FARAONES Y MITOS

Por fin sabemos cómo se construyó la Gran Pirámide: un descubrimiento

El hallazgo de canteras hace suponer a los arqueólogos que usaron rampas para transportar las grandes piedras que la constituyen

Foto: La Gran Pirámide, vista desde abajo. (EFE)
La Gran Pirámide, vista desde abajo. (EFE)

Uno de los grandes misterios, no solo de la arqueología, sino de la humanidad, ha sido desde siempre la construcción de las pirámides de Egipto. No es para menos: en la gran meseta de Giza se encuentra la Gran Pirámide, la única de las siete maravillas del mundo que todavía sobreviven. Su monumental tamaño sigue sorprendiendo a los expertos y habitantes de todo el mundo en pleno siglo XXI. Hoy en día sabemos que tenía una función funeraria, y que en su interior se albergaron los cuerpos de los faraones Keops, Kefrén y Micerino, pertenecientes a la cuarta dinastía que se desarrolló entre el siglo XXVII y el XXVI antes de Cristo.

Ahora, un nuevo descubrimiento realizado por el instituto Francés de Arqueología Oriental y la Universidad de Liverpool prueba que el sistema utilizado para transportar los grandes bloques de piedra que la constituyen se trata de una rampa de hace unos 4.500 años. En la localidad de Hatnub se han localizado los restos de una antigua cantera ubicada en el desierto oriental egipcio, según informa 'Live Science'.

Esta técnica se remonta al reinado de Khufu, cuando los egipcios comenzaron a mover grandes bloques de piedras por pendientes

"Este sistema está compuesto por una rampa central flanqueada por dos escaleras con numerosos orificios para postes", asegura Yannis Gourdon, codirectora de la misión en Hatnub. "Usando un trineo atado a unas vigas de madera, los antiguos egipcios podían transportar los bloques de alabastro de la cantera en pendientes muy pronunciadas con una inclinación del 20% o más".

Las cuerdas atadas al trineo actuán como "un multiplicador de fuerzas", lo que facilitó el desplazamiento del trineo por la rampa, asegura Roland Enmarch, otro de los directores de la expedición, a 'Live Science'. "Este tipo de sistema nunca se ha descubierto en ningún otro lugar del mundo", reconoce por su parte Gourdon. "El estudio de las marcas de las herramientas y la presencia de dos inscripciones de Khufu nos llevaron a la conclusión de que este sistema procede del reinado de Khufu, constructor de la Gran Pirámide de Giza", agregó.

"Esta técnica se remonta al reinado de Khufu, cuando los egipcios comenzaron a mover grandes bloques de piedras a partir de pendientes muy empinadas", asevera Gourdon. "Por lo tanto, podrían haberlo utilizado para la construcción de su pirámide". La Gran Pirámide es la más grande de las tres que coronan Giza: 146 metros de altura en su época de edificación. Si bien los arqueólogos generalmente están de acuerdo en que los trabajadores utilizaron un sistema de rampa para mover bloques de piedra hacia la pirámide, cómo funcionó real y exactamente este sistema sigue siendo un absoluto misterio al que este hallazgo reciente puede arrojar un poco más de luz.

Especulaciones y teorías

Durante todo este tiempo, sin embargo, las pirámides han sido objeto de una gran especulación, en muchos casos disparatada. Evidentemente, la más común es que es obra de algún tipo de fuerza extraterrestre. Una de las más bonitas es la teoría de la correlación de Orión, formulada por primera vez por Robert Bauval y Adrian Gilbert a principos de los años 90. Esta teoría señala que existe una correlación entre el emplazamiento de las tres pirámides de Giza y las estrellas de la constelación de Orión, lo que les llevaba a argumentar que su construcción tenía la función simbólica de conducir a los faraones a la vida en el firmamento, después de su muerte.

Otro de los grandes misterios de la zona es un edificio calificado por los expertos como "gigantesco" que una vez debió de ser un bloque residencial de enormes dimensiones. Localizado en la ciudad de Mit Rahina, a 19 kilómetros al sur del Cairo, dicha edificación mide 17 metros de alto por 14 de ancho, lo que da lugar a unos 238 metros cuadrados. Mostafa Waziri, secretario general del Consejo Supremio de Antigüedades del país, asegura que probablemente albergaba a gran parte de la población de la antigua capital egipcia de Menfis, según 'The New York Post'.

Una de las últimas noticias es la exhumación de una antigua tumba, que data de más de 4.000 años y que pertenece a un sacerdote llamado Kaires, "el único amigo" de un faraón que todavía permanece en la incógnita. Kaires es descrito en la cultura egipcia como "el administrador del palacio real" y el "guardián del secreto de la Casa de la Mañana". Dicho sarcófago fue descubierto en un lugar dedicado al entierro cerca de una pirámide en la localidad de Abusir.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios