido a la comida y el gas y presione los órganos y venas alrededor.

Consecuencias mortales

Es verdaderamente peligrosa. Cuando aumenta y presiona los órganos hablamos del primer paso, la dilatación gástrica propiamente dicha. El segundo paso que puede ocurrir es la torsión (Volvulus), es decir, el estómago se retuerce y corta la circulación, por lo que el perro puede entrar en shock y morir.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

No se sabe a ciencia cierta por qué sucede y existen multitud de factores de riesgo. Desde la delgadez a la dieta seca o a base de un único alimento, la edad -aunque también puede suceder en perros jóvenes-, el estrés o el comer muy deprisa pueden ser algunas de las causas.

Tampoco está muy claro aún si primero el estómago se dilata y entonces rota o viceversa, ya que ambos procesos pueden darse por separado. Lo que es cierto es que el mal posicionamiento del estómago puede provocar la oclusión del píloro y el cardias (parte del estómago unido al esófago) lo que da lugar a la distensión gástrica. En los casos de dilatación del estómago sin que exista torsión es el exceso de presión ejercida por el gas acumulado sobre la zona caudal del esófago lo que impide la apertura del cardias y la imposibilidad de realizar el eructo. Esto puede llevar al animal a entrar en shock.

El diagnóstico

Es fundamental. Todos los perros pueden sufrir esta afección pero hay una serie de razas que tienen más posibilidades. Los labradores, los galgos, los pastores alemanes, caniches, grandes daneses y Rottweilers son los que corren más peligro. No hay diferencias de sexo. La enfermedad además es letal y muy rápida, sgún señala el veterinario Dan Pamment en 'Daily Mail': "Pueden morir en menos de quince minutos sin la ayuda adecuada. También puede durar horas, pero normalmente es muy rápido".

El diagnóstico se consigue gracias a la historia clínica, sintomatología y examen físico. Si tu perro ha conseguido llegar a la consulta andando y no postrado tendrá mejor pronóstico.

Ahora bien, ¿cómo conocer los síntomas a tiempo si realmente la prevención es tan importante? Hay una serie de indicios que podrán ayudarte:

  • Posición encorvada
  • Tose mucho y tiene arcadas
  • Falta de energía y encías pálidas
  • Respira con dificultad
  • Vomita un líquido blanco y viscoso y además babea mucho

Algunos de estos signos podrán mostrarte que algo no va bien con tu mascota, mantén entonces la calma y llama a un veterinario. Ya hemos señalado que no hay una única razón por la que puede darse esta enfermedad, sin embargo existen algunos hábitos que pueden ayudar a prevenirla. Intenta no darle una única comida al día copiosa, que su alimentación no sea alta en carbohidratos, porque aumenta el riesgo e ínstale a hacer ejercicio después de una gran comida. Son soluciones sencillas que solo necesitan constancia y pueden salvar la vida de tu mascota. Merecerá la pena.

Mascotas
El redactor recomienda