otro sentido del humor

Este cuadro del siglo XVI esconde algo: ¿puedes verlo?

Las obras de arte ocultan mucho más de lo que parece a simple vista, y, si no, que se lo pregunten a Lorenzo Lotti, que tenía un particular sentido del humor

Foto: Andrea Odoni. (Lorenzo Lotto)
Andrea Odoni. (Lorenzo Lotto)
Autor
Tiempo de lectura4 min

Tendemos a infravalorar el pasado. Pensamos que nuestros predecesores eran más simples que nosotros, más crédulos, y, por supuesto, más aburridos. Si llevamos a un niño a un museo de arte probablemente se divierta más contemplando los colores y las pinceladas sin sentido aparente de Miró, más cercano en el tiempo a nosotros, que a Rembrandt o Caravaggio. "Ya educará el gusto", pensamos.

Tanto si pasas los fines de semana en una pinacoteca como si te dan alergia los museos y crees que tu hijo de cinco años dibuja mejor que Picasso, hay ciertas noticias sobre el mundo del arte que todos conocemos y que nos llaman la atención. Cuadros que a todos nos son familiares. Y si pensabas que Banksy es el único artista que se ha permitido hacer una pequeña "broma" (si es que hace alguna gracia destrozar un cuadro valorado en miles de dólares) con sus obras, lamentamos comunicarte que estabas equivocado.

El humor adolescente de Lorenzo

La National Gallery de Londres y el Museo del Prado de Madrid han iniciado una exposición de retratos de Lorenzo Lotto que durará hasta diciembre. Como somos así, no los que escribimos en esta sección (que también) sino el ser humano en general, no podemos evitar fijarnos en un detalle de uno de sus cuadros. Y cuando tú lo conozcas, tampoco. Fíjate bien en el 'Retrato de Andrea Odoni':

Como cuentan para 'BBC', si te fijas en la estatua de Venus que se encuentra al fondo, observarás que se está lavando las piernas, ajena aparentemente a todo lo que le rodea. A su lado se encuentra otra figura de un Hércules desnudo, que, si la vista no engaña, ha oído la llamada de la naturaleza y... efectivamente, está miccionando en el mismo sitio en el que Venus se lava con despreocupación. ¿Casualidad? No lo creemos.

Esta broma más propia de un adolescente que de un artista consagrado nos hace pensar que en lugar de estudiar si realmente el personaje en 'La última cena' de Leonardo Da Vinci es María Magdalena o San Juan, deberíamos estar más atentos a los 'troleos' épicos que los artistas nos han 'colado' subrepticiamente en sus cuadros a lo largo de los siglos. Quizá 'El Hematocrítico de arte' no anda tan desencaminado cuando vuelve a titular algunos cuadros.

Según 'el Hematocrítico del Arte' este es el verdadero título de esta obra. No le encontramos pegas.
Según 'el Hematocrítico del Arte' este es el verdadero título de esta obra. No le encontramos pegas.

Lotto, que, por otro lado, es un tremendo psicólogo y muestra en cada uno de sus retratos las crisis existenciales de cada uno de sus personajes, no es el único que se ha permitido estas licencias artísticas. El humor no tiene que faltar nunca, aunque estés pintando un cuadro aburridísimo de una naturaleza muerta. Si cuela, cuela.

Los 'troleos épicos' de la historia del arte merecen un estudio propio


Y no nos referimos a la conocida 'Mierda de artista' de Piero Manzoni -que no es ni más ni menos que lo que su nombre indica y que ha llegado a venderse por cifras de cinco dígitos- o a 'L.H.O.O.Q' de Duchamp, que siempre será el mayor trol de la historia del arte, (el arte contemporáneo en muchas ocasiones nos hace pensar que todo lo que estamos observando es una broma sin gracia), sino a cosas un poco más... misteriosas.

Marcel Duchamp retratado como su álter ego 'Rrose Sélavy' (del fráncés 'C'est la vie')
Marcel Duchamp retratado como su álter ego 'Rrose Sélavy' (del fráncés 'C'est la vie')


Lo cuenta, por ejemplo, el 'youtuber' Loulogio en este video, en el que menciona entre otros a Miguel Ángel o Goya. Como ejemplo, la capacidad de este último de mostrar de una manera indirecta la psicología de sus personajes era tal que se atrevía con los mismos reyes, aunque fueran ellos los que le encargaban los cuadros. Observar los detalles de un cuadro del artista zaragozano es como leer una revista del corazón de la época.

En cualquier caso, esto nos demuestra que no debemos juzgar a primera vista un cuadro sin fijarnos en sus detalles. Cuando este fin de semana vayas a la pinacoteca con tus hijos y tiren de ti porque les parece muy aburrido o feo ese cuadro de Modigliani, cuéntales la versión 'light' de su vida de 'rockstar'. Enseña las bromas de Lorenzo Lotto o propón que se inventen los nombres de los cuadros. Con humor se aprenden mejor las cosas.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios