¿PARO? ¿QUÉ PARO?

¿Suecia es un ejemplo? El grave problema nórdico con el trabajo

El país escandinavo ha alentado activamente la inmigración y, sin embargo, no consigue igualar la enorme oferta de empleos disponibles

Foto: Empleado de la construcción en la ciudad de Kalmar. (iStock)
Empleado de la construcción en la ciudad de Kalmar. (iStock)

Suecia se enfrenta a una crisis laboral cuando menos peculiar. Si bien el resto de naciones europeas no son ajenas a la temida falta de empleos disponibles, es decir, al paro, el país escandinavo vive una realidad paralela, justo la situación contraria: le sobran y no encuentra trabajadores cualificados dispuestos a aceptarlos. Lo que a primera vista podría parecer una coyuntura la mar de favorable, es en realidad un problema que podría dar al traste con sus buenas perspectivas económicas.

Como Ícaro, el país nórdico ha volado demasiado alto. De esta forma, vuelve así a tropezar con una piedra conocida. Y no es porque no haya intentado remediarlo. Mientras en el continente las restricciones a la inmigración, la protección del empleo de los nacionales y el control de fronteras se están convirtiendo en las tendencias dominantes de la narrativa política, el gobierno sueco ha adoptado una posición muy diferente. Ha alentado activamente a los recién llegados a trabajar y ha facilitado su acceso al empleo en los sectores en los que Suecia más los necesita, como la construcción, la ingeniería, la restauración o la educación.

El número de vacantes no había sido tan alto desde el año 2000 y 12 de los 15 sectores laborales del país ya sufren la carencia de mano de obra

La medida no es tanto una cruzada moral, ni siquiera un mensaje a sus homólogos europeos, como una circunstancia 'win-win' en la que todos ganan: los inmigrantes reciben un puesto y Suecia consigue los trabajadores que necesita. “Nos enfrentamos al desafío de ayudar a los recién llegados en el mercado de trabajo. Con todo, partimos de una posición afortunada, pues tenemos un crecimiento económico fuerte y la demanda de empleo es muy alta”, explicó Ylva Johansson, del ministerio de Empleo, durante la presentación del programa.

"La escasez es enorme"

No obstante, no ha sido suficiente. Pese a la entrada récord de inmigrantes en los últimos tres años, que elevó la población del país a más de 10 millones, las empresas tienen cada vez más dificultades para encontrar trabajadores. El número de vacantes no había sido tan alto desde el año 2000 y 12 de los 15 sectores laborales del país ya sufren la escasez de mano de obra, según confirma el Servicio Público de Empleo sueco en un artículo de 'Bloomberg'.

Aquí falta gente. (iStock)
Aquí falta gente. (iStock)

El gobierno de los socialdemócratas, encabezado por el primer ministro Stefan Löfven, intenta mantener la buena marcha de la economía para llegar con buenas perspectivas a las elecciones parlamentarias previstas para otoño del año que viene. Ha aumentado el gasto en los presupuestos y ha bajado los impuestos y aun así el problema cada vez es más latente: solo en agosto de 2017 el número de vacantes se elevó a 78.000, un 9% más que el año anterior y un 41% más que hace dos años.

El número de ofertas se ha duplicado

Por su parte, los empresarios presionan porque dicen que la falta de mano de obra pone en peligro su expansión. Según una encuesta de este verano realizada por la Confederación de Empresas Suecas, el 75% de las compañías que buscan trabajadores han tenido dificultades para encontrarlos. “La escasez es muy grande y en muchas áreas se está agudizando”, resume Torbjorn Halldin, economista del grupo.

Solo en agosto el número de vacantes se elevó a 78.000, un 9% más que el año anterior y un 41% más que hace dos años

Como demuestra 'Bloomberg', las empresas tienen que estrujarse la mollera para encontrar nuevos métodos de contratación, tanto dentro del país como fuera de sus fronteras. “Todo el mundo quiere que el gobierno eduque a más personas cualificadas en su sector, pero no creo que sea posible en este momento porque no las hay”, asegura Mattias Johansson, CEO de Bravida AB, una gran empresa constructora.

Hay necesidad de nuevas viviendas, pero no trabajadores suficientes para hacerlas. (iStock)
Hay necesidad de nuevas viviendas, pero no trabajadores suficientes para hacerlas. (iStock)

Si bien la escasez de personal afecta a los proyectos de la industria, la falta de nuevas viviendas también impide que se produzcan nuevas contrataciones, pues hace que sea más difícil trasladarse a donde están los empleos, sobre todo en un país del tamaño y características de Suecia. Es el pez que se muerde la cola. Por su parte, el banco central sueco señala que el problema son las habilidades que requieren los trabajos. Aunque el desempleo está en niveles parecidos a los de antes de la crisis que comenzó en 2008, el número de ofertas se ha duplicado y eso, aunque pareza un milagro caído del cielo, empieza a incomodar en estas latitudes.

Trabajos más demandados

Nivel universitario: profesores de preescolar, enfermeras, maestros de educación especial, ingenieros civiles, trabajadores sociales, médicos, analistas, desarrolladores de software, técnicos de sistemas y psicólogos.

Otros: cocineros, fontaneros, trabajadores de la construcción (metal, madera), asistentes de enfermería, trabajadores en residencias, mecánicos, camioneros, secretarias médicas.

Sectores en los que sobra personal: periodistas, fotógrafos, músicos, cantantes, diseñadores gráficos, analistas financieros, asesores de inversiones, empleados bancarios, dependientes, conserjes, recepcionistas, secretarias y operadores de centralita.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios